AnimaNaturalis ha celebrado este domingo la primera protesta antitaurina del año en Alicante para reivindicar una "mejor normalidad libre de fiestas crueles" y para exigir que las corridas de toros "no regresen jamás".

La asociación ha señalado que durante la cuarentena "se cancelaron la mayoría de las ferias del país y el sector taurino", que "ya subsistían, en gran medida, gracias al dinero público, que exige nuevas dotaciones presupuestarias para mantenerse a flote, en un negocio cruel y anacrónico abocado a la quiebra".

En este sentido, el coordinador de AnimaNaturalis en Alicante, Jou García, ha defendido: "No queremos que ni un euro público vaya dirigido a subvencionar el maltrato animal, y por eso nos reuniremos en esta acción a favor de la vida, como ya se ha hecho recientemente en Pamplona y Madrid con una amplia repercusión en medios nacionales y extranjeros".

Desde AnimaNaturalis han impulsado una iniciativa en la que "más de 168.000 personas ya han escrito al ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribe, para que no destine ayudas al sector taurino".

Según García, "los taurinos están pidiendo nuevas subvenciones económicas de apoyo a sus prácticas, mientras salen a la luz estos días, imágenes de los toreros Juan José Padilla, Morante de la Puebla y Alberto López Simón, pillados en una presunta pelea ilegal de gallos, con indicios evidentes de numerosas infracciones y delitos como no contar con permiso para ello, presencia de menores, apuestas ilegales, consumo de alcohol y tabaco, incumplimiento del aforo máximo, las distancias de seguridad, o el uso de mascarillas".

"Creemos que el gobierno debería priorizar las ayudas económicas en sanidad, familias vulnerables, I+D y ayudas a empresas que están pasando grandes dificultades", ha añadido.

"PRÁCTICA MINORITARIA"

Según ha explicado AnimaNaturalis, "la última encuesta de 'Hábitos y prácticas culturales 2018-2019' del Ministerio de Cultura revela que los espectadores en las plazas de toros han descendido un 15% en los últimos cuatro años, en los que la asistencia a espectáculos taurinos ha bajado en 554.000 personas".

"Apenas el 8% de la población presenció un festejo taurino, solo el 6% en plazas, el resto por televisión", ha señalado, al tiempo que ha agregado que "con la singularidad de que casi el 20% de los asistentes no pagaron su entrada, lo que evidencia la envergadura de las ayudas".

Para la asociación, "en contra de lo que siempre se ha difundido, la tauromaquia no es el segundo espectáculo de masas en nuestro país, ni siquiera el tercero ni el cuarto, sino el décimo, según datos del Ministerio de Cultura", ha subrayado, y ha aseverado que "los españoles prefieren el fútbol, el cine, los monumentos, los museos, los conciertos, las exposiciones o las galerías de arte antes que asistir a una corrida de toros".

GASTO "DESMESURADO"

AnimaNaturalis ha denunciado que el sector taurino recibe cada año partidas presupuestarias de "miles de euros" para "financiar actividades taurinas desde ayuntamientos, diputaciones, autonomías y también desde el Gobierno de España, para subvencionar a peñas, asociaciones, escuelas y festejos del ámbito taurino".

"Pensamos que el gobierno no solamente debe ignorar estas exigencias, sino que deberían replantearse las ayudas periódicas que se destinan a la tauromaquia desde las diferentes administraciones y derivarlas donde sea más necesario", han reivindicado.

AnimaNaturalis ha detallado que dichas partidas "pueden alcanzar fácilmente los cientos de miles de euros anuales incluso llegar a cantidades millonarias" y ha estimado además, que "solo una treintena de ayuntamientos de Cataluña destinan 1 millón de euros de dinero público para la realización de toros embolados, toros ensogados y encierros".

"La Diputación de Badajoz tiene previsto destinar este año, a la Escuela de Tauromaquia, la cantidad de 950.350 euros y en la de Castellón hay una convocatoria de subvenciones destinadas a colectivos taurinos para promover los festejos tradicionales con una consignación económica de 90.000 euros para este 2020", han lamentado.

Por su parte, han señalado que la Comunitat Valenciana "cuenta con el triste récord de ser la autonomía con más celebraciones taurinas, unos 9.000 festejos en los que el dinero público abunda y sustenta estas prácticas".

El responsable del colectivo ha asegurado que "el grueso de partidas presupuestarias y subvenciones es incalculable debido a la falta de transparencia, especialmente por parte de los ayuntamientos, que no tienen el hábito de hacer públicos sus presupuestos de fiestas desglosados".

"Los recursos de la administración pública no deben usarse para promocionar y contratar espectáculos basados en el abuso y maltrato animal, menos aún en los próximos meses, en los que se necesitará todo el esfuerzo y apoyo público para diferentes emergencias", ha zanjado García.