Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CORONAVIRUS

Las contradicciones de la desescalada

La fase 1 no permite ir a otro municipio para hacer deporte pero sí para visitar uno de sus bares

Clientes en una terraza del centro de Alicante.

Clientes en una terraza del centro de Alicante. PILAR CORTéS

La fase uno del desconfinamiento sigue manteniendo las restricciones horarias para salir a la calle por grupos de población, pero esas limitaciones no están vigentes, sin embargo, si se va a ir a un bar o a visitar a un familiar o un amigo. El empezar a abrir la mano para que los ciudadanos vayan regresando a la calle sigue generando situaciones que son contradictorias, hasta el punto de desorientar a las Fuerzas de Seguridad, a las que se plantean constantes dudas y consultas por parte de los ciudadanos sobre lo que se puede y lo que no se puede hacer en esta marcha hacia la nueva normalidad.

Por ejemplo, siguen vigentes todas las limitaciones para salir a la calle acompañados de niños. Es decir, sólo pueden ir acompañados por un adulto y en horario entre las doce del mediodía y las siete de la tarde. En cambio, puede estar la familia al completo (hasta un máximo de diez) sentada en la terraza de un bar sin limitaciones horarias. Del mismo modo que pueden ir juntos a ver a un vecino o a otro familiar. También se mantienen las limitaciones para hacer deporte sin salir del municipio y en horario de seis a diez por la mañana y de ocho a once por la noche. «No puedes salir en bicicleta del término municipal, pero nada te impide ir al pueblo de al lado para tomar una cerveza o un café», según fuentes policiales.

En la Policía Local se admite que existen muchas dudas sobre lo que se puede o no se puede hacer en esta nueva situación. A lo largo de la jornada del lunes se recibieron miles de llamadas en la centralita de ciudadanos que les expresaban sus dudas sobre lo que estaba permitido. De todas maneras, las fuentes consultadas por este diario señalaron que la presión se ha relajado y que hay muchas menos sanciones, salvo aquellos casos en que los incumplimientos sean flagrantes.

Velar por limitaciones

Durante los dos primeros días de fase 1 en Alicante las labores de la Policía Local han estado centradas en velar porque los locales respeten las limitaciones de aforo y se guardan las medidas de seguridad. Aunque aún en ese punto hay dudas sobre cómo medir los dos metros de distancia entre las sillas y de una mesa a otra.

Fuentes de la Comisaría señalaron que las normas y las franjas horarias sirven para evitar las grandes aglomeraciones en la calle y que muchas veces se trata de aplicar el sentido común. Otra fuente policial bromea diciendo que uno de los objetivos de la desescalada es ir reactivando la economía, por lo que «todo lo que sea salir a la calle para gastar dinero, no va a tener problema».

El siguiente frente que se abre ahora es el del uso de mascarillas en los espacios públicos, por lo que se está a la espera de que el Gobierno haga público el decreto por el que se va a regular su uso para tener unos criterios de actuación. Será un momento para que la amenaza represiva de las sanciones vuelvan otra vez para los infractores.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats