Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CORONAVIRUS

Movilización en la UA y la UPV para ayudar a los alumnos más afectados

Las dos universidades lanzan campañas de «crowdfunding» para recaudar dinero y evitar que futuros profesionales dejen los estudios

Un alumno de la UPV estudiando en una de las salas de la universidad.

Un alumno de la UPV estudiando en una de las salas de la universidad. información

La Universidad de Alicante (UA) y la Universitat Politècnica de València (UPV) se han movilizado para ayudar a los alumnos más afectados por la crisis económica desatada por la pandemia del Covid-19. Las dos instituciones han lanzado campañas de «crowdfunding» para recaudar fondos y evitar que futuros profesionales dejen los estudios por no poder hacer frente al pago de la próxima matrícula.

Desde el inicio de la crisis del Covid-19 las universidades están volcando parte de sus recursos en frenar los efectos de la pandemia. El alumnado, los equipos de investigación, el profesorado y el personal administrativo y servicios han orientado su trabajo a cubrir necesidades que la sanidad pública y el entorno demandaban en cada momento. Algunos ejemplos de ello son el diseño de mascarillas y respiradores, la impresión en 3D de material sanitario, la dotación de equipos o el impulso de investigación.

Pero ahora, una vez pasada la emergencia sanitaria, están aflorando otros problemas. Y es que la pandemia y la casi paralización del país ha provocado una dura situación económica que está golpeando a multitud de familias, entre ellas las de muchos universitarios.

Con el fin de ayudarles y de evitar que futuros profesionales tengan que dejar sus estudios al no poder hacer frente al pago de tasas, la UA ha puesto en marcha una campaña de crowdfunding, también conocido como micromecenazgo, para que todas las personas solidarias de dentro y de fuera de la comunidad universitaria puedan colaborar. Hasta la fecha, según fuentes de la UA, llevan recaudados 14.800 euros, y prevén ampliar el plazo para obtener más fondos.

En la misma línea, la UPV se ha marcado como objetivo mínimo conseguir 10.000 euros desde esta semana hasta el 12 de junio, aunque le gustaría alcanzar los 25.000 euros, que será la cuantía óptima para llegara a más alumnos.

La vicerrectora de Responsabilidad Social y Cooperación de la UPV, Rosa Puchades, ha explicado que «nos llegan por diferentes vías las problemáticas sociales, económicas y familiares que están afectando a nuestros alumnos. Se envió una encuesta a todos (...), y en la mayoría de los casos se constata la buena salud del equipo informático, pero, a la vez, detectamos 200 casos flagrantes, 300 problemas de conectividad y medio centenar de carencias en el equipamiento informático».

Ante esta situación, tanto la UPV como la UA están intentando facilitar herramientas a sus estudiantes para que puedan continuar sus estudios. No obstante, desde la primera institución también han indicado que han recibido «unas 60 solicitudes de devolución de tasas por motivos económicos y unas 80 por falta de medios» entre todos sus campus y sedes.

María y Miquel son dos alumnos de la UPV. En el primer caso ha explicado que «mi situación familiar es complicada. Estamos pasando por dos ERTE en mi casa y voy a tener que darme de baja de algunas asignaturas», mientras que el segundo joven se está enfrentando a la separación de sus padres, lo cual le ha obligado «cambiar de casa y empezar de cero. No tengo ordenador y, en esta situación, no puedo continuar la docencia online».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats