Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CORONAVIRUS

Las universidades inician un lento retorno a la actividad marcado por la seguridad

La UA limita a un máximo de 300 trabajadores al día y la UMH apuesta por limpieza de instalaciones con estrictas medidas de distanciamiento

Para ver este vídeo suscríbete a Información o inicia sesión si ya eres suscriptor.

La Universidad de Alicante (UA) y la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche comenzaron ayer lo que a todas luces va a ser un lento retorno hacia la normalidad que les llevará semanas, tantas como fases hay que pasar del desconfinamiento. Poner en marcha aquello que lleva cerrado dos meses no es fácil y los esfuerzos se van a centrar en garantizar las medidas de seguridad por encimo de todo.

En el campus de San Vicente volvieron a sus puestos 300 empleados, será el máximo permitido por día, con un recorte y escalonamiento de horarios para una «población» de 40.000 personas. «El éxito está en una estrategia de incorporación muy controlada», asegura el vicerrector de Campus y Tecnología, Ferrán Verdú. El fin de semana se recibieron más de 700 comunicaciones para acceder y se ha priorizado aquellos trabajos vinculados al plan de desescalda: acondicionamiento de instalaciones, gestiones administrativas y de investigación y apertura de laboratorios. La mayor parte de la actividad se centró en los servicios técnicos de Investigación y los edificios I y II de la Facultad de Ciencias.

En el caso de Elche, la UMH va a mantener a todo el personal posible en teletrabajo y la vuelta a las instalaciones, a priori, va a ser más gradual; de hecho, prácticamente ayer se centraba en limpieza. Por lo que se refiere a aquella atención al público que no se puede hacer a distancia, sólo se podrá acceder a la misma con cita previa.

Prevención

Todos los trabajadores regresan a sus puestos cumpliendo una instrucción para la prevención de riesgos laborales. También se han limitado en la UA los accesos, uno para vehículos y otro peatonal, en la zona del TRAM. La orden que lo regula fue publicada el 8 de mayo en previsión del pase a la Fase 1 que se ha retrasado una semana. La misma, relativa al plan de desescalada, figura además en una página del servicio de prevención, en su apartado de Información y formación, bajo el epígrafe de covid-19 publicado por la institución académica y se ha hecho llegar a todos los trabajadores a través del correo electrónico.

En la Universidad Miguel Hernández de Elche ayer se estaba realizando la limpieza para desinfección y el acondicionamiento, tanto para gestiones administrativas como de investigación (caso de los laboratorios) para proceder a la reapertura gradual de las instalaciones científico-técnicas que quedaron cerradas el pasado marzo. Desde la institución recalcaron la importancia de mantener en teletrabajo aquellos servicios, principalmente administrativos o docentes, que no requieran de la presencia física. Mediante comunicación interna a todo el personal, la Universidad de Alicante ha explicado pormenorizadamente las medidas exigibles para garantizar una incorporación sin riesgos. «Para ello, ha limitado al máximo la presencialidad, que ha de solicitarse previo acceso para su estudio por el Servicio de Prevención, tras cumplimentar cada persona un formulario», explican. Además, desde ayer se repartieron en la UA equipos de protección individual, EPIs desde las conserjerías de los distintos edificios y se exigió una distancia de seguridad interpersonal de al menos dos metros.

Desde el Servicio de Prevención, dependiente del vicerrectorado de Campus y Tecnología, se incide en que son medidas «que deben tenerse en cuenta, individualmente», que son de obligado cumplimiento y apelan, por tanto, a la responsabilidad personal.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats