Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Gobierno aparca el AVE privado hasta que haya una vacuna contra el covid

Las operadoras SNCF e Ilsa, grupo en el que figura Air Nostrum, aplazan entrar en la liberalización del trafico prevista para el 14 de diciembre

La plataforma de alta velocidad por donde circulan los AVE tiene capacidad para acoger un 50% más de tráfico. En la imagen, la estación de Alicante.

La plataforma de alta velocidad por donde circulan los AVE tiene capacidad para acoger un 50% más de tráfico. En la imagen, la estación de Alicante. ISABEL RAMÓN

El Ministerio de Transportes y Movilidad -ex Fomento- ha visto saltar por los aires, debido a la crisis del covid-19, todos los plazos para poner en marcha el AVE privado, que,además, no comenzará a circular entre Alicante y Madrid, en su modalidad low cost, hasta que no esté desarrollada plenamente la vacuna contra el covid-19. La decisión, tomada en consenso con la empresas adjudicatarias del «AVE privado-, coincide, además, con los recortes que aplica Renfe en el corredor ferroviario con Madrid, que debido a la restricciones a la movilidad y la falta de demanda han dejado las línea de Alta Velocidad en ocho trenes diarios (cuatro en cada sentido) que, además, paran en Villena, Albacete y Cuenca, por lo que al no haber servicio de directo de punta a punta, el tiempo de viaje está en las 2 horas y 35 minutos, lejos de las dos horas y cinco que empleaba en su día el AVE más rápido.

La crisis provocada por la pandemia también ha dejado sin fecha la apertura del túnel de Chamartín, cuya conexión con Atocha permitirá reducir en una hora el viaje en tren entre Alicante, Cantabria y Asturias. Renfe, en un intento de incentivar la demanda, ha sacado una promoción con billetes casi a mitad de precio para viajar a Madrid este verano pero, de momento, solo hay cuatro trenes diario en cada sentido.

Las empresas adjudicatarias de la liberalización del transporte ferroviario no llegarán a tiempo de operar en España el 14 de diciembre, según ha confirmado ya el propio ministro de Transportes, José Luis Ábalos, que no tiene tan claro que el aplazamiento de la francesa SNCF sea estrictamente a causa del covid-19. «Es evidente que se retrasan por los propios problemas de la operadoras privadas», apuntó Ábalos en un encuentro digital, después de que la francesa SNCF anunciara hace unos días que hasta la primavera de 2021 no está en condiciones de operar y que la italiana Ilsa (la valenciana Air Nostrum y Treintalia), que ya advirtió de que no llegaría hasta enero, no haya comunicado todavía nada sobre sus nuevas posibilidades.

Adif firmó el pasado 11 de mayo los acuerdos marco que permitían a Renfe, Ilsa y Rielsfera (SNCF) operar en las principales líneas de AVE a partir del 14 de diciembre, una vez que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia diera cuatro días antes luz verde al plan y aprobara la prórroga del plazo de vigencia del acuerdo desde los cinco años que fija la Ley del Sector Ferroviario a los diez. Desde el Mitma recalcan, no obstante, que el calendario de la liberalización no ha cambiado y que todo sigue igual, aunque las adjudicatarias empiecen a operar más tarde. Otro de los proyectos ferroviarios que ha quedado paralizado por la pandemia, el del AVLO o AVE «low cost», cuya entrada en funcionamiento en el corredor Madrid-Barcelona estaba prevista para el 4 de abril, no se retomará hasta que exista un tratamiento o una vacuna efectivos contra el coronavirus.

Según el Ministerio, la posibilidad de lanzar un AVE «low cost» radica en optimizar los espacios, en liberar espacios, en definitiva implica una masificación en el transporte, por lo que ha admitido que su entrada en funcionamiento no tiene fecha.

Fomento preveía que en la primavera de 2021 pudiera circular ya. De esta forma, el viaje entre Alicante y Madrid se iba a abaratar entre un 30% y 50% sobre las tarifas actuales en unos trenes que también serán diferentes, porque tendrán más plazas y suprimirán el vagón cafetería.

En principio, Fomento quiere que Renfe sea la primera en estar preparada para dar el servicio porque la puesta en marcha de estos trenes coincidirá, además, con la liberalización del transporte ferroviario en Europa a final de año, que permitirá que empresas privadas o de otros estados de la UE puedan operar en España, tanto en la línea Alicante-Madrid como los corredores entre Madrid, València, Sevilla y Barcelona. De hecho, Renfe recibirá ya el próximo año un lote de 40 trenes AVE fabricados por Talgo. La previsión es que pese a la liberalización, Renfe siga concentrando el 80% de la actividad.

La alta velocidad ha supuesto una revolución a la hora de viajar entre Alicante y Madrid. En 2013, el tren absorbía el 77% del mercado por un 23% del avión. Hoy, el tren supone el 81,4% del mercado, y el avión un 19% del que casi el cien por cien es de viajeros en conexión con otros destinos.

El corredor Madrid-Valencia registra 6,5 millones de pasajeros al año, de los cuales 1,78 millones son del tren, 264.000 del avión, 3,9 millones en coches particulares y 580.000 viajeros se mueven en autobús. La cuota de mercado del ferrocarril es del 27,4%. En el caso de Alicante, desde la inauguración del corredor de alta velocidad a Madrid el 18 de junio de 2013, el número de viajeros había crecido de forma constante hasta alcanzar una ocupación media del 85%. La demanda en tren en la citada relación creció más de un 50%, desde el primes mes de funcionamiento. El AVE, con paradas intermedias en Villena, Albacete y Cuenca, había llegado a superar en determinados días los 6.000 viajeros y en total la línea ya había superado los dos millones de usuarios al año con 22 trenes al día.

A partir del próximo 14 de diciembre se liberaliza toda la red ferroviaria española, tanto la red de alta velocidad como la convencional, a excepción de los servicios que se operan en régimen de obligación de servicio público, que serán objeto de una liberalización futura.

Por otro lado, Adif continúa trabajando en proyectos de gran envergadura (Sants, en Barcelona, y Puerta de Atocha y Chamartín, Madrid) para descongestionar las principales estaciones de alta velocidad de la red, acompañando así al incremento paulatino de las operaciones que producirá la liberalización.

La conexión ferroviaria en ancho «AVE» que conectará las estaciones de Madrid-Puerta de Atocha y Chamartín constituirá una infraestructura esencial para el desarrollo de una red vertebrada de ancho internacional en España, ya que permitirá la interconexión de las líneas de alta velocidad que pasen por Madrid, favoreciendo la interoperabilidad del tren de alta velocidad.

El túnel, cuya perforación finalizó el 11 de febrero de 2011, mejora el modelo de explotación de las dos estaciones madrileñas, pues éstas pasarán de tener configuración en terminal a ser pasantes. Su puesta en servicio se optimizará con la instalación de dos nuevas vías en el tramo Atocha-Torrejón de Velasco, adicionales a las dos que dan servicio actualmente a los corredores de alta velocidad Madrid-Andalucía y Madrid-Levante.

La nueva conexión tiene una longitud de 7,3 kilómetros, de los que 6,8 km se excavaron mediante tuneladora a partir de la cabecera sur de la estación de Chamartín, punto en el que dio comenzó la perforación. En el tramo inicial, en el cruce de la calle Mateo Inurria, se ejecutó un falso túnel de 110 metros de longitud, mediante pantallas. El trazado continúa, en sentido Norte-Sur, hasta la plaza de la República Argentina, desde donde sigue el eje longitudinal de las calles Serrano y Alfonso XII para atravesar después la zona del Jardín Botánico hasta finalizar en la glorieta de Carlos V.

La alta velocidad con Madrid alcanza ya el 70% de ocupación media

Transportes baraja septiembre para arrancar el corredor Orihuela-Elche-Atocha, y recupera el martes el Alvia a Santander

Renfe comienza a recuperar pasajeros en la línea de Alta Velocidad que conecta Alicante con Madrid (solo cuatro trenes en cada sentido en estos momentos), y esta semana ya ha alcanzado el 70% de ocupación e, incluso, los viernes y los domingos, dos de los cuatro AVE circulan en doble composición (700 plazas). La intención de la compañía es ir programando trenes en función del aumento de la demanda. El martes está también previsto reiniciar los servicios Alvia que conectan Alicante con Santander y Asturias.

Renfe recupera a partir del próximo martes la conexión ferroviaria con Santander en los trenes Alvia que dejaron de circular al decretarse el estado de alarma y el confinamiento por el covid-19. Con el comienzo de la desescalada, Renfe también ha ido recuperando los servios del AVE con Madrid (cuatro servicios diarios) y el Euromed con Barcelona. Todas las líneas con billetes promocionales. El Alvia que conectará Alicante y Santander pasando por Madrid saldrá a las 10.25 horas y llegará a las 18.17 h. Parará en Villena, Albacete, Cuenca, Segovia, Valladolid, Palencia, Aguilar de Campoo, Reinosa y Torrelavega.

El Ministerio de Transportes ha constatado, por otro lado, un aumento significativo de la movilidad tras la finalización del estado de alarma y después de varias semanas de nueva normalidad. A nivel nacional, en lo que se refiere a la movilidad tanto intraprovincial como interprovincial, se ha alcanzado en el mes de julio un nivel medio de movilidad del 92% de un día laborable normal y de un 99% de un día festivo normal, frente a valores del 76% y del 64%, respectivamente, que se registraron tres semanas antes, en las que el país estaba todavía en estado de alarma.

Este aumento de movilidad se produce de forma generalizada en todas las provincias, de forma coherente con la mayor movilidad general durante el periodo estival. Si bien se aprecia de forma más marcada en Cantabria, Ávila, Segovia, La Rioja o Alicante, donde, para un día laborable tipo, se supera ahora el 100% de la movilidad anterior al estado de alarma.

En relación a la apertura de la línea de Alta Velocidad entre Orihuela y Elche con Madrid, las previsiones actuales del Gobierno (el tren debiera estar circulando desde el verano de 2019) es que la línea arranque en septiembre, pero con los AVE pasando por Alicante. Es decir, en una primera etapa no serán directos y los viajeros con origen o destino en la Vega Baja y Elche deberán pasar por Alicante.

Por otro lado, el ministro de Transportes. José Luis Ábalos, reiteró el jueves el compromiso con el Corredor Mediterráneo, materializado con 660 millones euros invertidos y más de 2.000 licitados en los últimos 2 años, a lo que habría que añadir la inclusión del tramo Zaragoza-Sagunto en el mapa de corredores europeos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats