Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CORONAVIRUS

Colas a diario de más de media hora para pedir cita en el centro de salud

La «nueva normalidad» sanitaria exige llamar por teléfono pero el 90% de los usuarios no logra contactar por falta de personal en admisión

Usuarios del centro de salud Cabo Huertas, en Alicante, hacen cola hasta conseguir que les atiendan en el mostrador y a su vez les llame su médico otro día para citarles.

Usuarios del centro de salud Cabo Huertas, en Alicante, hacen cola hasta conseguir que les atiendan en el mostrador y a su vez les llame su médico otro día para citarles. RAFA ARJONES

Saben de antemano que sin cita previa no podrán acceder al centro de salud. Y admiten que las cosas han cambiado en los servicios sanitarios a consecuencia de la pandemia y por una mayor seguridad para todos frente al coronavirus. Son conscientes de todo ello, pero con lo que no comulgan es con verse obligados a hacer colas de más de media hora para volver a contactar con su médico de cabecera, independientemente de la urgencia de cada caso, porque solo los más afortunados logran contactar por teléfono con el centro de salud para que posteriormente sea su médico el que les llame.

Las colas diarias durante más de media hora ante los accesos a los centros de salud se han convertido en la «nueva normalidad» del sistema sanitario que se rige por el plan de desescalada de la Conselleria de Sanidad que ha desplazado a la calle las salas de espera.

«Estoy esperando a mi hijo. No me han dejado entrar a curas con él porque no es menor, tiene 18 años. Hubiera querido pasar, se quemó en el brazo, pero no puede ser», explica María que ha buscado la sombra de un palmera mientras espera a su hijo al final de una larga cola que se ha ido renovando paulatinamente a lo largo de toda la mañana.

«Hay que llamar por teléfono y ahora, embarazada, mi marido no puede pasar a ningún prueba, por seguridad de todos. Está bien organizado, pero nos ha tocado una mala época y para recoger un volante tengo que esperar en la cola», lamenta Cristina.

Agendas

Los propios médicos han reclamado a la Conselleria de Sanidad «que nos abra las agendas», como destaca la presidenta de la Sociedad de Medicina Primaria y Comunitaria de la Comunidad, María Ángeles Medina. «Queremos ver a nuestros pacientes, atenderles, pero está cerrada la vía que tenían para pedir cita con su SIP a través de la web de la conselleria y tienen que acceder por el teléfono de la centralita de admisión».

Ahí es donde se produce el colapso. En otro centro de salud lamentan que con las mismas cuatro líneas telefónicas, en el mostrador tienen que atender a los que esperan en la calle y a cuantos tratan de llamar para conseguir una cita y que antes lo gestionaban por la web.

Se está queriendo funcionar en la sanidad del mañana con los mismos medios que en la sanidad del ayer, lamenta un facultativo que prefiere mantenerse en el anonimato.

«Vengo a ver si me dan cita para coger una receta. La última vez me la dieron por telefono en plena pandemia pero ya no lo cogen. Llevo aquí unos 45 minutos, y espero la cita o mejor que directamente me la envíen por mail para no tener que venir. En cuarentena me lo pusieron en la SIP y directamente fui a la farmacia, pero para avisar al médico necesito cita», explica Marga que asume con resignación que la cola que guarda «es lo que toca, por seguridad».

Elda, extranjera, dice que hace tres meses que no venía al centro de salud y que por teléfono le han dicho que llamara más tarde, pero al no conseguir línea de nuevo ha decidido acercarse «pero esta cola no avanza», se queja. «Antes te atendían, ahora imposible por teléfono y llevo ya media hora en la cola. La vacuna de mi hijo de 12 años la tengo retrasada desde marzo y las colas con tremendas. Necesito que se la pongan ya porque estudia fuera y se va en septiembre», abunda Elisa.

Otros dos usuarios coinciden en que en quince días no han conseguido cita telefónica y que se han decidido a personarse «porque una cosa es la covid y otra lo que me pasa en la rodilla», señala Demetrio. Ambos coinciden en que para ir al especialista se les obliga a renovar cita con el médico de cabecera. «Esta mañana me he plantado en la calle Gerona y para quitarme pólipos del colon tengo que pedir cita aquí primero», subraya Pilar.

La evolución de la pandemia, por su parte, sigue en línea descendente y controlada según los últimos datos aportados por Sanidad, que no responde a las quejas de los pacientes formuladas por ese diario. Las últimas 24 horas no ha habido fallecidos y solo un nuevo contagio. En las UCI se mantienen los 4 ingresos del día anterior y en planta 28 pacientes.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats