Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Casinos y bingos «escapan» a las restricciones del Consell: se puede jugar hasta la madrugada

El sector del juego no figura entre los negocios que tienen prohibido abrir durante 21 días o que tienen limitaciones horarias

Clientes llegan al Casino Mediterráneo pasada la una de la madrugada del miércoles.

Clientes llegan al Casino Mediterráneo pasada la una de la madrugada del miércoles. rafa arjones

Los casinos, los bingos y las salas de juego «escapan» a las restricciones impuestas por la Generalitat Valenciana para intentar controlar el incremento de contagios de covid-19 en la Comunidad, donde los nuevos casos se han duplicado en la última semana. Y es que el sector del juego no está incluido en la resolución de la Conselleria de Sanidad, publicada el pasado martes, que prohíbe durante las próximas tres semanas la apertura de discotecas, salas de baile, karaokes y bares de copas con y sin actuaciones musicales en directo y que ha limitado además el horario de apertura de los establecimientos de hostelería, restauración, terrazas y bares y restaurantes de playa, que deben bajar la persiana como máximo a la 1.00 de la madrugada, pese a que en Alicante podían abrir hasta las 2.30 horas en los meses de verano. Además, la hora límite para poder atender a nuevos clientes se ha fijado en la medianoche.

Estas restricciones, sin embargo, no afectan hasta la fecha a los negocios del juego de la Comunidad Valenciana, que están reglados dentro del sector turístico y no del ocio, según explicó ayer el director general de Casino Mediterráneo, Jesús Álamo. Esta consideración les permite seguir abriendo como hasta ahora. Eso sí, según Álamo, a partir de la 1 de la madrugada no pueden servir comida ni bebida, siguiendo así las restricciones que afectan al negocio del ocio. «La decisión del Consell nos permite seguir abiertos, pero nos impide servir comida y copas a partir de una hora, lo que también afecta al negocio. Con la actual situación, no podemos más que trabajar para seguir subsistiendo, pero sin más ambición», prosiguió ayer el responsable de Casino Mediterráneo, con local en el puerto de la ciudad de Alicante.

Con todo, desde el sector del juego añaden que, pese a que las últimas medidas les dan vía libre para seguir con la persiana abierta, la situación general está afectando, y mucho, por la caída en la facturación. «De un 52% en nuestro caso durante este verano», añadieron ayer desde el local con sede en la dársena portuaria, donde lamentan la falta de turistas en la ciudad de Alicante, un cliente básico para el negocio del juego.

Las cuatro, como máximo

Según se recoge en la orden de la Conselleria de Justicia, Interior y Administración Pública, por la que se regulan los horarios de espectáculos públicos, actividades recreativas, actividades socioculturales y establecimientos públicos para este año 2020, «la determinación del horario de apertura y cierre de las salas de bingo y de los casinos así como las comunicaciones a los órganos directivos competentes que de ello se derive, se regirá por la normativa sectorial reguladora de los referidos establecimientos». El documento concreta que «los salones de juego dedicados específicamente a la explotación de máquinas de tipo B o recreativas con premio tendrán un horario comprendido entre las 10.00 y las 03.00 horas del día siguiente». Con excepciones: los viernes, sábados, domingos, festivos y vísperas de festivos, así como durante los meses de julio, agosto y septiembre, el cierre podrá ampliarse a las 04.00 horas.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats