Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Uno de cada tres pequeños comercios de Alicante está en riesgo de cierre

Un 15% de locales sigue sin retomar la actividad desde el estado de alarma - Los 1.500 negocios al límite supeditan su continuidad a las campañas de final de año

Primera reunión de comerciantes desde marzo, anoche.

Primera reunión de comerciantes desde marzo, anoche.

El pequeño comercio de Alicante se asoma al abismo. Un tercio de estos pequeños negocios están al límite, en riesgo real de cierre por la caída acumulada en la facturación y supeditan su continuidad a las campañas de final de año, sobre todo a la navideña, según el Colectivo de Comerciantes. Tras perderse la Semana Santa con una destrucción de la capacidad de negocio de hasta el 75% en los peores meses de la pandemia y una caída del 40% en verano, tradicionalmente una buena temporada en ventas por el turismo, el sector reclama a las administraciones «medidas serias y contundentes» ante la precariedad que le consume.

Según datos del Colectivo de Comerciantes, asociación mayoritaria en un sector con más de 4.000 establecimientos en la capital de la provincia, un 15% del total ni siquiera ha podido levantar la persiana desde que estalló la pandemia. Seis meses de cierre acumulado que afectan sobre todo a negocios relacionados con el turismo y el ocio, como agencias de viajes y organizadoras de excursiones para cruceristas; y relacionadas con las fiestas, como pirotécnicos, negocios de iluminación y sonido, e indumentaristas, aunque algunos sí que han podido retomar el trabajo en los últimos días con la reanudación de las presentaciones de Hogueras.

El Colectivo celebró anoche su primera reunión presencial desde marzo, cuando suspendió su actividad, con el objetivo de acordar una batería de peticiones a Ayuntamiento de Alicante y Consell, sobre todo campañas que ayuden a revitalizar el sector. «Más de un 30% de comercios están en riesgo de desaparecer si no se adoptan medidas desde las administraciones. Hablamos de 1.500 comercios en grave riesgo», señaló ayer la presidenta del Colectivo, Vanessa Cárdenas. «Ya se están produciendo muchos cierres y en los próximos meses nos jugamos que desaparezca aún más comercio. Dependemos en gran parte del apoyo institucional, que se materialice no solo con dinero sino con campañas potentes de dinamización y mejora tecnológica del sector que impidan que se pierda un porcentaje aún mayor del tejido económico ya afectado por el covid-19». Su objetivo es reunirse con la edil de Comercio, Lidia López, del PP, y con la directora general de Innovación de la Generalitat, Sonia Tirado, de Compromís.

Por su parte, el presidente de la asociación Corazón de Alicante y tesorero de la patronal del pequeño comercio (Facpyme), Vicente Armengol, declaró ayer en la misma línea que las ventas en verano han sido flojas, sobre todo por las tardes. «Sigue sin haber público por las calles y se nota la falta de turismo, que también en septiembre ha ayudado bastante al comercio en estos últimos años».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats