Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asensio: «En Noruega la gente se tomó el virus más en serio y nunca nos ha faltado material»

Enfermera alicantina, luchando contra el coronavirus en Noruega

Jessica Asensio, en la residencia de ancianos donde trabaja en Noruega.

Jessica Asensio, en la residencia de ancianos donde trabaja en Noruega. INFORMACIÓN

Por su mente nunca pasó tener que luchar contra el coronavirus en primera línea en Noruega, país al que se trasladó hace un año para trabajar como enfermera en una residencia de ancianos, primer blanco del virus. La alicantina Jessica Asensio, de 29 años, tampoco imaginó que iba tardar tanto tiempo en poder ver a su familia por las restricciones impuestas por ambos gobiernos. En Bergen, donde reside, se han levantado buena parte de las medidas, pero Jessica tiene claro que no va a tener contacto con nadie por responsabilidad: «No puedo arriesgarme a meter el virus en la residencia».

P ¿Cómo está la situación en Noruega?

R Aquí el Gobierno actuó con mucha rapidez y ahora mismo solo hay unos 200 fallecidos. Los contagios son más difíciles porque la gente vive muy separada al tener casas en la montaña y en el campo. Ahora se han levantado muchas de las restricciones pero la gente es muy responsable desde el primer día.

P La diferencia con España parece clara...

R Mucha. Cierto es que aquí la población es mucho menor, pero la gente es más cívica y se ha tomado todo más en serio desde el primer día.

P Trabaja en una residencia de ancianos...

R Tengo que tener máximo cuidado porque si entra el virus en la residencia se produce una matanza. Lo curioso es que normalmente no usamos ni EPIs ni mascarillas, pero sí mantenemos la distancia de seguridad y sobre todo nos lavamos bien las manos en todo momento. Cada paciente que viene nuevo se queda 15 días en cuarentena aislado. Hay momentos en los que sí tenemos que protegernos con material sanitario para tratar a los pacientes y podemos correr riesgo.

P ¿Han tenido problema de abastecimiento de material sanitario?

R Cuando hemos necesitado material nos lo han proporcionado de inmediato, así como los test. Siempre utilizamos mascarillas quirúrgicas de un solo uso, guantes y equipo de protección. Todo se renueva tras usarlo. Lo que ha pasado en España es una vergüenza, he hablado con enfermeras y han tenido que utilizar la misma mascarilla durante un mes, por ejemplo.

P ¿Problemas de camas en los hospitales?

R Ninguno. Aquí abrieron centros para centralizar a todos los pacientes con coronavirus en un único sitio. Se hizo un llamamiento a la gente para que no se fueran a la montaña por si tenían un accidente y se pudiera complicar el escenario. Pero de cualquier forma desde el principio siempre se ha dejado claro que había hueco en los hospitales y que no iba a haber problema.

P ¿Se han relajado ya las medidas para la población?

R Bastante. Aquí siempre se ha permitido hacer deporte de forma individual, pero ahora se puede hacer en grupo de máximo cinco personas. Están abiertos los gimnasios, centros comerciales e incluso las cafeterías. Poco a poco estamos volviendo a la normalidad, aunque la gente sigue trabajando desde casa. Hay muy poca gente por la calle, están muy concienciados y solo sale cuando se necesita.

P ¿Cómo ha vivido la situación en España?

R Con mucha tristeza. Al principio no me lo creía, pero conforme fueron pasando los días la situación se iba poniendo complicada. Estaba muy preocupada por si le pasaba algo a mis padres y no podía hacer nada. No suelo ver las noticias pero en este tiempo veía los periódicos y las cifras eran terribles. Tenía mucho miedo porque si le hubiera pasado algo a mi familia no hubiera podido ni volar a España. La situación es muy dura y más viviéndolo desde lejos.

P ¿Cómo vio lo que se vivió en España con la salida de los niños a la calle?

R Fue una locura. Eso en Noruega es impensable porque la gente es mucho más cívica. Hay personas que no piensan en las consecuencias que pueden tener sus actos. Fue increíble ver las imágenes de las aglomeraciones y de personas sin respetar las medidas de seguridad.

P ¿Cuál ha sido el peor momento que ha pasado?

R Ver las noticias que llegaban de España con las cifras de muertos altísima. Esto era algo inimaginable, parecía una película, ha sido terrible todo. Aquí en Noruega se implantaron las medidas muy rápido cuando las cifras de fallecidos y contagiados eran muy bajas. Eso es lo que tenía que haber hecho España, se perdió mucho tiempo y luego fue más difícil de resolver.

P En Noruega ya se ve la luz...

R Pero todos son muy precavidos y se mantienen muchas medidas. El Gobierno alerta de que el peligro no ha pasado y que el virus sigue existiendo.

P ¿Ha podido retomar la vida social?

R Al ser sanitaria y estar al cuidado de gente de mucho riesgo en la residencia soy responsable y no tengo vida social hasta que pase todo.

P ¿Algún consejo como sanitaria para España?

R Ahora más que nunca es cuando se tienen que hacer las cosas bien. Higiene de manos y distancia de seguridad. Fundamental.

Compartir el artículo

stats