Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las carencias en la limpieza centran la mayoría de quejas de los alicantinos

Más de la mitad de las incidencias comunicadas al Ayuntamiento en la última semana se deben a la suciedad acumulada

Restos de una rata, ya en descomposición, que llevan casi una semana en una acera del PAU 1.

Restos de una rata, ya en descomposición, que llevan casi una semana en una acera del PAU 1.

La limpieza sigue centrando las principales quejas que los alicantinos remiten al Ayuntamiento. Al menos, a través de las redes sociales. Así se desprende de la cuenta en Twitter que tiene el gobierno local destinada a atender a los ciudadanos (@SAICAlicante), donde más de la mitad de las incidencias tramitadas en la última semana se derivan a la Concejalía de Limpieza, dirigida por Manuel Villar.

Entre las críticas hay de todo tipo, aunque la mayoría se centran en el entorno de los contenedores de basura, donde es habitual observar desbordes que no siempre desaparecen con el paso del servicio de recogida nocturno. Unas deficiencias que desde el área municipal aseguran que se resolverán con la ampliación del contrato que entrará en vigor a partir de septiembre, ya que una de las mejoras del contrato se centra en la «extensión de la recogida de residuos previa al horario ordinario en prevención de desbordes». Este servicio, según el gobierno municipal, se prestará entre las 14 y las 20 horas con «la creación de seis equipos que permitirá la retirada de enseres y voluminosos de las zonas de contenedores, para atender el centro y los otros cinco distritos en los que se divide la limpieza de la ciudad». El coste anual de esta mejora asciende a 435.965 euros. La modificación completa del contrato, a un año de que finalice la adjudicación a UTE Alicante (participada por FCC, Ferrovial y Enrique Ortiz), supone un aumento del coste de 1,6 millones de euros para apenas doce meses, a los que se añade una inversión de dos millones para vehículos y contenedores, que se amortizará durante un periodo de diez años.

Así, la decisión del Ayuntamiento de reforzar la recogida de residuos, vista la situación actual con las continuas quejas de los ciudadanos, es más que necesaria. Aunque no suficiente. Los alicantinos, haciendo llegar fotos al Ayuntamiento a través de las redes sociales, también advierten de pintadas en infraestructuras, en la falta de barrido en calles, junto a otras deficiencias que apuntan a otras áreas municipales, como el cuidado de las zonas verdes (un servicio también externalizado que sigue prestándose fuera de contrato desde hace justo dos años ante los retrasos en una adjudicación que sigue atascadas por los recursos de los licitadores.

Los alicantinos, en sus continuos partes de incidencias, también lamentan la escasa rapidez del Ayuntamiento en resolverlas, una vez han hecho acuse de recibo. En el PAU 1 siguen esperando que se retiren los restos de una rata que lleva casi una semana descomponiéndose en la acera.

Compartir el artículo

stats