Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Socorristas solo en la mitad de la playa de San Juan y El Postiguet a pesar del tiempo veraniego

El nuevo contrato, que entró en vigor tras el confinamiento sin apenas cambios, no subsana la diferenciación de zonas en el arenal más emblemático de la capital

Socorristas solo en la mitad de la playa de San Juan y El Postiguet a pesar del tiempo veraniego

Socorristas solo en la mitad de la playa de San Juan y El Postiguet a pesar del tiempo veraniego

Los termómetros rozando los treinta grados y los socorristas vigilando solo el Postiguet y una mitad de la playa de San Juan desde que finalizó oficialmente la temporada alta, según el contrato de salvamento y socorrismo de las playas de Alicante que entró en vigor tras el confinamiento por el coronavirus y que tiene dos años de vigencia y otros dos de posible prórroga. Desde el pasado 15 de septiembre, la mayoría de los arenales alicantinos se han vaciado de socorristas, pese a que el buen tiempo invita a seguir yendo a tomar el sol y darse un baño en un mar que está especialmente caliente a estas alturas del año. Las quejas de los usuarios arreciaron sobre todo este pasado fin de semana, al tratarse el sábado y el domingo de los días con mayor afluencia de personas a las playas.

Según el pliego del servicio de socorristas, la temporada alta finaliza el 15 de septiembre. A partir de esa fecha y hasta el 15 de octubre, la vigilancia se limita a los fines de semana y festivos en San Juan 2 (el tramo más próximo a El Campello) y el Postiguet. Sin embargo, la bolsa de horas que la contratista ofreció para mejorar su oferta permitirá que el servicio se amplíe a todos los días de la semana, pero solo hasta el 30 de septiembre. En el resto de playas, como Urbanova, Albufereta, Almadraba y la mitad de San Juan más próxima al Cabo de la Huerta, ya no está en marcha el servicio de vigilancia.

Esta queja se repite cada año, ya que el nuevo contrato no mejoró una situación que no es nueva. De hecho, la concejala popular Mari Carmen de España, en su año como titular de Turismo, admitió que el contrato era insuficiente («Creo que toda la playa de San Juan debería estar incluida en el contrato, por lo que trabajaremos para que así sea en otros años»). Sin embargo, el nuevo pliego no mejoró esa evidente deficiencia.

Desde la oposición, el portavoz de Compromís, Natxo Bellido, criticó ayer esa anomalía en San Juan, la playa más emblemática de Alicante: «Nos han llegado quejas de alicantinos que no podían comprender cómo en la playa de San Juan, en un día de afluencia importante, solo había socorristas en una parte y no en la otra. Era una situación impropia de una playa con esta extensión y que recibe a tantos bañistas de la ciudad y visitantes en un día de finales de verano con unas condiciones meteorológicas favorables para el baño». Bellido, por otro lado, reprochó que desde el área de Turismo no se vaya mejorando el contrato con el paso de los años, en un Ayuntamiento ya sin la losa de la intervención desde el Ministerio de Hacienda. «Estos detalles, junto haber pasado cerrada la Oficina de Turismo todo el verano, nos indican que la apuesta por el turismo del bipartito de derechas tiene mucho de un postureo que no llega a concretarse en actuaciones que aumenten el valor de nuestras prestaciones turísticas».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats