Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La anulación de vuelos baratos desde Gran Bretaña deja sin ocupar casi 40.000 apartamentos turísticos

El 70% de la planta de vivienda vacacional de la Costa Blanca está disponible para julio y agosto por el elevado porcentaje de cancelaciones

La Playa de San Juan, en Alicante, que cuenta con una gran planta de apartamentos vacacionales.

La Playa de San Juan, en Alicante, que cuenta con una gran planta de apartamentos vacacionales. PILAR CORTÉS

Cerca de 40.000 viviendas vacacionales por el elevado porcentaje de cancelaciones de reservas que se registra en las últimas semanas, sobre todo de británicos a los que les han anulado los vuelos baratos que habían comprado hace meses, ofreciendo ahora las compañías plazas más caras. La mayoría opta por aplazar su viaje, según los datos recabados por la Asociación de Apartamentos Turísticos de la Costa Blanca (Aptur).

Este verano la ocupación de estas viviendas que se ofertan por días o semanas es de apenas un tercio frente al lleno del pasado verano. Por la particularidad de estos alojamientos es casi imposible cuadrar al 100% la ocupación todos los días de la temporada alta ya que, cuando se vacían, hay que limpiar para los nuevos inquilinos. Este año, además, las empresas de alquiler vacacional optan por una mayor rotación, y se aprovechará la baja ocupación para dejar al menos 48 horas antes de ofertar de nuevo el apartamento como precaución contra el coronavirus.

52.000 unidades de vivienda vacacional en la Costa Blanca. En la Comunidad los apartamentos dados de alta por Turisme son 80.000

«Es un plus de seguridad para los clientes y para nuestros trabajadores. Si hubiera alguna posibilidad de virus, en 48 horas desaparece porque se airea, limpia y desinfecta. Si tenemos menos reservas y no coinciden las entradas con las salidas se incrementa la seguridad de todos. Ya hemos avisado a los propietarios de que no se puede maximizar la ocupación», explica Miguel Ángel Sotillos, presidente de Aptur.

Aunque reciben llamadas, correos electrónicos y búsquedas a través de las páginas de internet de alquiler turístico más populares, las reservas entran con cuentagotas y a última hora. Es sobre todo turismo nacional, que está muy pendiente de los rebrotes del covid-19 y que se decide a viajar con 48 horas de antelación, aparte de preguntar mucho por las medidas contra el virus que se han tomado en las piscinas y playas en destino, sobre todo si son seguras, como si lo es ir por la calle y a los establecimientos de restauración.

Hasta ahora, la presencia de británicos era testimonial aunque esta semana han comenzado a llegar vuelos al aeropuerto, y sigue siéndolo la de franceses, y nula la de argelinos, un cliente de apartamentos turísticos al alza en los últimos veranos, sobre todo de carácter familiar. «Existe mucha incertidumbre por si las autoridades cambian algunas decisiones y miedo, aparte de que hay gente que no se decide por si luego no le devuelven la fianza. No podemos hacer previsiones de lavandería ni recuperar trabajadores del ERTE», afirma el presidente de Aptur, que recuerda que el apartamento turístico tiene una implantación muy alta en la provincia, también en lugares donde no hay hoteles, y que puede recibir clientes en cualquier momento con las mismas garantías que cualquier otro alojamiento turístico. Las villas son un formato muy demandado por turista de alto poder adquisitivo.

35% reservas para Navidad. Tras las cancelaciones para verano que se iniciaron ya en marzo, las reservas para Navidad están ya al mismo nivel que para el verano

También la Asociación de Bloques y Viviendas de Uso Turístico de Alicante (Abatur) recibe gran cantidad de cancelaciones, un 20% más en los últimos días.

«La gente no tiene la confianza de saber si se va a poder ir o no de vacaciones por si hay rebrotes. Tenemos muchas reservas de última hora», explica desde el colectivo Daniel Elman. De momento el turismo nacional es el 90 por ciento de la clientela. «Esperamos ver el porcentaje de extranjeros subir a un 30 por ciento en agosto», señala. En la capital alicantina hay unos 1.600 apartamentos turísticos, de los que están ocupados un tercio. En las playas del término la demanda es mayor.

Durante todo el estado de alarma hubo cancelaciones para el verano. Por contra, el sector de los apartamentos turísticos cuenta ya con un 35% de reservas para Navidad, muchas de ellas de cliente internacional que aprovecha los vuelos económicos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats