Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los centros de salud sufren demoras de casi veinte días para pedir cita con la «app»

Sanidad habilitó la opción de contactar telefónicamente con los facultativos para reducir la sobrecarga que sufren las centralitas

Colas a las puertas de un centro de salud de la ciudad de Alicante, en una imagen de ayer.

Colas a las puertas de un centro de salud de la ciudad de Alicante, en una imagen de ayer. RAFA ARJONES

Cerca de 20 días para concertar una cita telefónica con el médico de familia. Esta es la situación que se encuentran muchos de los pacientes que estos días tratan de contactar con su centro de salud a través de la app de la Conselleria de Sanidad «GVA+Salut». Hace unas semanas que Sanidad habilitó la posibilidad de solicitar una cita telefónica con el médico de familia a través de esta herramienta. De esta manera, se intenta paliar la saturación que sufren las centralitas de los centros de salud, que no dan abasto para atender la gran cantidad de llamadas de pacientes que se reciben a diario. Sin embargo, muchas agendas telefónicas ya están saturadas y la demora para contactar con el médico mediante esta vía se ha disparado, según ha podido comprobar este periódico.

En centros de salud de la ciudad de Alicante, como es el caso del Pla Hospital, hay médicos que no tienen huecos hasta el 20 de agosto; en Campoamor o Pediatría de Cabo Huertas, hasta el 18 de agosto; Benalúa hasta el 12 de agosto o la calle Gerona, hasta el martes, 11 de agosto. Una situación que se repite en la ciudad de Elche, con demoras de hasta 15 días en algunos centros de salud de la ciudad y de las pedanías.

Para Víctor Pedrera, secretario provincial del Sindicato Médico, la base del problema es la falta de sustituciones en Atención Primaria. «Si no tienes médicos suficientes, de poco sirve que pongas herramientas para coger cita por teléfono, porque los que están trabajando tienen sus agendas saturadas». La pandemia de coronavirus ha impactado de lleno en los centros de salud, que se han tenido que reorganizar a marchas forzadas para poder atender a los pacientes y al mismo tiempo cumplir con las férreas medidas de seguridad que ha impuesto el covid. Medidas de seguridad que obligan a mantener las salas de espera a un 30% de su capacidad para que no se acumulen los pacientes en un espacio cerrado.

De esta forma, los médicos están atendiendo a un 50% de sus enfermos de manera presencial y al resto a través de consultas telefónicas. El mayor problema viene a la hora de contactar con el centro de salud. Los pacientes ya no disponen de las herramientas habituales para reservar cita, ya que Sanidad deshabilitó la página web y la app, así que hasta hace unas semanas el teléfono era la única opción para contactar con el centro de salud. Pero las centralitas, en la inmensa mayoría de los casos, son antiguas y no dan abasto para canalizar todas las llamadas. El resultado, los pacientes se pasan incluso días llamando sin éxito, por lo que terminan acudiendo, muy enfadados a su centro de salud.

Los médicos de familia piden a la Conselleria de Sanidad que les ayude a explicar a la población la nueva forma de funcionar que la pandemia ha impuesto. «Es urgente que se ponga en marcha ya una campaña de comunicación para que la gente tenga paciencia porque estamos sufriendo una campaña de desacreditación tremenda» lamenta María Ángeles Medina, presidenta de la Sociedad Valenciana de Medicina Familiar y Comunitaria.

Para Medina es esencial también que se refuercen las centralitas de los centros de salud, como se prometió hace ya meses. «Sería cuestión de habilitar "call centers" en cada centro de salud, con dos o tres personas dedicadas a atender a los pacientes. Porque la gente se pasa días llamando, sin éxito, y al final se presentan aquí muy enfadados con nosotros».

121 nuevos casos y 11 ingresos en tres días

La provincia de Alicante ha registrado 121 nuevos casos de coronavirus desde el pasado viernes. Esta cifra prácticamente dobla a los 68 del pasado lunes. Hay además dos nuevos brotes activos, uno en Orihuela relacionado con el ocio y en el que hay 6 positivos y otro detectado en Almoradí, de origen extracomunitario y con cinco afectados. Con los focos de ayer son 15 los brotes detectados en la provincia de Alicante desde el pasado 13 de julio.

Además, en las últimas horas se ha registrado un fallecimiento en la provincia a causa de la enfermedad, por lo que ya son 514 las personas que han muerto a causa de la pandemia.

El aumento de casos positivos de coronavirus se sigue trasladando a los hospitales, en forma de un aumento de ingresos. Desde el viernes hay 11 personas más hospitalizadas en los centros sanitarios de la provincia, que en total tienen a 41 pacientes de covid. Ocho de ellos están en UCI, uno más que el viernes. La consellera de Sanidad, Ana Barceló, hizo un llamamiento a extremar las precauciones en las reuniones familares y de amigos ya que, desde el fin del estado de alarma, el 36,5 % de los brotes y casos se producen en este ámbito.

«Les recuerdo que en las reuniones familiares solo están exentos de usar las mascarillas aquellos integrantes de un mismo núcleo familiar conviviente. Por tanto, tenemos que seguir lavándonos las manos, mantener la distancia interpersonal y usar la mascarilla siempre. Debemos hacerlo por nosotros y por aquellos a quienes más queremos».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats