Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Unos 5.000 profesores interinos aún no saben si trabajarán el próximo curso

El CSIF denuncia retrasos en la adjudicación de las plazas que suele realizarse a mitad de julio

Clase reducida en un colegio justo antes del confinamiento. PILAR CORTÉS

Clase reducida en un colegio justo antes del confinamiento. PILAR CORTÉS

Incertidumbre total hasta agosto para el profesorado interino, que aún no sabe si trabajará o dónde el próximo curso. Es lo que denuncia el sindicato CSIF que atribuye el retraso a que primero la conselleria de Educación debe publicar el número de plazas totales para el profesorado del curso que viene.

Normalmente, explican desde el sindicato, a principios de julio empieza el proceso con los profesores suspendidos y desplazados, que son los que trabajaron en un centro el curso pasado pero en el que se ha suprimido una línea con lo que se quedan sin aula. Estos profesionales tienen prioridad a la hora de tener plaza. «Pedimos a la administración que a los cerca de 300 que hay en la provincia de Alicante y a los de resto de la Comunidad se les mantuviera el año que viene por la situación excepcional del covid-19, pero no han respaldado la propuesta», indican fuentes sindicales. Así, deben afrontar el proceso de nuevo. Pero el problema está en que ellos son los primeros, pero después llegan las comisiones de servicio -los profesores que solicitan un cambio de centro- y después el resto de interinos que están en la bolsa.

«Lo habitual es que a mediados de julio, es decir ya, se publiquen las listas porque después existe un plazo de alegaciones y unos días después se adjudican definitivamente con lo que ya todos saben si trabajan o no, pero a estas alturas la conselleria no ha anunciado todavía cuándo se publicarán. Como mínimo nos vamos a agosto y el curso empieza a principios de septiembre», indican desde el CSIF.

Además, una vez publicadas las listas los afectados ya saben también si su plaza será una vacante o una sustitución. «La cosa cambia porque si es una vacante, el profesor sabe que va a trabajar todo el curso y que el verano se lo van a pagar, pero si es una sustitución lo más probable es que sea por unos meses y se quede sin cobrar los meses de verano», puntualizan las mismas fuentes.

«Entendemos que la situación este año es muy complicada por la pandemia, pero lo que tememos por como se están desarrollando los acontecimientos es que Educación no contrate a un número mucho más alto de profesorado que en años anteriores, pese a que han prometido reforzar las plantillas», señalan.

El motivo es que ya han recibido quejas de directores de centros a los que se les está poniendo trabas a aumentar el número de horas que deben cubrir con más profesores por los desdobles a los que la normativa sanitaria obliga a causa de la pandemia, tal y como adelantó INFORMACIÓN. «Sabemos que hay centros que están trabajando mucho para cuadrar las plantillas a los que se les ha denegado los refuerzos de profesores que necesitarían para afrontar un curso que va a ser muy complicado», critican.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats