Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CORONAVIRUS

Crisis del coronavirus: Sanidad urge a retomar el ritmo de vacunaciones para las mujeres embarazadas

Las pacientes han estado controladas pero en algunos casos temían acercarse al centro de salud

Los centros de salud han retomado el ritmo de vacunaciones.

Los centros de salud han retomado el ritmo de vacunaciones. pilar cortés

«No deben demorarse las vacunas que tienen un plazo corto y definido para su administración, por ejemplo la vacunación frente a tosferina en embarazadas en la semana 27-28, ya que puede perderse la oportunidad de una vacunación en tiempo». Las indicaciones remitidas por la Conselleria Sanidad a los responsables sanitarios urgen recuperar el ritmo de vacunaciones entre las mujeres embarazadas, que se ha dilatado en el tiempo durante los peores momentos de la pandemia, aunque en ningún momento se han suprimido del todo, como destacan a este diario desde los distintos servicios con matronas consultados en varios centros de salud.

Pese a que el seguimiento de las mujeres embarazadas no se ha pospuesto por el coronavirus, las matronas consultadas admiten que en función de los recursos disponibles en cada centro de salud se ha podido demorar en el tiempo la vacuna de la tosferina, aunque hasta la semana 34 se puede administrar a tiempo.

Esta vacuna se prescribe en la etapa final del embarazo «porque está demostrado que protege al bebé en sus primeros meses de vida y hasta que se le administra al propio bebé por primera vez cuando cumple los dos meses», como destacan las profesionales-

Además afirman que en no pocos casos ha sido el miedo de las futuras mamás la que les ha llevado a posponer vacunas porque temían acercarse al centro sanitario por causa del coronavirus.

Los centros de salud disponen ya de espacios o recorridos diferenciados señalados como sospecha covid y no covid, y esta semana, con motivo del pase a la fase 1, han retomado por completo el ritmo de las vacunaciones, entre las que además de la tos ferina como más urgentes figura también como esencial para las embarazadas la de la gripe, que se lleva a cabo en el segundo trimestre del embarazo.

«Los controles no se han dejado y se han hecho las correspondientes ecografías», añaden. Lo que se ha aprovechado es a hacerlo coincidir en el tiempo con deter minadas fechas de vacunas imprescindibles para reducir los riesgos de contagio al máximo, explican.

Igualmente se vacuna a las mujeres embarazadas con RH negativo en sangre en la semana 28 para proteger la salud del bebé ante si se crean anticuerpos ante un posible contacto de la sangre a través de la placenta.

Como recalcan desde Sanidad «la vacunación es un servicio de salud esencial del sistema sanitario y en la situación actual de transición es necesario recuperar las actividades de vacunación habituales».

Añaden la necesidad de captar a los menores de 15 meses a los que no se administró alguna de las vacunas previstas en el calendario; reanudar los exámenes de salud asociados a vacunas de 2, 4,11 y 15 meses, aprovechando que acuda el niño; de los 6 meses para el paso de la lactancia a la alimentación complementaria; y al menos uno de los exámenes de salud de 15 y 18 meses. Las citas serán telefónicas y se recomienda vacunar a cuantos presentan riesgo y han dejado de recibido alguna de las dosis en este tiempo.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats