«Les comunico que se ha confirmado un caso de covid-19 en el aula a la que asiste su hijo/a...». Familias de Elche, Alicante, Pinoso y Benidorm recibieron ayer el consabido comunicado de Salud Pública instando al confinamiento de sus hijos. Los nuevos casos confirmados de coronavirus en centros escolares de la provincia han confinado un aula de primero de Primaria en Salesianos de Alicante y otra de segundo curso de Primaria en el colegio público Blasco Ibáñez de Elche, alumnos que tendrán que hacerse la consiguiente PCR para descartar nuevos casos.

A estos hay que sumar la profesora y los alumnos de 4º de Primaria del colegio San Antón de Pinoso, todos confinado; mientras, en Benidorm son cuatro clases: los niños de una clase de 5° de primaria del colegio Puig Campana permanecen en cuarentena desde ayer. Situación similar viven los alumnos de un par de aulas del Mestre Gaspar López, los padres de estos alumnos recibieron una llamada a lo largo de la mañana para que fueran a recoger a sus hijos. Por último, también se notificó a los padres del 2°C del CEIP Sierra Helada benidormí, que sus hijos tendrían que pasar 14 días en casa por un caso covid-19 confirmado.

Los últimos alumnos confinados se suman a los más de 300 que están guardando cuarentena a consecuencia de los casos positivos acreditados en más de una docena de colegios de la provincia, incluida la Escuela Infantil El Principito de Monforte del Cid al completo, donde ni siquiera han llegado a iniciar el curso.

La veintena de alumnos del centro ilicitano están en cuarentena desde el lunes, tras la confirmación del caso positivo de una alumna. Es el primer grupo burbuja que se aísla en Elche, ya que el positivo del Instituto Carrús, en la misma localidad, no obligó al confinamiento de ninguna aula al no tratarse de un grupo de convivencia estable.

«Desamparados»

Familias del Blasco Ibáñez de Elche mostraban ayer su malestar a consecuencia de las dificultades a las que tienen que hacer frente por la situación que acarrea el confinamiento de sus respectivos hijos, al haber compartido aula con un contagio. «Nos sentimos solos y desamparados», destaca una de las madres del centro.

Son 23 los alumnos de uno de los grupos de 2º de Primaria los que deberán permanecer 14 días en sus hogares. Fuentes de toda solvencia indican que la dirección del colegio decidió que el grupo no volviera a clase el lunes, hasta ponerse en contacto con Salud Pública, que acabó confirmando el aislamiento para todos ellos dos semanas.

Por otra parte, otros dos alumnos han dado a su vez positivo a la PCR en sendas aulas de cuarto curso de Primaria en el colegio Nuestra Señora del Rosario de Torrevieja. Desde el área de Educación del Ayuntamiento de Torrevieja informan de que se trata de dos grupos distintos pero del mismo nivel de Primaria. El total de alumnos positivos confirmados hasta el momento en Torrevieja desde que comenzó el curso hace ahora ocho días son cuatro.