El colegio concertado Agustinos de Alicante, a instancias de Salud Pública, ha informado a las familias sobre un caso positivo a la covid-19 que ha llevado finalmente a confinar a siete alumnos.

La primera carta que dirigió a la familias el director del centro les hacía saber que inicialmente había un caso sospechoso y que se estaba a expensas de lo que determinara Sanidad.

La decisión de acudir o no al centro se dejaba entonces en manos de los padres.

No obstante, una vez que se ha confirmado el caso positivo a la PCR de un alumno de una de las aulas de tercero de ESO, donde se mantiene la distancia de metro y medio entre alumnos y todos llevan mascarilla, se ha vuelto a informar a las familias sobre la decisión de Sanidad de que debían ir todos a clases a excepción de los contactos estrechos que ha determinado Salud Pública.

El confinamiento afecta a siete alumnos también de tercero de ESO, amigos del contagiado, como afirma el director del colegio.

La dirección hace hincapié en que el contagio se produjo fuera del centro, así como en el gran esfuerzo realizado por mantener en todo momento las distancias de seguridad e higiene.

Desde el centro educativo confirman a este diario que Sanidad sólo ha confinado a los considerados contactos estrechos porque el alumno contagiado ha permanecido con ellos más de 15 minutos, sin distancia o sin mascarilla. Se insiste en que este contacto se produjo fuera del centro educativo.