Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CORONAVIRUS

Terapias entre juegos con las nuevas normas del covid

Los centros de atención temprana vuelven a recibir a sus pequeños usuarios con medidas de seguridad e higiene y sesiones más cortas e individuales

15

Los centros de atención temprana reabren con las nuevas normas de seguridad e higiene

Hoy se celebra el Día de la Atención Temprana. Una efeméride que este año, con más motivo que nunca, quiere reivindicar el gran trabajo de los profesionales que se dedican a desarrollar las capacidades y habilidades de las que existe una carencia en algunos niños. El coronavirus truncó, como en tantos otros ámbitos, las actividades presenciales, tan necesarias en estos pequeños. Pero no por ello pararon sus terapias. En centros de atención temprana como el de Orihuela han seguido atendiendo las necesidades de estos usuarios dándoles a sus padres las instrucciones necesarias con la programación que se estaba trabajando a través de videoconferencia y de WhatsApp.

Ahora, con las vuelta a las instalaciones hace unos días, las normas de seguridad e higiene han cambiado y tanto los profesionales como los pequeños usuarios se están adaptando a ellas. En Orihuela el servicio está gestionado por la empresa municipal Uryula Histórica y atiende a 140 niños y niñas con trastornos del desarrollo o riesgo de sufrirlos con edades comprendidas entre los cero y los seis años. Un pasillo en el que, con cinta adhesiva, se han pintado dos carriles, uno de ida y otro de vuelta, conduce a la puerta del centro, ubicado en el barrio de San Isidro. Nada más entrar, a los pequeños, que ahora asisten a las terapias de uno en uno en intervalos de 45 minutos, se les toma la temperatura con un termómetro infrarrojo de pistola (deben tener menos de 37,5 grados), se limpian las manos con gel hidroalcohólico y se les desinfectan las suelas de los zapatos.

«Astronautas»

Los 12 profesionales (psicólogos, terapeutas, fisioterapeutas y logopedas) van equipados con batas blancas especiales, mascarilla y pantallas faciales, para evitar en todo momento cualquier contagio. «Para que se acostumbraran a vernos así hemos convertido la entrada en una nave espacial y les dijimos a los niños que éramos astronautas y que íbamos a jugar al espacio, y ahora nos ven con mucha naturalidad», explica la directora del Centro de Atención Temprana de Orihuela, Ana Salinas.

El centro cumple todas las normativas de higiene y distanciamiento, adaptándose así los horarios de las sesiones y de los trabajadores. Cada sesión dura 45 minutos en lugar de una hora para tener 15 minutos entre una y otra para desinfectar a fondo tanto la sala como cada uno de los elementos utilizados (como colchonetas, mesas y sillas) y todos los juguetes. «Esto se va a mantener, así como los elementos de seguridad que llevan los trabajadores», señala Salinas. En este tipo de sesiones es necesario el contacto directo entre los profesionales y los menores, por eso se siguen a rajatabla todos los protocolos de higiene.

«Hemos hecho que solo puedan coincidir fuera dos niños, como mucho, esperando fuera con sus padres, y cada profesional está con uno solo a la vez, y se han suspendido, de momento, las terapias grupales», explica la directora. Terapias en grupo que volverán porque son importantes para pequeños que tienen problemas para relacionarse socialmente. El centro abre de 8 de la mañana a 20,30 horas, de manera ininterrumpida, lo que ha permitido flexibilizar así los horarios para atender a todos los usuarios.

Compartir el artículo

stats