Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Policía desaloja la primera discoteca en Alicante por no cumplir las medidas del covid

El establecimiento tenía habilitada la pista de baile, con 66 personas en su interior, y se enfrenta a una sanción de hasta 60.000 euros por «infracción muy grave»

La Policía desaloja la primera discoteca en Alicante por no cumplir las medidas del covid

La Policía desaloja la primera discoteca en Alicante por no cumplir las medidas del covid

Con el debate instalado sobre el tablero político del Botànic, los rebrotes de covid-19se multiplican a la par que aumenta la presión policial sobre el sector. La pública disparidad de criterios que mantienen Ximo Puig y Mónica Oltra sobre la forma de regular este modelo de negocio en plena oleada de rebrotes se ve aderezada con el elevado número de sanciones impuestas este fin de semana en la Comunidad, en general, y en Alicante, en particular, relacionadas con el ocio nocturno.

La vicepresidente del Consell fue la primera en levantar la voz sobre el riesgo sanitario que suponía mantener el sector del ocio nocturno, llegando a abogar por un posible cierre del mismo en aras a preservar la salud de los ciudadanos. «Es incompatible con la seguridad», llegó a asegurar la vicepresidenta del Consell en una reciente visita a Alicante, provocando la respuesta de Puig el pasado domingo en su Morella natal, durante un homenaje a las víctimas del covid-19. «No me planteo cierre totales, aunque sí cierre de locales o en zonas determinadas», le rebatió el presidente.

Bajo esta trama de sombras y dudas, el disuasorio decreto aprobado por el Ejecutivo autonómico para quienes incumplan la normativa de prevención sanitaria, y que incluye el cierre de locales y negocios cuando se supere el aforo permitido, no está surgiendo el efecto deseado desde el Consell. Las cifras de actuaciones y sanciones tanto en la provincia como en el resto de la Comunidad, por el momento, así lo atestiguan.

En este contexto, la Policía Local de Alicante ha intensificado las inspecciones y el control sobre los locales de ocio nocturno a lo largo del fin de semana para hacer frente a los efectos del covid-19, llegando a desalojar la madrugada del domingo a 66 personas de una discoteca ubicada en la calle de las Artes Gráficas. El recinto tenía habilitada la pista de baile, incumpliendo las medidas sanitarias y de seguridad decretadas para hacer frente al covid por la Generalitat, y se enfrenta a una multa de entre 30.001 a 60.000 euros por cometer una «infracción muy grave».

La Policía Local realizó una inspección a las 4.15 horas con tres patrullas, comprobando que en el interior se encontraban decenas de personas y se estaba incumpliendo la norma de tener inhabilitada la pista de baile. Ante esta situación, se decidió ordenar el desalojo del recinto y se le denunció por una infracción muy grave que puede conllevar una sanción económica de hasta 60.000 euros.

Entre la noche del viernes y la madrugada del sábado también se organizó un importante operativo por parte de la Policía Local, con inspecciones en establecimientos de hostelería y restauración, y durante el que se ordenó el desalojo de tres conocidos locales de ocio del centro, el Casco Antiguo y la Playa de San Juan por superar en todos los casos el aforo legal permitido.

El concejal de Seguridad, José Ramón González, destacaba ayer «el excelente trabajo de la Policía Local cada fin de semana en el control y la vigilancia para protegernos frente a la rebrotes, contagios y la pandemia», mientras lamentaba profundamente que «tengamos que estar desalojando discotecas y locales por incumplir los aforos y las normas, e imponiendo centenares de sanciones por no llevar mascarillas». «Nos estamos jugando mucho y es de obligado cumplimiento responsabilizarnos de cumplir todas las medidas de distancias, uso de mascarillas, aforos e higiene. Más aún en estos momentos en los que debemos contener los rebrotes y el virus», añadía.

El reflejo de esta presión policial se traslada al balance de las intervenciones realizadas por la Policía Local a lo largo de todo el fin de semana para hacer cumplir las medidas de seguridad frente a la pandemia y evitar nuevos rebrotes de covid. En total, se impusieron 139 sanciones a personas que no hacían uso de la obligatoria mascarilla, sobre todo a jóvenes en las zonas de ocio, y se sancionaron a 40 establecimientos de hostelería por incumplimientos como no mantener las obligadas distancias de seguridad entre mesas y clientes. Además, de nuevo, se levantaron actas a 10 locales por el uso de cachimbas en grupo, entre otras actuaciones.

Presión sobre el sector

El escenario que dibuja la capital de la provincia no es particular. La Policía autonómica sancionó este fin de semana a dos de cada diez locales de ocio nocturno inspeccionados en la Comunidad para comprobar si cumplían las medidas sanitarias frente al covid. El grupo de Espectáculos de la Policía de la Generalitat inspeccionaron y controlaron este fin de semana 158 locales, levantando 33 actas de propuesta de sanción por incumplir la normativa o la Ley de Espectáculos Públicos, y además impuso otras 48 sanciones por no utilizar la mascarilla en la vía pública o el interior de los locales.

Dentro de su actuación en la provincia de Alicante, los 60 establecimientos controlados se ubicaban en Benidorm, Sant Joan d'Alacant, Elche y Alicante, y diez de ellos fueron propuestos para sanción. A nivel autonómico, durante el dispositivo se procedió al desalojo de un pub en València por exceder el aforo.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats