Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CORONAVIRUS

El repunte de covid satura a los médicos de familia con hasta 50 pacientes al día

Al rastreo y atención de los enfermos se suma el seguimiento de los que son crónicos, que se quedó estancado en primavera por la pandemia

Colas para acceder a un centro de salud de la ciudad de Alicante, en una imagen del lunes.

Colas para acceder a un centro de salud de la ciudad de Alicante, en una imagen del lunes. RAFA ARJONES

«Estamos peor que nunca». Así de contundente se muestra la presidenta de la Sociedad Valenciana de Medicina Familiar y Comunitaria, María Ángeles Medina, para describir la situación que se vive en los centros de salud de la provincia con el aumento de los casos de coronavirus que se está dando en las últimas semanas. Los médicos de familia están haciendo frente a dos situaciones totalmente insólitas este verano. Por un lado, detectar aquellos casos de coronavirus que van surgiendo a un ritmo de más de 300 semanales, rastrear los contactos, hacer pruebas PCR a todos los sospechosos, indicar cuarentenas para los contactos estrechos y hacer un seguimiento de los pacientes que dan positivo. Por otro lado, recuperar las analíticas y el seguimiento de aquellos pacientes crónicos que la pandemia obligó a aparcar en primavera. El resultado es que «el número de enfermos que atendemos al día oscila entre los 40 y 50 y puede llegar a 60», según cifra Medina y corroboran médicos de familia consultados por este diario.

Esta labor se hace con los centros de salud aún blindados por las medidas de seguridad frente al virus. De momento, los médicos de familia solo están atendiendo a la mitad de los enfermos de manera presencial. Al resto, se les hace un seguimiento por teléfono. Pero las llamadas telefónicas ocupan tiempo, y mucho. «Cada pacientes que atiendes así son entre 12 y 15 minutos», explica Javier Blanquer, médico de familia y vocal de la Sociedad Valenciana de Medicina Familiar y Comunitaria. La Conselleria de Sanidad contrató a médicos que acaban de terminar la carrera y que aún no han empezado el MIR como refuerzo en los centros de salud. En muchos centros, estos médicos se encargan de la labor de rastreo de cada caso sospechoso que surge, pero con un tercio de las plantillas de vacaciones y las dificultades para encontrar a médicos de familia en la Bolsa de empleo, la conselleria está tirando de estos jóvenes para cubrir a los facultativos que se han marchado de vacaciones, según denunció días atrás el Foro de Médicos de Atención Primaria de la Comunidad Valenciana.

Otro problema al que se están enfrentando los médicos de familia es al de la comprensión ciudadana. «La gente quiere ser vista, quiere volver al modelo anterior en el que ibas al centro de salud y cogías cita. Ahora llaman y, como no consiguen contactar, vienen y se enfadan con nosotros», lamenta Blanquer.

Un aumento de la conflictividad que ha llevado al Sindicato de Enfermería, Satse, a pedir un refuerzo de la seguridad en los centros de salud. La representante de los médicos de familia, María Ángeles Medina pide, por su parte, una campaña informativa de la Conselleria de Sanidad para que traslade a la población cuál es la nueva forma de funcionar en los centros de salud.

Desde el sindicato CC OO en el departamento del Hospital de Sant Joan, creen que el hecho de que este año se exija que las vacaciones de verano se tomen entre julio y septiembre está agravando la situación en los centros de salud. «Antes había más flexibilidad y no faltaba tanta plantilla al mismo tiempo», señala Inmaculada Vidal, delegada de CC OO. Vidal pide que, a falta de médicos y enfermeros en Bolsa, las plantillas de los centros de salud se refuercen con otras categorías profesionales, como técnicos de enfermería, «que pueden descargar de trabajo al resto de la plantilla». Otra opción, a juicio de este sindicato, pasaría por trasladar a trabajadores de servicios menos congestionados hacia la Atención Primaria, que es la que está soportando estos días la mayor carga asistencial. Inmaculada Vidal afirma sentirse «preocupada» por la saturación que se está viviendo en los centros de salud «y la factura que esto va a pasar a los profesionales que allí trabajan».

Por otro lado, la Conselleria de Sanidad está estudiando implantar en la Comunidad la app de rastreo de covid desarrollada por el Ministerio de Sanidad y que ha pasado su fase piloto en Canarias. Con esta herramienta informática se han registrado 6,4 contactos estrechos por positivo ficticio confirmado, casi el doble de los 3,5 detectados mediante traceo manual en la actualidad.

Un nuevo brote en Sant Joan y 51 nuevos contagios en las últimas horas

El número de hospitalizados con covid sigue aumentando, con cuatro ingresados más según el último recuento

La provincia de Alicante ha registrado en las últimas horas un nuevo brote por coronavirus, concretamente en la localidad de Sant Joan. Según la Conselleria de Sanidad el origen de este brote es social, es decir una reunión familiar o de amigos, y hay siete personas que han dado positivo. Este brote se suma a los 19 brotes que han surgido ya en la provincia desde mediados de julio.

En el resto de la Comunidad Valenciana hay brotes en València, con cinco positivos relacionados con el ocio; Bétera, con cuatro casos de origen socia y Requena, con cinco casos de origen social.

En cuanto al gran brote de la ciudad de València resultado de cinco brotes familiares y uno de origen social que se determinó que tenían su origen común en un único ámbito social y, por tanto, es un único brote de carácter social, suma ya 84 casos positivos.

Por lo demás, la provincia ha registrado 51 nuevos casos positivos en la última jornada, una cifra levemente inferior a la registrada durante la mayor parte de la semana pasada. No ha habido ningún fallecido en las últimas horas por covid, pero el número de hospitalizados por la enfermedad sigue subiendo. Ya son 45, cuatro más que el lunes, aunque hay un paciente menos en las UCI, con siete.

Por otro lado, se han dado 121 altas a pacientes con coronavirus, por lo que el total de personas curadas asciende ya a 18.730 personas, 6.218 de ellas en Alicante.

De esta forma, en estos momentos hay activos 1.711 casos, lo que supone un 7,81 % del total de positivos.

Compartir el artículo

stats