Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Atención al ciudadano: el teléfono colapsado y citas para dentro de 15 días

Los alicantinos se quejan de las innumerables llamadas al 010 que deben hacer para ser atendidos en el servicio desde que reabrió

Colas en la puerta del SAIC, en la calle Cervantes, en una foto tomada en los últimos días.

Colas en la puerta del SAIC, en la calle Cervantes, en una foto tomada en los últimos días. rafa arjones

«Llevo llamando toda la mañana y no hay forma humana de contactar. Y la página web de cita previa tampoco funciona. He llamado más de cien veces y nada». Ésta es una de las muchas quejas que está generando el Servicio de Atención Integral a la Ciudadanía (SAIC) del Ayuntamiento de Alicante desde que recuperase la atención presencial el pasado 4 de junio tras más de dos meses con las puertas cerradas por el covid.

Más de una semana llevan los ciudadanos quejándose de la enorme dificultad de contactar por teléfono con el servicio municipal y, también, de conseguir citas a través de la página web municipal para realizar trámites básicos como el registro de documentos. Y la situación sigue sin mejorar con el paso de los días, como lamenta una vecina de Alicante que debe esperar -como todos- unos quince días para en su caso conseguir un sello del Ayuntamiento que le permita iniciar una reforma en su domicilio para la que ya tiene permiso de Urbanismo. «Tengo a los albañiles esperando ese simple sello. Así ayudan poco a reactivar la economía», añade. Y es que la cita previa para el SAIC se está dando para dentro de dos semanas. Eso quien tiene la fortuna de conseguirla.

El concejal de Modernización, Toño Peral (PP), admite el colapso del teléfono de atención al ciudadano, aunque lo limita a las mañanas. «Recomiendo a la gente que llame por la tarde. El servicio está abierto de 9 a 20 horas. Por la tarde, el volumen de llamadas se reduce a la mitad; por la mañana, es más complicado, sí», explica el edil, quien apunta que tras el decreto del estado de alarma y el cierre de las instalaciones municipales reforzaron el servicio hasta donde «permitía» el contrato.

En la actualidad, según señala el concejal, hay una docena de operadores para atender las llamadas. La atención telefónica, prosigue el responsable de Modernización del Ayuntamiento, está atendiendo unas 1.200 llamadas diarias, más del doble que antes de la irrupción del coronavirus.

Con la vuelta a la normalidad, trámites que hasta la pandemia se realizaban en el día, ahora requieren de cita previa, lo que alarga los plazos de atención. Así sucede, por ejemplo, con el registro. «La situación es puntual», apunta el edil, quien subraya que la mitad de la plantilla del servicio de atención al ciudadano está teletrabajando, lo que retrasa los trámites.

Eso sí, Peral calcula que en un máximo de dos semanas se «normalizará» la situación, en la que el teléfono se encuentra colapsado en horario matinal y en la que resulta casi imposible conseguir cita previa para el servicio municipal. Además, afirma que a principios de julio se abrirá al público una nueva oficina del SAIC en Alicante. En este caso, estará ubicada en el edificio Séneca, en la antigua estación de autobuses, donde se pondrán en marcha los mismos servicios de atención que existen a día de hoy en la calle Cervantes, en el antiguo hotel Palas, donde las colas son habituales estos días.

Frente al colapso del servicio de atención ciudadana, el padrón ha empezado a regularizarse tras el confinamiento por el covid. De esperas para los ciudadanos de hasta tres meses para poderse dar de alta, las citas ahora se están dando con un plazo de dos semanas.

Compartir el artículo

stats