Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CORONAVIRUS

Las playas de la provincia refuerzan su liderazgo en banderas azules con 86

Orihuela encabeza el ranking con once distintivos - Este año recuperan enseñas en el litoral alicantino Torrevieja y Pilar de la Horadada

Playa del Postiguet en Alicante, que mantiene la bandera azul.

Playa del Postiguet en Alicante, que mantiene la bandera azul. h.fuentes

Las playas de la provincia de Alicante han recibido 86 banderas azules, con lo que lidera la clasificación a nivel estatal y autonómico de estos distintivos, mientras que las playas castellonenses han recibido 31 reconocimientos y las de Valencia una treintena. Por municipios, Orihuela se alza con el primer puesto en la provincia con once banderas -repite con respecto al año 2019 en galardones pese a los graves problemas de infraestructuras y servicios provocados por la DANA y el temporal Gloria- mientras que la ciudad de València logra siete galardones, y en la provincia de Castellón, Benicàssim concentra más distintivos, con cinco. La Comunidad obtiene148 banderas azules, 134 en playas y 14 en puertos deportivos, y se convierte de nuevo en la más galardonada del conjunto del Estado. Las principales novedades de este año son la recuperación de la bandera azul en la playa de Torrelamata Sur, en Torrevieja, tras las obras de recuperación del paseo realizadas por el Ministerio de Transición Ecológica y la de Villas Higuericas, en Pilar de la Horadada. Se recupera la bandera del Puerto Dársena, también de Pilar de la Horadada. Por el contrario, la Comunidad pierde dos distintivos, de una playa y un puerto deportivo, según indicó ayer la Generalitat en un comunicado, en el que se recuerda que el reconocimiento no solo atiende a la excelencia de las aguas, sino se vincula también a la disponibilidad de ciertos servicios y equipamientos.

La consellera de Transición Ecológica, Mireia Mollà, felicitó, a través de una carta, a los 45 municipios que han obtenido esta bandera azul «por la buena gestión ambiental y de calidad del agua. Valoró el esfuerzo público y ciudadano para cumplir los criterios de gestión y educación ambiental, seguridad, equipamiento, legalidad, calidad costera y calidad del agua que se requieren para recibir las banderas.

Mollà destacó que las banderas son como «un distintivo representativo de la excelente calidad del agua de las playas de la Comunidad Valenciana y un símbolo reconocido a nivel internacional». La crisis sanitaria y las medidas de seguridad para evitar el contagio del coronavirus han convertido en atípica la comunicación de las banderas azules que concede la Fundación de Educación Ambiental (FEE), a través de la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (Adeac), pues no podrá celebrarse el acto de entrega. La covid-19 ha motivado que la Conselleria haya intensificado los controles sobre la calidad del agua, así como el aumento de puntos de muestreos que, junto con el respeto a las normas de seguridad, colocan a las playas de la Comunidad en disposición de comenzar la temporada de baño y la campaña turística con las máximas garantías en calidad del agua y prestación de servicios. Mollà incidió ayer en el estricto control analítico de la calidad del agua, una vigilancia que el personal técnico de la conselleria realiza semanalmente -el doble de lo exigido por la normativa estatal- en 252 puntos de muestreo correspondientes a 221 zonas de baño y que alcanza unos 4.500 análisis al año.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats