Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La incidencia del virus en la Comunidad se disparó en julio frente a la media estatal

El número de casos detectados por habitante en Alicante, Valencia y Castellón creció más rápidamente que en el conjunto de España

Desde el pasado mes de julio, la incidencia del coronavirus, según se desprende de los informes que periódicamente publica el Ministerio de Sanidad y el Instituto de Salud Carlos III y que recogen los positivos por covid-19 registrados en cada comunidad, su gravedad y la reacción de las autoridades sanitarias. Pese a eso, el número de positivos por habitante en la Comunidad sigue estando por debajo de la media de todas las comunidades y, además, en la primera semana de agosto el aumento de la incidencia ha vuelto a ser menor que en el conjunto del resto de autonomías.

Este incremento de casos diagnosticados durante el mes de julio podría deberse a que la enfermedad se esté extendiendo más rápidamente pero también a que en se estén realizando más pruebas PCR que en otras regiones, con lo que la capacidad para detectar nuevos casos de coronavirus es mayor.

De hecho, la Comunidad está por encima de la media en personas identificadas por cada positivo detectado, y por debajo de la media en casos sin contacto conocido con covid-19. También tiene más hospitalizados e ingresados en la UCI de media que en el conjunto del Estado, pero menos índice de fallecidos.

Si comparamos el número de casos diagnosticados en la Comunidad Valenciana entre el 23 de julio y el 6 de agosto (2.300 positivos) con los del periodo comprendido entre el 2 y el 16 de julio (273), comprobamos que el incremento de positivos detectados es del 742 %. Ocho veces más positivo entre un periodo y otro. Entre estos dos periodos de 14 días la Incidencia Acumulada (IA) del coronavirus -es decir, el número de casos por cada 100.000 habitantes- pasó de ser del 5,46 al 45,97. Un incremento también del 742 %.

Al ampliar el foco de estos datos a la media de España es cuando vemos que la incidencia del virus en la Comunidad está aumentando más rápido que en el conjunto del Estado. En el último informe de Sanidad publicado el 7 de agosto se muestra que en los 14 días anteriores (es decir, en el periodo del 23 de julio al 6 de agosto) la IA ha sido de 79,82 casos por cada 100.000 habitantes. En las dos semanas del 2 al 16 de julio, la IA fue del 19,64, por lo que el incremento es del 306,42 %. Menos de la mitad del incremento detectado en la Comunidad.

Este incremento de la incidencia del coronavirus en Castellón, Alicante y, sobre todo, Valencia, también se refleja en el «clasificación» de las comunidades con más o menos casos diagnosticados de covid. En aquel periodo del 2 al 16 de julio, en el «ranking» de las 17 autonomías y dos ciudades autónomas, la Comunidad Valenciana ocupaba el duodécimo lugar en casos diagnosticados. En el periodo del 23 de julio al 6 de agosto ocupa ya el octavo puesto en la clasificación de más casos diagnosticados.

Rangos de incidencia

Aun así, la Comunidad Valenciana sigue lejos de las autonomías en los que la incidencia del coronavirus está siendo mayor. Aragón no cargó datos para el informe del pasado 7 de agosto, pero su última IA (la del 6 de agosto) de casos diagnosticados registrada era de 503,68. En Cataluña la IA es de 150 casos diagnosticados por cada 100.000 habitantes, en Navarra de 145, en el País Vasco de 120 y en Madrid de 99.

El estudio que cada semana realiza el Instituto de Salud Carlos III también apunta a este incremento de casos diagnosticados en la Comunitat Valenciana por encima de la media nacional, aunque se pueden extraer un par de lecturas positivas. El último estudio dels IsCIII recoge datos de incidencia acumulada hasta la semana epidemiológica 31 (del 27 de julio al 2 de agosto), cuando la IA (número de casos por cada 100.000 habitantes) fue en nuestra autonomía del 18,9. En la semana 28 (del 6 al 12 de julio) la IA fue del 2,1. El incremento del número de casos por cada 100.000 habitantes es del 800 %.

En este mismo periodo -es decir, entre la semana 28 y la semana 31-, el aumento de la IA en el conjunto de España es del 521 %.

Lo positivo de estas cifras es que el mayor aumento de casos en la Comunidad Valenciana se produce ente la semana 28 y la 29 (del 13 al 19 de julio), cuando la incidencia acumulada aumentó en un 376,19 %. Fue la semana en la que se detectaron los brotes en varias discotecas e incluso se cerró el ocio nocturno en Gandia. Una semana después también hubo un incremento en el número de casos detectados, pero fue del 69 %, y entre la semana 30 y la semana 31 «solo» se incrementó la incidencia en un 11,83 %.

A nivel nacional, la incidencia acumulada del virus ha experimentado un aumento del 24% desde la semana 29 a la semana 30 y del 17 % desde esta a la semana 31. Así pues, hay un cambio de tendencia: en la última semana el incremento de los casos por habitante en la Comunidad ha sido de nuevo menor que en el conjunto del resto de autonomías.

También el número reproductivo básico -una estimación del número de personas al que contagia cada infectado- se reduce en la Comunidad poco a poco. El 17 de julio, según el IsCIII el Rt era de 1,72; el 23 de julio del 1,43; el 30 de julio del 1,2 y el 2 de agosto del 1. Para que un brote remita, el R debe ser inferior a uno.

El estudio del IsCIII también constata un descenso de la gravedad de los casos diagnosticados en la Comunidad. Es decir, hay más enfermos de coronavirus pero su estado es menos grave. Por ejemplo, el 15 de julio el 11,7 % de los diagnosticados por covid-19 tuvo que ser hospitalizado, el 1 % tuvo que ingresar en la UCI y el 0,8 % perdió la vida. Estos porcentajes han ido descendiendo durante las semanas siguientes hasta que, el pasado 6 de agosto, únicamente el 7,6 % de los casos de coronavirus detectados en la Comunidad Valenciana recibieron atención hospitalaria, el 0,5 ingresaron en la UCI y el 0,3 morían.

Los datos también indican que la capacidad de rastreo de casos positivos en la Comunidad está por encima de la media estatal. De los 3.256 casos de covid-19 detectados en las tres provincias desde el 10 de mayo, el 55 % (1.792) presentaban síntomas, y el 32 % (1.042) han sido casos sin contacto conocido con otra personas que haya tenido el virus. La media española de infectados sin contactos conocidos es del 39,6 %, lo que indicaría que el rastreo de casos en la Comunidad está siendo más eficiente. De hecho, sigue estando por encima de la media en contactos identificados por cada caso: 4 casos por infectado mientras que en el resto de España es de tres.

En la Comunidad suele pasar un día entre que se detectan los síntomas y se produce la primera consulta en el médico (la media estatal es de 2 días), tres días hasta que se diagnostica la enfermedad (la misma media estatal) y entre 0 y 4 días entre los síntomas y el aislamiento de los enfermos (también la misma media que en el resto del país).

Menores de 15 años

A nivel estatal, en el análisis de los casos notificados con fecha de inicio de síntomas y fecha de diagnóstico posterior al 10 de mayo, y hasta el 6 de agosto, se identifican 75.146 casos de covid-19. En el conjunto de España el incremento se observa en todos los grupos de edad, y es relativamente mayor, entre las semanas 30 y 29, en los menores de 15 años, y en las dos últimas semanas, en los mayores de 69 años y en los menores de 15 años.

Por comunidades, el aumento de la incidencia se manifiesta fundamentalmente en Aragón, Cataluña, Navarra y País Vasco. También se observa una mayor tasa acumulada en Asturias, Baleares, Madrid y Murcia, entre las semanas 30 y 29, y en Asturias, Cantabria, Castilla y León, Extremadura, Madrid y Melilla, entre las semanas 31 y 30.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats