Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vecinos denuncian el aluvión de visitantes sin mascarillas y sin guardar distancias en Tabarca

Residentes se quejan por la presencia masiva de barcos privados y de gente que se desplaza para pasar el día. La Policía aclara que la seguridad está garantizada y que se cumplieron todas las medidas

Aspecto que presentaba Tabarca ayer.

Aspecto que presentaba Tabarca ayer. información

La imagen que presentaba ayer la costa de Tabarca poco distaba de la de un día casi veraniego sin coronavirus. Multitud de barcos decidieron fondear y muchas familias optaron por pasar el día en la playa. Ese aluvión de visitantes en una isla que había estado cerrada a cal y canto durante los dos meses de cuarentena sorprendió mucho a algunos de sus 72 habitantes. Tanto que varios denuncian un uso irregular de la fase 1 en la que se encuentra la totalidad de la provincia.

Algunos tabarquinos se quejaron ayer de que los visitantes no usaron mascarillas en ningún momento y que no guardaron distancia de seguridad alguna. La isla presentaba un aspecto animado, como puede verse en las fotos que acompañan esta noticia. Los vecinos calculan que alrededor de unos 60 turistas accedieron ayer a la isla y que comieron en dos de los restaurantes. En realidad, todo ello está permitido, aunque la normativa sí que advierte de las medidas de seguridad que, según los vecinos, no cumplieron los foráneos. La Policía, sin embargo, aseguró que a lo largo del día no se produjo ninguna irregularidad y que no hubo problemas de aglomeración.

«¿Si el confinamiento y las fases son iguales para todos por qué se pueden bañar los de los barcos y nosotros no?», se cuestionaba ayer uno de los denunciantes. Él, como el resto de la población española, no puede bañarse en el mar. Sin embargo, hay un vacío legal, un caso no contemplado en la normativa gubernamental, sobre aquella gente que se desplaza en barco. «Habría que consultarlo a Capitanía Marítima», confiesan desde los cuerpos de seguridad porque podría considerarse actividad deportiva. Eso sí, ese baño no podría ser en la orilla y así se efectuó a lo largo del día de ayer en Tabarca. Fuentes policiales sí que reconocieron ayer que hubo que llamar la atención a alguno de esos visitantes a la isla, pero no se levantó ningún acta de sanción.

La Policía recalcó ayer que está permitido ir a comer a los restaurantes de la isla, siempre que se vaya con reserva y se mantengan las medidas de seguridad; entre ellas, el control de aforo. Según los cuerpos de seguridad, ayer en Tabarca se establecieron turnos de comida y todos respetaron las medidas de seguridad.

Leyes a bordo

En la fase 1 la ocupación a bordo de una embarcación no puede superar el 50% salvo que se trate de personas que conviven juntas, en ese caso se puede alcanzar el 100% de la ocupación registrada. Sea como fuere, en ninguno de los casos se puede exceder la cifra de 10 personas a bordo.

Además, uno de los denunciantes critica que el confinamiento en la isla ha sido «de risa». «No ha habido covid porque Dios no ha querido, la gente ha entrado y salido cuando ha querido y otros hemos estado 50 días sin salir ni poder mover las piernas».

A pesar de no tener ningún contagio entre la población, Tabarca no figura entre las islas españolas que desde el 4 de mayo van con una fase por delante del resto de España, como sí ocurre con La Gomera, El Hierro, La Graciosa y Formentera. Tabarca reivindica una conexión marítima regular y diaria con la península que favorezca la movilidad de sus vecinos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats