Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CORONAVIRUS

Sanidad confirma el primer brote de covid en la provincia en una familia de Santa Pola con cuatro afectados

El estado de salud de los contagiados no reviste gravedad y se está haciendo un estudio de los contactos para ver si hay más casos - Otro brote en Burriana eleva a 10 los activos en la Comunidad

Sanidad confirma el primer brote de covid en la provincia en una familia de Santa Pola con cuatro afectados

Sanidad confirma el primer brote de covid en la provincia en una familia de Santa Pola con cuatro afectados

La provincia de Alicante ha registrado el primer brote de coronavirus desde que comenzó la llamada «nueva normalidad» y con ella la libre circulación entre comunidades autónomas, así como la apertura de fronteras con países del extranjero. Este brote se ha localizado en una familia que reside en la localidad de Santa Pola y por el momento hay afectados cuatro miembros de esta familia.

El estado de salud de ninguno de ellos reviste, por el momento, gravedad, según han precisado a este periódico fuentes sanitarias. La alcaldesa de Santa Pola, Loreto Serrano, fue informada ayer por el departamento de Salud Pública del brote en el municipio, aunque apenas ha recibido información relevante sobre de quién se trata. En un primer análisis, habrían dado positivo dos de los miembros de esta familia, al parecer, durante el viernes por lo que se realizó pruebas de PCRs al resto, siguiendo los protocolos que se han establecido por la Conselleria de Sanidad. Durante el pasado fin de semana se habrían detectado los otros dos positivos en exámenes realizados durante la jornada del sábado. En total cuatro casos, lo que lleva a las autoridades sanitarias a declarar el brote. El Ayuntamiento no tiene que realizar actuación alguna al respecto pues todo el trabajo corresponde en estos momentos al personal sanitario. Los rastreadores se están encargando ahora de conocer con qué personas han podido tener contacto durante los últimos días a fin de saber si se podría estar propagando el contagio por el municipio.

El hecho de que este contagio se haya dado en un entorno familiar es positivo, ya que, como señaló la semana pasada la consellera de Sanidad, Ana Barceló, de esta forma es más fácil detectar los contactos que hayan podido tener los enfermos, aislarlos y de esta manera controlar la propagación del virus.

Diez brotes

Además del brote de Santa Pola se ha declarado otro en la localidad castellonense de Burriana, por lo que ya son 10 los brotes detectados en la Comunidad Valenciana desde el pasado 23 de junio. En algunos de estos brotes no se han detectado nuevos casos en los últimos días, aunque Salud Pública no da por cerrado aún ninguno. El nuevo brote en Burriana también afecta a cuatro personas de una misma familia.

Respecto al brote de la empresa de Rafelbunyol, de las cinco pruebas serológicas realizadas a los trabajadores y que quedaban pendientes, Salud Pública ha determinado que una es un caso positivo activo y los otros cuatro corresponden a infecciones pasadas.

En relación al brote familiar en la localidad valenciana de Foios, hay que sumar cinco nuevos positivos, por lo que el total asciende a 12.

Además de estos brotes, hay otros activos en la ciudad de Castellón con 35 afectados fruto de una cena entre varias familias en la noche de San Juan en la que participó una persona procedente de Lleida y tres en familias de Llíria, Valencia y Burjassot. No han aumentado los contagios en el centro de acogida de inmigrantes de Cullera, con 2 casos, ni en el piso de acogida de València, con 4. En total son 86 las personas afectadas en estos diez brotes que se han detectado en la Comunidad Valenciana.

En cuanto a nuevos contagios, desde el pasado viernes -última vez que la Conselleria de Sanidad ofreció datos- se han confirmado 54 casos nuevos en las tres provincias, de ellos 9 en la de Alicante. El grueso de contagios, 33, se han dado en la provincia de Valencia.

Desde el pasado día 30 la provincia de Alicante no registra nuevas muertes por coronavirus, por lo que el número de decesos se mantiene en 512 y en el conjunto de la Comunidad Valenciana es de 1.476. Respecto al número de personas hospitalizadas, en la provincia hay dos ingresados más respecto a la actualización del viernes, por lo que son 20 las personas las que han requerido ingreso y de ellas cuatro están en las Unidades de Cuidados Intensivos, cifra que no ha variado desde el pasado viernes.

Plan ante los rebrotes

Por otro lado, los hospitales deberán tener una reserva de material de protección suficiente -como trajes, mascarillas, guantes o gafas- para funcionar durante ocho semanas y tener una media de 1,5-2 camas de ingreso por cada 10.000 habitantes para pacientes críticos y 37-40 para enfermos agudos. Estos son dos de los requisitos que el Ministerio de Sanidad impone a las comunidades autónomas para poder hacer frente a los rebrotes de coronavirus hasta que no haya una vacuna frente a la enfermedad. Así se plasma en el borrador del «Plan de respuesta temprana en un escenario de control de la pandemia por covid-19», que ayer fue remitido a las comunidades autónomas y que se aprobará en el próximo Consejo Interterritorial, que se celebrará el jueves.

El documento establece que las comunidades autónomas deben garantizar una capacidad suficiente de recursos humanos en los servicios de salud pública; disponer de planes de contingencia; garantizar el funcionamiento adecuado de un sistema de información para la alerta precoz las 24 horas del día durante los 365 días del año; asegurar la capacidad de laboratorio ante el posible aumento de la demanda diagnóstica e identificar de forma precoz y buscar activamente los casos, entre otros.

Con el objetivo de evitar la falta de material que se produjo durante la primera ola de la pandemia, se va a crear una reserva estratégica nacional que dará cobertura al 25% del consumo durante dos meses. Además de equipos de protección, en esta reserva se incluirán también técnicas diagnósticas, medicamentos y equipos de ventilación mecánica.

Refuerzo de la vacunación

El ministerio también va a adquirir un volumen importante de vacunas frente a la gripe común, 5,2 millones, para complementar a las que han comprado las comunidades autónomas. El objetivo es que el próximo otoño e invierno se alcancen o superen coberturas de vacunación del 75% en mayores a partir de 65 años y en el personal sanitario y socio-sanitario, así como superar el 60% en embarazadas y en personas con condiciones de riesgo. Con estas coberturas se quiere garantizar que los hospitales no se vean colapsados con pacientes de coronavirus y enfermos de gripe.

El gobierno también exige a las comunidades autónomas que dispongan de planes para atender a pacientes de coronavirus en sus domicilios y que cuenten con una estrategia con circuitos diferenciados de atención a pacientes covid-19 y no covid-19. El ministerio también quiere que en caso de una segunda ola de la pandemia, se garantice la atención a determinados colectivos más vulnerables, como enfermos crónicos y personas con enfermedad mental. En paralelo, que se establezcan circuitos para que se haga llegar a los pacientes los medicamentos de manera no presencial y que pueda haber un traspaso de profesionales entre los diferentes hospitales y comunidades autónomas.

También se ha anunciado la realización de tres rondas más del estudio nacional de seroprevalencia para conocer el grado de inmunidad de la población española y que en estos momentos ronda el 5%.

Curva actualizada del coronavirus en València, Alicante y Castellón

Letalidad en hombres y mujeres

Casos nuevos diarios y variación porcentual por áreas de salud

Fallecidos por coronavirus desde el inicio de la pandemia por municipios

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats