Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CORONAVIRUS

El aeropuerto no recuperará el tráfico anterior a la crisis hasta 2024

Los aviones de Jet2holidays aterrizan vacíos para repatriar a sus pasajeros, y el lunes opera el último vuelo

Aviones de Ryanair estacionados en El Altet donde, de momento, sigue operando la compañía. RAFA ARJONES

Aena ha detectado ya un descenso en el tráfico aéreo en Alicante y el resto de aeropuertos turísticos españoles desde que el Gobierno británico anunciase hace una semana la cuarentena para los viajeros procedentes de España como medida de prevención ante el aumento de rebrotes del covid-19. En los últimos días de julio se había recuperado el 50% del tráfico respecto a 2019, pero esta tendencia ha cambiado tras la decisión de Reino Unido. A largo plazo, las compañías y Aena estiman que no será hasta 2024 cuando se recuperarán los niveles de tráfico de 2019, año en el que el aeropuerto provincial rozó los 14 millones de pasajeros. La crisis provocada por el covid-19 ha hundido el tráfico en el aeropuerto con un 61% menos de pasajeros que en los seis primeros meses de 2019. Con todo, el aeropuerto tiene programados entre el viernes y mañana domingo 584 vuelos -hoy 218. Otro tema será el grado de ocupación.

De momento, los aviones de Jet2.com, que dejará de volar el lunes, llegan vacíos desde los ocho aeropuertos británicos para repatriar a sus pasajeros. También se han notado descensos en la ocupación de los aviones de Easyjet y Ryanair que conectan con Gran Bretaña, y TUI ha comenzado a desviar 25.000 turistas de Benidorm a Grecia y Turquía, países que, paradójicamente, no están afectados por la cuarentena en el Reino Unido. Lo cierto es que los datos oficiales turcos no son los de España: 228.929 contagiados y 5.659 muertos. El grado de transparencia queda en el imaginario de cada uno. Grecia todavía está mejor, con solo 4.279 casos.

Como mucho, si se controlan los rebrotes, se acabara (poco probable ahora mismo) la cuarentena en Reino Unido y los turistas perdieran el miedo a viajar, el aeropuerto atendería a unos 4 millones de pasajeros hasta diciembre, un 65% menos de lo esperado; cifra que, sumados los dos millones de turistas que pasaron por la terminal entre enero y el 15 de marzo, darían seis millones de turistas en diciembre, los mismos que se registraron en 2000. Es decir, el covid-19 lleva el tráfico en el aeropuerto a las cifras hace 20 años.

Al margen del impacto en otros subsectores del turismo, los británicos realizan 6,3 millones de pernoctaciones hoteleras al año, primer mercado tras el que se sitúa Holanda, con 950.000 pernoctaciones al año, Francia e Italia (790.000), Países Nórdicos (665.000) y Alemania (514.000), según datos de Turisme.

Expertos y empresarios coinciden en que la crisis provocada por el covid-19 y la sombra del Brexit, obligan a una reestructuración del modelo, tanto en la concepción de los hoteles como del servicio y perfil del cliente. Es complicado pero debemos concienciarnos y trabajar por este objetivo. «Ya nada va a ser igual, y ya pasó en la Costa Azul y en la costa de Italia. El turista de cubos de cerveza no puede ser nuestro cliente», subrayó ayer José María Caballé, uno de los pioneros en el desarrollo de Benidorm.

Los ingleses representan la mitad de todo el mercado turístico (españoles y extranjeros) y el 75% del foráneo con un perfil económico, además, medio/bajo, lo que termina afectando a la caja. Fueron clave en el conjunto del sector, pero los ingleses que eligen la Costa Blanca no tienen el poder adquisitivo de los extranjeros que, por ejemplo, viajan a Barcelona, Madrid o Sevilla. El sector turístico había comenzado el año optimista y sin rastro de los supuestos efectos negativos del Brexit, hasta el punto de que, para esta temporada y según los datos que manejaba Turisme, la previsión sobre el turismo británico era que creciera un 2% en cuanto a llegada de visitantes, y un 4% en rentabilidad.

Hoy todo ha saltado por los aires, con el aumento de los contagios.

Sin acuerdo para levantar la cuarentena a los viajeros de España

La ministra de Asuntos Exteriores, Arantxa González Laya, reiteró ayer que el Gobierno sigue dialogando con el Reino Unido buscando explicar, compartir y mostrar los datos epidemiológicos y toda la información que sea necesaria «para construir una relación de confianza con el Reino Unido y que ellos puedan autorizar la apertura de corredores turísticos con España, atendiendo a esos datos. En ello estamos volcados», aseguró en una visita a San Sebastián. De momento, sin éxito.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats