Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CORONAVIRUS

Alicante sanciona con hasta 3.000 euros el arrojar mascarillas usadas al suelo

La medida se adopta tras detectar el Ayuntamiento un aumento de las conductas incívicas

Alicante sanciona con hasta 3.000 euros el arrojar mascarillas usadas al suelo

La Policía Local de Alicante sancionará con multas desde 200 a 3.000 euros el arrojar al suelo mascarillas y guantes usados u otros materiales para protegerse de posibles contagios de coronavirus, según ha informado la Concejalía de Seguridad. La medida se adopta tras haberse detectado conductas incívicas por parte de algunos ciudadanos, sobre todo a raíz de que entrara en vigor la obligatoriedad de las mascarillas. Desde el pasado fin de semana se ha empezado a montar un dispositivo especial para perseguir este tipo de conductas e imponer la sanción que corresponda, aunque ayer no se disponían de datos.

A lo largo de la semana pasada, la Policía Local constató la proliferación de material sanitario desechable como mascarillas y guantes de un sólo uso, abandonado en la vía pública. Desde el Ayuntamiento se ha lamentado no sólo la imagen negativa para la ciudad, sino el riesgo para la salud pública, por lo que se van a redoblar los esfuerzos de vigilancia y control del cumplimiento de la ordenanza de Limpieza. La cuantía de las multas puede oscilar entre los 200 y los 3.000 euros, en función de la gravedad de la infracción cometida. Los criterios que se valorarán para determinar la cuantía de la multa serán: la existencia de intencionalidad, la persistencia en la conducta infractora, la naturaleza de los perjuicios causados y la reincidencia por acumular varias sanciones en un año por el mismo concepto.

Se aplicaría el artículo 130 de la Ordenanza de Limpieza del Ayuntamiento de Alicante que prohíbe el abandono de cualquier sustancia desechable en la vía pública. Son infracciones leves el incumplimiento de las normas sobre limpieza de vía pública, como tirar papeles, cartones, bolsas de plástico, chicles, comida, colillas o escupir en la vía pública. Conductas que están sancionadas con hasta 210 euros de multa. La misma cantidad está prevista para quienes arrojen desperdicios u objetos en la arena y zonas colindantes de las playas. Dentro de las infracciones graves, cuyas multas ascenderían hasta los 1.200 euros, se recoge el ensuciar la vía pública con envases, envoltorios u otros objetos y enseres, siempre que generen riesgo para la salud y la integridad física de los ciudadanos. Finalmente son infracciones muy graves, y en las que las multas pueden llegar hasta los 3.000 euros, el depositar en la vía pública o en contenedores no aptos para ellos residuos de carácter industrial y especial (sanitarios y peligrosos).

Por otro lado, la Comisaría de Alicante ha puesto en marcha desde ayer su dispositivo especial para las playas en colaboración con la Policía Local y en la que se tratará de prevenir la delincuencia, así como velar por el cumplimiento de las medidas de seguridad impuestas por el Gobierno con motivo de la pandemia del coronavirus. Agentes uniformados y de paisano contarán con el refuerzo de un helicóptero y de la Unidad de Caballería para transmitir la imagen de playas seguras. Dispositivo que da por hecho la llegada del turista foráneo, que contarán con el Servicio de Atención al Turista Extranjero en la Comisaría Centro con servicios de traducción.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats