Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rubio: «Hay investigaciones lo suficientemente avanzadas para tener vacuna este año»

Experto del Centro de Investigación Biomédica en Red

El investigador Vicente Rubio en una visita a la Universidad de Alicante.

El investigador Vicente Rubio en una visita a la Universidad de Alicante. rafa arjones

El Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Raras (Ciberer), integrado en el Instituto de Biomedicina de València del CSIC, ha recibido una ayuda de 125.000 euros del Fondo Covid-19, concedida por el Instituto de Salud Carlos III, para desarrollar un nuevo proyecto consistente en el diseño de diferentes variantes de la proteína ACE2, receptora del coronavirus, que puedan ser utilizadas como medicamento contra la pandemia. El estudio está liderado por Alberto Marina y Vicente Rubio, investigadores del Ciberer, que están siguiendo muy de cerca la evolución de esta crisis sanitaria. También participan en el proyecto el propio Instituto de Biomedicina de València del CSIC, y el Grupo de Virología Médica de la Universitat de València. Vicente Rubio destaca la importancia de trabajar para el desarrollo de tratamientos, aunque también está convencido de que la vacuna puede llegar antes de lo esperado.

P ¿En qué consiste el proyecto en el que están trabajando en estos momentos?

R El virus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad covid-19, se introduce en las células humanas gracias a un enzima denominado ACE2, muy abundante en las células pulmonares. Este enzima, que juega un papel crítico en el control de la presión arterial, se localiza en las membranas exteriores de las células. Lo que buscamos es diseñar variantes de la proteína ACE2 inactivas, solubles y con gran afinidad por el SARS-CoV-2, que administradas en grandes cantidades a los pacientes actúen como señuelo inhibiendo la entrada del coronavirus a la célula sin producir además ningún otro efecto biológico.

P ¿Sería un tratamiento seguro para los pacientes?

R El proyecto pretende que las variantes del enzima diseñadas sean catalíticamente inactivas y tengan una elevada estabilidad para evitar efectos secundarios en los niveles de tensión arterial de los pacientes tratados. De este modo esperamos poder fabricar un superseñuelo que desvíe al virus de su interacción con la célula, por su abundancia, por su gran afinidad por el virus, por su estabilidad y por no estar ligado a la membrana, evitando así que el virus infecte.

P ¿Tiene más aplicaciones la investigación en la que están trabajando?

R En paralelo tenemos previsto estudiar la capacidad de unión del SRAS-CoV-2 a las diferentes variantes de la proteína ACE2 presentes en la población mundial. Esos estudios podrían arrojar luz sobre la diferente susceptibilidad a la infección observada entre individuos.

P Desde un primer momento se ha estado insistiendo en la necesidad de desarrollar tratamientos mientras no se consiga una vacuna. ¿Falta mucho para eso?

R Yo soy optimista a este respecto. Hay dos vacunas en fase de desarrollo que tienen muy buena pinta. Una de ellas es la que se está desarrollando en China, a base de virus modificados, y otra la de Estados Unidos, quizá más cara pero también más fácil de hacer. Ambas están pendientes de los ensayos, pero insisto en que yo soy más optimista que la mayoría de los científicos y que hay investigaciones lo suficientemente avanzadas para tener una vacuna antes de fin de año.

P ¿Y habrá para todos?

R Para toda la población va a resultar complicado, pero vamos a ver si es posible fabricar las suficientes dosis al menos para los grupos de riesgo, como son los sanitarios y los mayores. También habrá que ver la eficacia, si son más o menos eficaces para combatir de forma efectiva la pandemia. La ventaja es que hablamos de un virus que muta menos que el de la gripe, por lo que es un factor que juega a favor de dicha efectividad.

P ¿Le han sorprendido los resultados de los estudios de seroprevalencia?

R Vienen a poner en evidencia que hay diez veces más infectados que los casos que se han notificado, pero aún así, nos encontramos en unos niveles relativamente bajos en lo que respecta al impacto del virus en la sociedad. La evidencia es que hay un bajo índice de población con anticuerpos, lo que convierte al covid-19 en una bomba de relojería.

P ¿Tan delicada es la situación?

R Tenemos la posibilidad de controlarlo, aunque todos debemos esforzarnos, no sólo el Gobierno. La población juega un papel del todo fundamental en esto, por lo que hay que seguir siendo muy estrictos en cumplir las normas de distanciamiento, llevar mascarillas y mantener una higiene adecuada con la desinfección de las manos, evitando las imágenes de aglomeraciones y otros comportamientos inadecuados que se han podido ver estos días. También hay que seguir gastando dinero en test para identificar con celeridad los contagios antes de que vayan extendiéndose.

P ¿Cómo califica la gestión que ha llevado a cabo el Gobierno durante la pandemia?

R No me querría ver en la piel de los que lo han gestionado, pero no tengo una mala opinión de nuestros gobernantes. Hablamos de un virus con una capacidad de infección muy elevada y que tiene una virulencia muy fuerte con los mayores. Nadie se creía lo que estaba pasando y en política hay que hacer caso de los expertos hasta el grado en que te convencen, porque no hay una certeza absoluta. El problema y las críticas han sido para gobiernos de todas las partes y todos los colores, por lo que tenemos que ponernos en el pellejo de todos ellos para poder hacer valoraciones.

P Ha habido un problema de falta de medios...

R Eso es cierto, lo que nos dice que nuestro país no puede dejar de fabricar cosas que son estratégicas. No podemos en estas cuestiones depender de los demás.

Las noticias sobre el coronavirus y la nueva normalidad en Alicante

La caída de hasta el 75% en la facturación del pequeño comercio aboca al cierre a 4.000 negocios en la provincia

Una de cada 4 personas padece estrés agudo mental por la pandemia

Cien euros por no llevar mascarilla, y o tros cien por tirarla en la calle

Vicente Rubio: «Hay investigaciones lo suficientemente avanzadas para tener vacuna este año»

¿Es posible que la cura del covid resulte inasequible para la mayoría? No se trata de una hipótesis tremendista, es lo que ocurre con fármacos innovadores

La UE ultima un acuerdo para la reapertura de las fronteras exteriores

Dudas y controversia en Arenales por el límite de cuatro horas para aparcar

San Juan: Una «joya» turística cada verano con menos lustre

El camping que sacará a Santa Anna de la nada

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats