Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alicante acelera el lavado de cara de Luceros para recuperar su brillo

El Ayuntamiento lleva a la Junta de Gobierno del martes el proyecto para restaurar la fuente, arreglar las piezas con desperfectos y actualizar su iluminación

Alicante acelera el lavado de cara de Luceros para recuperar su brillo

Alicante acelera el lavado de cara de Luceros para recuperar su brillo Pilar Cortés

El Ayuntamiento de Alicante va a llevar a la junta de Gobierno del próximo martes la aprobación del proyecto de obra para la restauración de la Fuente de levante en la Plaza de Los Luceros de Alicante, con un presupuesto de ejecución de las obras de 309.721€ y un plazo de seis meses.

Así, con esta actuación el edil de Infraestructuras, José Ramón González, ha explicado que "se va a realizar una intervención integral con la que el Ayuntamiento tiene previsto restaurar la fuente, llevar a cabo la limpieza general del conjunto, la recuperación de las piezas que presentan desperfectos, su renovación de la impermeabilización del vaso, actualización de la iluminación del monumento y la puesta a punto del sistema hidráulico".

En este sentido, el concejal ha puesto en valor las obras destacando "la necesidad de recuperar la integridad del conjunto de la fuente, y poder realizar una importante actuación en una de nuestras más emblemáticas fuentes para poder llevar a cabo en los próximos meses su conservación y restauración tal y como nos comprometimos".

Asimismo, según han declarado fuentes oficiales, la intervención también se llevará a cabo para restaurar los daños ocasionados el pasado mes de mayo cuando se produjo un atentado contra la fuente con un martillo, que deterioraron al conjunto ecuestre norte, del fauno a los pies del caballo, motivo por el cual le falta el brazo y antebrazo derechos, además de la pata trasera derecha del caballo. Así como, en el conjunto ecuestre este, al fauno a los pies del caballo le falta el antebrazo, brazo y mano izquierdos, una piña que sostenía y que colgaba de guirnaldas, y la pata delantera izquierda del caballo. Todos estos daños fueron infligidos con un martillo.

La Fuente, está en una parcela de suelo urbano sin edificar en el centro urbano de Alicante, sobre una superficie de 2.776 m², y desde su construcción a cargo de Daniel Bañuls en 1930, se propuso una primera actuación de reparación y consolidación en 1965 por el Arquitecto Municipal, Miguel López.

Con posterioridad, en 2002, se realizó una intervención por el Arquitecto Màrius Bevià para la "Restauración de la Fuente de los Caballos de la Plaza de los Luceros en Alicante". Al poco tiempo, entre los años 2006 y 2007, con motivo de la ejecución de la estación del TRAM de Luceros, la Fuente tuvo que ser desmontada, vuelta a montar y restaurada, bajo la supervisión del Arquitecto Màrius Bevià.

La fuente de Luceros está situada en el centro de un vaso circular de 20 metros de diámetro, está organizada simétricamente en torno a un núcleo central rematado por pináculos, de 15 metros de altura.

Por ello se compone sobre una alta taza polilobulada, donde se colocan cuatro caballos con dos faunos-niños cada uno formando una planta de cruz griega adosados a un primer núcleo de planta octogonal. En cada cara alterna del núcleo se ubican dos piletas suspendidas a distinto nivel y un jarrón que recibe las aguas de un mascarón de cerámica dorada con imagen de león. Sobre este núcleo se levanta un fuste de cuatro lados presentando en cada una de sus hornacinas, figuras de jóvenes estilizadas en torno a decoraciones de tipo vegetal.

El conjunto de estilo barroco está lleno de elementos decorativos inspirados en motivos vegetales, granadas, racimos, manzanas, piñas, rosas, y multitud de estrellas de todos los tamaños, tratados desde una óptica artística cercana al Art-Decó inspirada en los lenguajes de la arquitectura hindú.

De acuerdo con las descripción de Màrius Bevià, el núcleo central es un síkhara, torre de templo, las figuras de las jóvenes vestidas con saris están inspiradas en piezas de la escuela de Gandhara, los ciertos detalles reproducen formas de las puertas de los Stupa, las franjas de los bajo-relieves decorativos reproducen motivos del templo de Mallikarjuna. Siendo el conjunto, en definitiva, un carro estelar tirado por cuatro caballos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats