Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El turismo confía en salvar al menos media temporada con la apertura de fronteras

Los hoteleros esperan poder alcanzar el 65% de ocupación y piden que a partir de julio el Gobierno elimine los 15 días de cuarentena para los extranjeros. Las playas y hoteles se preparan para la nueva normativa

Una imagen de la playa de Benidorm con una turista paseando con mascarilla.

Una imagen de la playa de Benidorm con una turista paseando con mascarilla. david revenga

Después del negro panorama que tenían por delante de cara a este próximo verano, el turismo comienza a ver una pequeña luz en el oscuro túnel tras el anuncio de la apertura de fronteras a partir del mes de julio, que el pasado sábado adelantó el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Los hosteleros confían con esta medida y el buen tiempo que la provincia de Alicante ofrece también en otoño «intentar salvar al menos media temporada», comenta el presidente de la patronal hotelera de la Comunidad Valenciana (Hosbec), Toni Mayor.

La evolución de la pandemia y algunas incertidumbres como hasta cuándo va a estar en vigor la actual normativa que obliga a todos los visitantes extranjeros a cumplir 15 días de cuarentena a su llegada también va a marcar el futuro. «Es casi imposible que nadie venga en esas circunstancias. Esperamos que a partir de julio el Gobierno desactive esa cuarentena que no tiene sentido y que en Europa no está vigente», señala Toni Mayor.

El presidente de los hoteleros tiene claro que el modelo del turismo y la procedencia de los turistas va a cambiar con esta pandemia. «El turismo nacional va a volver al de los años 60 con el coche como medio de transporte, que es más seguro para evitar los contagios que el avión o el autocar, porque viajan solo las familias y, además es más barato. Los vuelos de dos o tres horas desde Europa van a estar por encima de los de ocho o diez horas porque es más factible aplicar las medidas de seguridad».

Toni Mayor asegura que «los touroperadores y las compañías de aviación están con muchas ganas de reactivar los viajes porque llevan meses bajo mínimos. Si mueve todo, entre julio y noviembre podría arreglarse media temporada. Si hay suerte y mantenemos el virus a raya, si en julio se abren las fronteras medio salvaremos la campaña de verano».

Desde Hosbec están reforzando la formación y la información para cumplir las medidas sanitarias. «Tenemos que preparar a la gente de los hoteles y nos tendremos que acostumbrar, a no tocar las cosas. Vamos a ver cómo funcionan también las playas. Por mucho que mejore la situación, no va a ser un verano como el año pasado en el que se llegó al 90% de ocupación, pero esperamos poder alcanzar, al menos, entre el 65-79%».

El alcalde de Alicante, Luis Barcala (PP), pide al Gobierno que «dé un golpe de timón y deje de jugar a la contra» y que el turismo «sea una cuestión de Estado» porque «de nada sirven las declaraciones del presidente si luego parte de su gabinete se dedica a cuestionar al sector». Barcala asegura que la capital «está en las mejores condiciones para recobrar su vitalidad turística. Hemos sido una de las pocas ciudades que ha puesto ya sobre la mesa un plan de recuperación turística y contamos con un sector preparado, muy profesionalizado y dispuesto».

Carlos González, alcalde de Elche (PSOE), ve el horizonte más claro para el verano, y destaca que su ciudad está preparada por la baja incidencia del virus, aunque advierte de que «es indudable que las exigencias para evitar el riesgo de rebrote condicionan la actividad reduciendo la capacidad operativa del sector».

El alcalde de Torrevieja, Eduardo Dolón (PP) desconoce los requisitos que se impondrán a los turistas y teme que «un día más de retraso haga que los competidores nos puedan hacer perder el año turístico».

Emilio Bascuñana (PP), alcalde de Orihuela, entiende que la decisión «llega tarde y es improvisada». Asegura que la capital de la Vega Baja está preparada, pero está preocupado por se desconocen «algunas indicaciones como la manera de abrir las playas.

Por último, el alcalde de Dénia, Vicent Grimalt (PSOE), señala que su ciudad «trabaja desde hace meses por tener sus playas en perfecto estado después de los daños ocasionados por los temporales de septiembre de 2019 y la borrasca Gloria de este mismo año. Dénia va a estar preparada para recibir a los turistas nacionales y extranjeros de forma segura. Además, tenemos la ventaja de contar con 20 kilómetros de playa que nos favorecen para mantener más fácilmente las distancias de seguridad».

Por su parte el alcalde de Benidorm, Toni Pérez (PP), ya manifestó el sábado que el sector turístico «está preparado» para reanudar su actividad y acoger a los turistas, pero pidió prudencia, pues «más que las ansias y las ganas de que puedan llegar turistas» es necesario convertirse en destino seguro. Y afirmó que ahora es preciso que se concrete cómo se va a producir esa apertura, y conocer cuánto antes «los detalles sobre España como destino seguro para turistas seguros».

Las agencias piden que la reapertura sea a la vez en toda Europa

Las agencias piden que la reapertura sea a la vez en toda Europa«Tenemos que tener cuidado con el mensaje de 'quédate en España' porque el turismo tiene que valorarse como un mercado único europeo, y lo que se tiene que promocionar es el turismo dentro de la Unión Europa», pedía ayer Eva Blasco, vicepresidenta de la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV). Por eso reclama que «la reapertura de las fronteras tiene que vincularse a las condiciones sanitarias y de forma conjunta en toda Europa».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats