Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CORONAVIRUS

Las familias se comprometerán por escrito a colaborar frente al covid

Firmarán con los institutos una «declaración de responsabilidad» con las normas de salud e higiene

Examen de Selectividad con las medidas de protección y distancia social, en un instituto de Elche. ANTONIO AMORÓS

Examen de Selectividad con las medidas de protección y distancia social, en un instituto de Elche. ANTONIO AMORÓS

Las familias de los estudiantes de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y Bachillerato firmarán una «declaración responsable» en la que se comprometerán a cumplir las medidas que el centro educativo establezca para evitar que el covid-19 se propague entre la comunidad educativa.

Según apuntan las instrucciones para los centros de Secundaria y Bachillerato que se publicaron ayer, el documento será «elaborado conjuntamente» por las consellerias de Sanidad y Educación, y su objetivo es «garantizar» el «compromiso» de las familias con el «cumplimiento de las normas de salud e higiene para el alumnado, de acuerdo con los protocolos determinados y sus planes de contingencia». Como publicó este periódico, se trata de una petición que también se realizará a las familias de Infantil y Primaria, pues también se recoge en las instrucciones de estos niveles.

Y es que, también en el contexto actual, la Conselleria de Educación considera clave la colaboración de las familias, por lo que del mismo modo se hace mención a ellas en el protocolo sanitario que el miércoles recibieron los centros: «Se pedirá a las familias su implicación apelando a su responsabilidad para evitar que los y las menores acudan a los centros cuando hayan tenido contacto estrecho con un caso sospechoso o confirmado o presenten síntomas compatibles con covid-19».

Sobre la organización extraordinaria que habrá en las aulas de ESO y Bachillerato en 2020-21, las medidas que incluyen las instrucciones son las ya conocidas: distancia de 1,5 metros entre pupitres y presencialidad al 100% y diaria para 1º de ESO y los grupos de los programas de atención a la diversidad (PMAR, PR4, PAC); y, en la medida de lo posible, en 2º de ESO.

Además, cabe tener en cuenta, según explicaron esta semana el conseller Vicent Marzà y el secretario autonómico de Educación y FP, Miguel Soler, que muchos centros también se esfuerzan para garantizar la máxima presencialidad en 2º de Bachillerato y 4º de ESO.

En los casos en los que no pueda ir todo el grupo a clase, porque el espacio es limitado para mantener la distancia, se organizarán turnos alternos semanales, por lo que unos alumnos irán lunes, miércoles y viernes, y viceversa.

Las instrucciones inciden mucho en el acompañamiento del alumnado más joven (1º y 2º de ESO), y consideran «fundamental» la «consolidación, refuerzo y recuperación de los aprendizajes imprescindibles» que no se han visto en el tercer trimestre de 2019-20, «especialmente en el alumnado con mayores dificultades de aprendizaje y que se encuentra más rezagado».

El próximo curso, los centros mantendrán los mismos horarios y la mayoría de libros que en 2019-20, pero a Secundaria, Bachillerato y FP no llegará el plurilingüismo, como estaba previsto. Su implantación en estos niveles se pospuso a 2021-22 y los centros tendrán hasta el 28 de febrero de 2021 para redactar sus proyectos língüísticos (PLC).

CSIF considera «decepcionante» el protocolo sanitario

El sindicato CSIF considera «decepcionante» y «falto de concreción» el plan de contingencia de las consellerias de Sanidad y Educación presentado para el inicio del próximo curso, que aborda las medidas de prevención frente al covid-19. El sindicato cree que «no ofrece las necesarias garantías de seguridad» y critica que el plan «no regule personal sanitario en los centros docentes, que no contemple profesionales de riesgos laborales en los recintos o la falta de un protocolo específico para colectivos vulnerables». Asimismo, lamentan que el documento «no prevé pruebas PCR de detección de contagios por covid-19, ni al inicio del curso ni con un calendario a lo largo de él». Entre otros puntos, el protocolo de las consellerias de Sanidad y Educación da a los centros recomendaciones para organizar la hora el patio, como ayer publicó este periódico.

Mascarilla y limitación de movimiento en todos los campus universitarios

Las universidades acuerdan un protocolo que no permite la permanencia de los estudiantes en los pasillos

Las cinco universidades públicas de la Comunidad y la Conselleria de Universidades han pactado un «protocolo de actuación» común para el inicio del próximo curso, que indica que el acceso a los campus y los recintos universitarios deberá hacerse con mascarilla.

El uso de la protección facial es, según el documento que se hizo público ayer, «siempre recomendable» y será obligatorio cuando así lo indique la normativa en vigor (como ocurre en la actualidad).

El texto consensuado por la conselleria y la Universidad de Alicante, la Miguel Hernández de Elche, la Universidad Jaume I de Castellón, la Universitat de València y la Universitat Politècnica de València , detalla que las clases se ocuparán al 50 % (al 75 % en algunos casos excepcionales) y, como ya avanzaron las instituciones y la conselleria, el alumnado se sentará al tresbolillo, esto es, en filas paralelas y sin coincidir con nadie ni en el sitio de delante ni en el de detrás.

En cuanto a la mascarilla, «únicamente podrá exceptuarse su uso en las aulas si, una vez sentados, se mantiene una distancia interpersonal de al menos 1,5 m», dice el protocolo, mientras que en los laboratorios y otros espacios de prácticas «será obligatorio en todo momento».

Evitar compartir aula

Además, «las entradas y salidas tendrán que ser ordenadas, utilizando las puertas respectivas debidamente señalizadas y manteniendo la distancia» y también escalonadas, «para evitar aglomeraciones». En la misma línea, el texto también deja muy claro que «no se permitirá la permanencia en pasillos, zonas de paso y otras zonas de uso común», por lo que se pide al alumnado que conozca bien su horario con antelación y «acuda directamente al aula, unos minutos antes del inicio de la clase». Antes de entrar a clase, los estudiantes deberán desinfectarse las manos con gel hidroalcohólico que habrá en la puerta.

En principio, según el protocolo, «se evitará siempre que sea posible, que una misma aula se comparta por más de un grupo en una misma jornada o turno (mañanas y tardes), a fin de evitar el contacto entre grupos y minimizar los desplazamientos del estudiantado».

El texto apunta que las escuelas y facultades deben incidir en la ventilación de los espacios y desinfectar todos los materiales, y recuerda a los estudiantes que no deben acudir a clase con síntomas compatibles con el covid.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats