Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Morellá Ortín: «Hemos ofrecido a Sanidad que use a los detectives como 'rastreadores de Covid-19'»

Decano del Colegio Oficial de Detectives de la Comunidad Valenciana

Octavio Morellá, en una imagen de archivo previa al estado de alarma.

Octavio Morellá, en una imagen de archivo previa al estado de alarma. INFORMACIÓN

P ¿Llega tarde la autorización de Interior para que los detectives puedan salir a la calle a trabajar?

R Demasiado tarde, desde el día 13 de marzo nos pusimos en contacto con las autoridades de la Unidad Central de Seguridad Privada de la Policía Nacional solicitándoles que se pronunciaran sobre si los servicios de vigilancia o cualquier gestión que debiéramos hacer en la vía pública estaban autorizados, pero no se recibió contestación. Lo que teníamos claro es que la actividad en el interior de nuestros despachos sí que estaba autorizada, pero la mayor parte de nuestras investigaciones se realizan fuera de las oficinas, con seguimientos y verificaciones de datos «in situ», en viviendas o empresas con la recogida de datos. Algunos detectives, ante esta incertidumbre, decidieron seguir haciendo los trabajos que tenían encargados, con una gran falta de seguridad jurídica y con la dudas de si en un futuro las pruebas obtenidas durante el estado de alarma podrían ser impugnadas en los tribunales. Otros detectives, por el contrario, decidieron no realizar trabajo de calle, cerrando parcialmente los despachos.

P ¿Pueden trabajar ya entonces con normalidad?

R En la actualidad se nos autoriza al mantenimiento de nuestras actividades con total normalidad, pero en la Comunidad Valenciana hemos dado instrucciones a nuestros colegiados para que no realicen entrevistas presenciales con investigados o testigos y que se tomen todas las medidas de protección en la vía publica para evitar ser vector de contagio. La tardanza en contestar ha provocado que muchas investigaciones se aplacen y otras no lleguen nunca a realizarse, impidiendo a los ciudadanos y empresas su legítimo derecho de obtener prueba para valerse en procedimientos judiciales.

P ¿Qué tipo de investigaciones encargan a los detectives en un estado de alarma?

R Hemos detectado que han aumentado las incidencias en las compañías de seguros, pretendiendo obtener indemnizaciones más elevadas de las reales o generando reclamaciones falsas para intentar compensar la falta de ingresos. También han aumentado los partes de accidentes de tráfico y en algunas ocasiones se están declarando daños superiores. Lo mismo ocurre con los robos en viviendas, sobre todo en segundas residencias, donde algunos pueden ser simulados o simplemente aumentan el valor de lo sustraído. En estos casos, los detectives verificarán si es congruente el siniestro o se detectan anomalías.

P También tendrán trabajo con asuntos de familia...

R Aquí se trata de comprobar los cumplimientos de los regímenes de visita con el otro progenitor y el comportamiento de los padres en relación a la seguridad de los menores. Pese a que no están suspendidos los regímenes de visita, se ha utilizado la pandemia para evitar, en ocasiones, las visitas del otro progenitor alegando motivos de seguridad, que en unos casos pueden ser ciertas, pero que en otros se ha utilizado como pretexto esta crisis.

P ¿Aumentan los problemas de pareja y las disputas por los hijos en época de confinamiento?

R La convivencia, y más en un estado de confinamiento tan prolongado, hacen difíciles las relaciones; a ello se suman las parejas en trámites de separación o divorcio que, por recomendación de sus letrados, les indican que no abandonen el domicilio familiar, cosa que si hicieran les podría perjudicar a efectos de adjudicar el uso temporal de la vivienda. En estos núcleos familiares la tensión se multiplica y en ocasiones no se dirigen ni la palabra. La limitación de la disponibilidad de desplazamiento provoca problemas psicológicos, pero estamos en una sociedad conectada por internet que nos ofrece multitud de entretenimientos que en épocas pasadas no teníamos y donde una situación como la que estamos viviendo sería aún más dura.

P ¿Desaparecen las infidelidades en un estado de alarma o se limitan al ámbito telemático?

R Evidentemente el contacto físico se ha visto reducido por la movilidad. Desde la aparición de internet y sobre todo las aplicaciones de contactos o los servicios de mensajería ha cambiado nuestra forma de relacionarnos y la necesidad de acudir a eventos, discotecas o reuniones para conocer a otras personas. La imaginación no tiene límites y estoy convencido de que los infieles han urdido alguna historia o aprovechado las escasas opciones de movilidad que nos da el estado de alarma para realizar algún contacto.

P ¿De qué forma pueden colaborar los detectives en la lucha contra el Covid-19

R En varias ocasiones nos hemos puesto en contacto con el Ministerio de Sanidad y con el de Interior. En el caso de Interior -la Ley de Seguridad Privada nos denomina como integrantes y complementarios a la seguridad pública- nos hemos ofrecido a colaborar en el control del confinamiento, tomando como ejemplo cuando fuimos activados por la Policía Nacional ante el cambio de milenio, donde se desconocía el efecto que se podría producir. A las autoridades sanitarias se les ha hecho el ofrecimiento de utilizar a los detectives como "rastreadores de Covid-19", figura que está implementándose en otros países y que tiene el objeto de entrevistarse con la persona infectada y generar con su ayuda un mapa de personas a las que puede haber infectado. Los detectives contamos con experiencia para hacer este trabajo, ya que una de nuestras actividades cotidianas es la obtención de información mediante entrevistas y la investigación utilizando técnicas Osint en redes sociales. Del estudio que hemos realizado sobre los rastreadores en otros países vemos que están utilizando a sanitarios o militares, lo que creemos que es un error, ya que ante un rebrote de la pandemia estos profesionales tendrían que regresar a sus actividades esenciales, dejando desprovisto el servicio de rastreo.

P ¿Qué tipo de delitos esperan que se disparen con la crisis?

R En épocas de crisis se dispara el fraude, la competencia desleal, el robo de información de la empresa competidora o la actividad laboral en economía sumergida. Los aumentos de impuestos para mantener las estructuras del Estado, que seguirán siendo la mismas, asfixiarán a las empresas y particulares. Todas estas variaciones en los ingresos de las familias y empresas, supondrán impagos, ocultaciones de bienes y fraudes. Con la desescalada ya se ha empezado a notar el incremento de solicitudes de investigación y obtención de pruebas. El Estado sigue dejando pasar la oportunidad de colaborar con nosotros, al igual que hacen las empresas, para la detección del fraude. De todos es sabido que las plantillas de Inspección de Trabajo no son lo operativas que deberían, lo que está provocando fraude con los Erte o la recepción de subvenciones; el Estado detectará una parte muy reducida de esta picaresca y la contratación del detective se tiene que ver como una inversión, bien para solucionar un problema o como medida disuasoria ante el fraude.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats