Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La provincia desdobla más de un millar de aulas para hacer frente al coronavirus

Los directores alertan de que pasará una semana sin todos los docentes hasta sustituir las plazas de jubilados. Educación solo recurrirá a la enseñanza online si se cierra un aula o un colegio por contagio

La totalidad de las aulas se han reordenado para establecer las distancias de seguridad.

La totalidad de las aulas se han reordenado para establecer las distancias de seguridad. RAFA ARJONES

En apenas quince días arranca un curso escolar marcado por la alerta covid, lo que genera varios interrogantes entre la comunidad educativa pese a que la Conselleria de Educación figura entre las autonomías que han hecho los deberes, tal y como coinciden en subrayar directores de centros y representantes sindicales del profesorado.

Además de haber distribuido desde el pasado mes de julio las instrucciones de obligado cumplimiento para tratar de controlar el virus en todos los centros, se ha contratado a 1.600 profesores más para la provincia. Cada colegio e instituto contará con una media de tres docentes más para desdoblar grupos de alumnos, mantener las distancias de metro y medio entre las mesas y llevar a cabo el repaso escolar establecido para los que acabaron el curso con mayores dificultades como consecuencia de la obligada enseñanza online durante el confinamiento.

La división de más de un millar de aulas o grupos de alumnos ha llevado a los directores a aplicarse este verano sin desconectar del curso anterior, para poder tener listos los centros y nuevos espacios arañados para dar las clases a partir del 7 de septiembre.

Los responsables de los centros no tienen queja con el refuerzo de docentes; de hecho, destacan que esta Comunidad haya apostado por invertir en educación ante un curso que se presenta tan complicado de entrada y calculan que se cubre el 90% de las necesidades, como aprecian desde UGT enseñanza. No obstante el portavoz de los institutos, Toni González Picornell, advierte de que al menos tardarán una semana más desde que arranquen las clases en disponer de toda la plantilla al completo, porque la sustitución de los que se jubilan no estará asignada antes. Cada curso cuelgan la tiza aproximadamente medio millar de profesores en la provincia.

Apoyo sanitario

También echan de menos los responsables de los centros poder contar con algún sanitario de referencia en el hospital más cercano a cada instituto, para hacer frente con mayor seguridad a las dudas que puedan plantear los posibles contagios o sospechas de coronavirus a lo largo del curso.

Entre el colectivo docente, resuelto tanto el refuerzo de plantillas como la disminución de ratios y los protocolos, -cuya ausencia ha llevado a plantear huelgas en otras autonomías como la madrileña o la andaluza- centran su mayor inquietud en las medidas de cara a la desinfección de lugares comunes como pasillos y aseos, así como de aulas donde comerán los más pequeños. «Los profesores se preguntan si con el material proporcionado bastará para no contaminarse», abunda Marc Candela, delegado del STEPV, sindicato mayoritario.

Educación ha presupuestado medio millón de euros para dotar de más de 200.000 mascarillas a los centros educativos, así como de mamparas protectoras en los comedores; y fija en los protocolos una distancia de al menos cuatro peldaños al subir o bajar escaleras y no tocar los pasamanos, además de que «se prestará especial atención a la limpieza y ventilación», como especifican las instrucciones. Pero tanto docentes como padres necesitan verlo para creerlo. «Es complicado para los alumnos más pequeños», sopesa la representante de los padres de alumnos por Covapa, Sonia Terrero. «Mascarilla y gel no lo es todo, ¿metemos de 20 a 25 niños en un aula y limitamos a diez las reuniones familiares?», cuestiona al igual que el portavoz de padres de los centros concertados, Ramón Araujo.

La jefatura provincial de Educación afirma que se van a reforzar los contratos de limpieza para asegurar la desinfección diaria de los centros con al menos un trabajador siempre que haya clases, pero todavía no es un hecho.

Por su parte Miguel Andreu, portavoz de los directores de colegios, expresa su confianza en los alumnos, incluso entre los más pequeños, y tiene la plena convicción no solo de que van a cumplir todas las medidas de higiene, sino de que incluso las trasladarán después a sus familias. «Los críos son muy disciplinados y concienciados de la situación que atravesamos, dedicando un momento cada mañana al recordatorio de las normas acabarán siendo los más inflexibles y llamarán la atención al compañero que no lo haga bien», afirma.

Online

Entre los distintos escenarios que han previsto desde la conselleria para tratar de no dejar nada en el aire frente a posibles contagios por el virus, desde el primer día de clase distribuirán 30.000 dispositivos con banda ancha en colegios e institutos de la Comunidad Valenciana para el caso de que haya que cerrar alguna aula o incluso un centro al completo, e implantar desde ese momento la enseñanza online para cuantos puedan seguir las clases, ya desde sus casas, confinados. «Queremos garantizar la enseñanza a distancia durante el tiempo que dure el confinamiento en su caso», concreta el secretario autonómico, Miguel Soler.

Este responsable educativo espera que no suceda, pero por si llegara a producirse un confinamiento parcial numeroso o incluso total, afirma que también se ha ampliado el Plan denominado Mulan con plataformas web, para impartir clases directamente online a alumnos tanto de Primaria como de Secundaria. «Se han creado líneas para cada grupo de alumnos y se ha ampliado la capacidad para que la red no se cuelgue», abunda Soler. A este refuerzo añade un convenio con el Ministerio de Educación que incluye «más dispositivos móviles y material de enseñanza online para cubrir todos los niveles a través de Red.es»

Frente a las familias que pese a todas las medidas indicadas siguen teniendo miedo de llevar a su hijos al colegio y demandan elegir la enseñanza presencial u online, Soler se muestra categórico: «Desde los 6 a los 16 años, en Primaria y Secundaria, la asistencia es obligatoria».

Y añade que a parte de esta premisa «no se podría organizar simultáneamente la presencial y online, sería inviable doblar la plantilla docente». Concluye que el riesgo cero no existe y que la presencia del coronavirus es algo que tenemos que asumir entre el conjunto de la población. Y en la escuela también.

Aula covid en todos los centros y reformas para guardar la distancia

Aula covid en todos los centros y reformas para guardar la distanciaSi hay algo que ya tienen preparado todos los centros de cara al curso próximo es el aula covid para acoger a los sospechosos que vayan surgiendo, ya sean docentes o alumnos, mientras el correspondiente médico de cabecera determina el proceso a seguir, que habitualmente será remitir al alumno a casa de la mano de sus padres. En cuestión de pequeñas reformas los centros siguen enfrascados en completar la cuadratura del círculo y habilitar todos los espacios disponibles para añadir la aulas previstas que cada director ha planificado para cumplir la premisa de distanciar al alumnado metro y medio y favorecer al máximo la enseñanza presencial. La diversidad de infraestructuras escolares en la provincia crea situaciones tan dispares como que en Villena la enseñanza sea presencial al cien por cien en todos sus institutos y en centros de Torrevieja con barracones se vean obligados a ir días alternos.

Bélgica e Italia aplican normas similares a las de la Comunidad

Bélgica e Italia aplican normas similares a las de la ComunidadEn el conjunto de Europa se coincide en que la vuelta a clase es vital para recuperar las horas lectivas presenciales perdidas por el confinamiento. Los países con normativa más estricta y similar a la de la Comunidad son Italia y Bélgica. Alemania ya se ha visto forzada a cerrar dos centros a los cinco días de su reapertura. En el Reino Unido los sindicatos cuestionan unas instrucciones demasiado vagas frente al covid y en Francia se permite compartir material hasta los 11 años de edad. En el uso de la mascarilla no hay unanimidad y es precisamente lo que solicitan algunos directores de la provincia consultados, de cara a la reunión convocada el jueves que viene por el Ministerio de Educación con los responsables autonómicos. En los Estados Unidos se ha dado libertad a las familias para que la enseñanza sea online o presencial solo se les pide que lo avisen con antelación, como en Nueva York.

ELCHE

El arranque del curso escolar en Elche está cada día un poco más claro para 36.000 alumnos, de los que 14.000 son de institutos y 22.000 de colegios.

El Ayuntamiento ha recibido 22 peticiones de colegios e institutos para que les ayuden a adaptar las instalaciones para asegurar la distancia social entre el alumnado y contar con un itinerario de entrada y salida para evitar aglomeraciones. Se está trasladando mobiliario, levantando rampas e incluso puertas para alternar la entrada y salida.??A nivel municipal empezaron a actuar hace unos meses para habilitar las infraestructuras y esperan que para el 7 de septiembre estén todos los arreglos hechos. Se han desestimado, también, las propuestas de algunos colegios que pedían obras, inviables ahora para el Consistorio, como la construcción de aulas o nuevos baños públicos, que se saldrían de la partida de gastos de mantenimiento que tiene el Ayuntamiento para este fin, sin que haya trascendido la cuantía. Otros centros directamente están acometiendo mejoras con recursos propios después de haber sido autorizados por Educación. ??De igual modo, a nivel municipal cederán al colegio Víctor Pradera, en Altabix, los espacios del centro social más próximo y el colegio de Valverde podrá hacer uso del polideportivo municipal en la citada partida rural.

Estas son las dos únicas peticiones de cesión de espacios que han hecho los centros, según la concejal de Educación y ahora alcaldesa en funciones, María José Martínez. La edil reseña que cada colegio ha diseñado su propio plan de contingencia, que ha sido admitido por la Generalitat Valenciana, y todos plantean presencialidad máxima, al menos en Infantil, Primaria, 1º y gran parte de 2º de ESO, mientras que otros muchos institutos también priorizan la presencialidad en 4º ESO y 2º de Bachiller. En Secundaria se puede alternar también la asistencia entre los alumnos, lo que supondría una enseñanza más personalizada, según aclaran desde el ejecutivo local. ??En el caso de que apareciera algún positivo entre los alumnos, se ha trabajado en protocolos que están consensuados por toda la comunidad educativa a través del Foro Educativo Valenciano. Por eso, se crearán grupos estables de convivencia -grupos burbuja- hasta segundo de Primaria y a partir de ese curso se aplicará la distancia de seguridad y uso de mascarillas, para así garantizar la trazabilidad de algún posible caso. Informa J. R. Esquinas.

ALCOY

En Alcoy son 1.100 los alumnos los que van a iniciar el curso entre escuelas infantiles, Infantil, Primaria, ESO, Bachillerato y ciclos formativos. El concejal de Educación, Alberto Belda, ha explicado que los centros educativos de la ciudad han sido acondicionados siguiendo las instrucciones de la Conselleria, "aunque vamos a ver si cambia algo de aquí a la segunda semana de septiembre". Así, espacios comunes como bibliotecas, salas de estudio o de informática han sido acondicionados como aulas para garantizar que se respeta el distanciamiento, al tiempo que se han dividido por cuadrículas los patios con la misma finalidad. Algunos colegios, como los de las Carmelitas y los Salesianos, han solicitado utilizar como patios las plazoletas situadas en las puertas de acceso, lo cual ha sido autorizado por el Ayuntamiento. ?Informa Miguel Vilaplana.

ORIHUELA Y TORREVIEJA

En Torrevieja van a iniciar el curso un total de 6.263 alumnos en Infantil y Primaria y 3.240 en Secundaria, a los que hay que sumar los de FP, Bachiller y Ciclos Formativos (cuyo plazo de matriculación está abierto hasta el 2 de septiembre), por lo que el total del alumnado matriculado en la ciudad supera los 11.000 alumnos. El Ayuntamiento prepara un dispositivo especial para garantizar las entradas y salidas con seguridad, además de intensificar las labores de limpieza en los centros educativos con la desinfección de zonas comunes y baños. Además, el Ayuntamiento, en colaboración con el Departamento de Salud de Torrevieja, trabaja en dar un servicio de coordinador Covid. Un sanitario responsable de disipar dudas al equipo directivo de los centros escolares al que puedan llamar. Además, se está estudiando que las primeras semanas de curso escolar el Departamento de Salud lleve personal de enfermería a cada centro para atender cualquier urgencia o a a alumnos que puedan presentar cualquier síntoma compatible con el coronavirus para que sea este sanitario el que coordine qué se debe hacer, cómo actuar, y poder atender a alumnos y personal docente. Son un total de 13 los colegios y 6 los institutos que hay en la ciudad.

Los ratios de alumnado obligan a que en los colegios se usen, además de las aulas, otros espacios comunes para que estudien allí las clases que superen ese ratio. Sin embargo, hay un colegio, el Inmaculada, donde no hay espacio para cumplir con la ratio impuesta por la Conselleria de Educación como medida anticovid, por lo que un total de 109 alumnos de 5º y 6º de Primaria este centro de Educación Infantil y Primaria van a empezar el curso escolar en el Auditorio de Torrevieja, un espacio que ha cedido el consistorio torrevejense. El Colegio Amanecer, en barracones, ha mandado ya a la Conselleria de Educación su plan de contengencia donde señala que no tiene problemas de espacio. Sin embargo, los padres denuncian que en las aulas prefabricadas no hay suficiente ventilación, algo de lo que el edil de Educación, Ricardo Recuero, asegura que no han notificado aún a su departamento.

En Orihuela, el alumnado de Infantil y Primeria que se ha matriculado para el próximo curso escolar es 6.434 en 322 unidades (clases) y el de Secundaria es 3.390 en 133 unidades y Bachillerato es de 1.049 en 40 unidades. Además, son más de 1.200 los alumnos matriculados en FP. Son en total 12.195 alumnos en la ciudad, las 27 pedanías y la Costa. En algunos colegios se han incrementado las unidades para destinarlas a clases, como son los dos colegios de Orihuela Costa, Los Dolses y Playas de Orihuela. En Los Dolses se van a disponer 5 nuevas aulas prefabricadas para cumplir con la ratio de alumnos. La Concejalía de Educación no descarta que se amplíen el número de aulas en los distintos colegios y la habilitación de espacios comunes como clases. El Ayuntamiento también está en contacto con los departamentos de salud de Orihuela y Torrevieja para disponer de la figura de un enfermero o enfermera que resuelva dudas sobre la pandemia y si surge cualquier caso entre el alumnado o los docentes. Informa Rubén Míguez.

Compartir el artículo

stats