Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las muertes vuelven a las cifras habituales de cada año tras el incremento por la pandemia

Entre el inicio de 2020 y mediados de mayo han fallecido en la provincia 584 personas más que en el mismo periodo de 2019

Una persona con mascarilla en el cementerio viejo de Elche, a finales del pasado mes de mayo.

Una persona con mascarilla en el cementerio viejo de Elche, a finales del pasado mes de mayo. ANTONIO AMORÓS

La mortalidad está volviendo poco a poco en la provincia a los valores habituales de cada año, después del incremento que se produjo en los momentos álgidos de la pandemia de coronavirus. Así lo pone de manifiesto el estudio que está llevando a cabo el Instituto Nacional de Estadística (INE) para medir el impacto demográfico de la crisis sanitaria, que señala que entre el 5 y el 18 de mayo fallecieron en los municipios alicantinos 569 personas, cifra similar a la de años anteriores. Esto contrasta, sin embargo, con lo que ocurrió en el momento de mayor incidencia del covid-19, entre el 17 y el 30 de marzo; en esas dos semanas hubo 998 fallecidos, frente a los 606 del mismo periodo del año pasado.

El impacto del coronavirus se manifiesta de manera muy clara en el notable incremento de la mortalidad en esa segunda quincena de marzo y en la primera de abril en términos absolutos, con 1.762 fallecidos este año frente a 1.208 del mismo periodo del ejercicio anterior, y también en términos relativos durante el resto del mes de abril: un 9% más que en 2019. Así, entre el 1 de enero y el 18 de mayo de este año se acumulan 7.495 decesos, frente a los 6.911 a estas alturas del año pasado, es decir, 584 más. Pese a que las cifras van ajustándose a parámetros de ejercicios anteriores, se acumula un incremento de muertes del 8,46% en relación a 2019.

La coincidencia de la mayor mortalidad con las semanas de más virulencia del coronavirus no deja lugar a dudas acerca del impacto de la pandemia, como tampoco la paridad entre las cifras de aumento de muertes y de víctimas directas de covid-19. Cabe recordar que el número de fallecidos por la enfermedad en la provincia, según los datos de la Conselleria de Sanidad, es de 504; el resto del aumento de decesos en relación al año pasado bien podría deberse a otras causas o a que algunos no se hubieran contabilizado como víctimas de la pandemia por no poderse establecer que el covid-19 fuera el motivo directo.

La relación causa-efecto entre la pandemia de coronavirus y el aumento de la mortalidad también se hace evidente al observar que el grueso del incremento de fallecidos se ha concentrado en las franjas de población de más edad. Es especialmente llamativo el aumento de casi el 13% en los decesos de personas con más de 90 años, 1.602 a lo largo del año frente a las 1.419 del año pasado. Entre los 75 y los 79 años ha habido una subida todavía más significativa de las defunciones en términos relativos: un 21,44%, al pasar de 793 a 963. En cambio, por debajo de los 60 años las cifras de este año son similares a las de 2019 o incluso inferiores.

Hasta el momento en que llegó la pandemia, la mortalidad en la provincia en 2020 estaba siendo más baja que en años anteriores, sobre todo comparada con 2018, en cuyo primer trimestre se produjo una epidemia que provocó numerosos decesos. Sin embargo, el covid-19 ha hecho que en muy pocas semanas se superen los registros de hace dos años. Alicante es, además, la demarcación de la Comunidad donde el impacto demográfico de la pandemia ha sido mayor, ya que el incremento de las muertes en relación al año pasado ha sido del 7,45% en Castellón y del 7,31% en Valencia.

No obstante, cabe también remarcar que el coronavirus ha tenido en la autonomía valenciana una incidencia mucho más leve que en otros territorios del país, sobre todo del centro de la península. En Segovia, la provincia que ha sufrido el mayor aumento relativo de mortalidad, han fallecido prácticamente el doble de personas que el año pasado: 94,73% más. No obstante, el mayor incremento de las muertes en cifras absolutas se ha producido en Madrid, donde se han registrado 35.647 decesos, frente a los 20.636 de enero a mayo de 2019.

Los nacimientos siguen bajando hasta el dato más bajo en 20 años

El envejecimiento se acentúa al registrarse más defunciones que alumbramientos por tercer año consecutivo

El covid-19 contribuirá previsiblemente a largo plazo a agravar el envejecimiento de la población, al suponer un incremento de las defunciones aún mayor en un contexto de ya de por sí más muertes que nacimientos. El año pasado terminó con la cifra de natalidad más baja en 20 años en la provincia, según los datos provisionales que también ha publicado en los últimos días el Instituto Nacional de Estadística. A lo largo de 2019 vinieron al mundo 7.285 niños y 6.736, un total de 14.021 individuos. Hay que remontarse a 1999 para encontrar un dato más bajo. Desde 2008, en que se registró un máximo de 20.202 alumbramientos tras 11 años de constante incremento, la natalidad ha caído cerca de un 30%. La crisis económica determinó el comienzo de esta tendencia a la baja.

En 2019 también hubo menos defunciones en la provincia que en 2018, pero eso no evitó que el saldo vegetativo fuera otra vez negativo, por tercera vez consecutiva, al superar con creces a los nacimientos. En concreto fallecieron 15.930 personas, 8.465 hombres y 7.465 mujeres; la cifra es la tercera más alta de toda la serie histórica desde 1930, sólo superada, por muy poco, por los registros de 2018 y 2017. En el máximo de hace dos años de 16.270 defunciones es muy probable que tuviera que ver la epidemia de gripe que se produjo en los primeros meses del año. Cabe esperar, en consecuencia, que la pandemia de covid-19 también tenga su reflejo en la cifra final de fallecimientos de 2020. No es muy aventurado pensar que puede llegar a suponer un máximo histórico, sobre todo si se produjera un rebrote de la enfermedad en los próximos meses. En cualquier caso, lo que parece claro es que el envejecimiento de la población, tanto en la provincia de Alicante como en el conjunto de España, no tiene más visos que el de acentuarse en el futuro.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats