Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alicante adelanta la instalación de las luces de Navidad para evitar el fiasco del pasado año

El bipartito y la adjudicataria aceleran los trabajos con la revisión de la instalación eléctrica - Los arcos empezarán a colocarse en dos semanas, mientras que en 2019 se pusieron a partir del 9 de diciembre

Alicante adelanta la instalación de las luces de Navidad para evitar el fiasco del pasado año

El Ayuntamiento de Alicante no quiere repetir el fiasco del pasado año, cuando las luces de Navidad no empezaron a instalarse en las calles de la ciudad hasta ya avanzado el mes de diciembre. Es decir, después del comercial «Black Friday» y superado el puente de la Constitución y la Inmaculada.

Con ese objetivo, el bipartito de Alicante y la empresa adjudicataria del servicio -Ximénez Iluminación, encargada también de la iluminación navideña de Vigo y Málaga- han acelerado los trabajos en un año en el que las fiestas navideñas estarán irremediablemente marcadas por el coronavirus. Por la ciudad ya se pueden ver a trabajadores de la empresa que están revisando la instalación eléctrica existente como paso previo a la colocación de los arcos de iluminación, que se podrán ver un año más tanto en el Centro como en los barrios de la capital. Está previsto que los primeros elementos lumínicos se instalen en unas dos semanas, con tal de que toda la iluminación esté instalada para finales de noviembre. Entonces, entre las novedades, el árbol oficial lucirá en la Explanada y habrá «atracciones» transitables en la plaza de la Montañeta (una bola) y frente al Teatro (una caja).

De esta manera, el Ayuntamiento de Alicante pretende pasar página tras la polémica de la pasada Navidad, cuando la luces llegaron demasiado tarde. En 2019, la licitación del contrato se produjo el 24 de julio, la adjudicación el 14 de noviembre y no fue hasta el día 9 de diciembre cuando se iniciaron los trabajos de colocación de las luces. El encendido oficial llegó el 10 de diciembre. La polémica llevó al bipartito a apartar al técnico responsable y a trasladar el contrato de la Concejalía de Fiestas a la de Infraestructuras, ambas en manos del PP.

Este año, en cambio, los trabajos van con más de dos meses de adelanto con tal de evitar la polémica de la pasada Navidad. En concreto, la licitación este 2020 (pese a que la pandemia ha retrasado los procesos administrativos en el Ayuntamiento) se anunció el 7 de mayo, la adjudicación se produjo el 20 de agosto y el pasado 18 de septiembre tuvo lugar la firma del contrato. Así, esta semana, coincidiendo con la transición del verano al otoño, ya han podido arrancar los trabajos previos a la colocación de los arcos de luces.

Ximénez, que se impuso en un concurso en el que la primera clasificada quedó excluida, se quedó con el contrato para los tres próximos años por algo más de un millón de euros, que puede ser prorrogable dos años más.

UNA EMPRESA QUE CELEBRA SUS 75 AÑOS TRAS LUCIRSE EN VIGO, MÁLAGA Y 600 CIUDADES MÁS


Ximénez Iluminación, líder nacional en su sector, tiene medio millar de empleados y mueve 42 millones al año


En su 75 aniversario, la cordobesa Ximénez Iluminación vuelve a encargarse de la iluminación navideña de la ciudad de Alicante. Ya lo hizo en 2018. Aunque en esta ocasión con un contrato para los tres próximos años (que puede prorrogarse dos más), con un presupuesto total superior al millón de euros, donde también se incluyen la iluminación del Carnaval, las Hogueras y las fiestas patronales.

Ximénez es la marca referente del sector en España, con un volumen de negocio que supera los 42 millones al año y más de 400 trabajadores en una plantilla que aumenta el personal en un centenar de cara a la campaña navideña, el principal fuerte de la empresa que nació en 1945, de la mano de su fundador, Francisco Jiménez, quien empezó el «emporio» al colocar una simbólica -pero determinante- estrella de Navidad en el escaparate de su tienda de electrodomésticos en Puente Genil.

Hoy, 75 años después de que abriese la empresa, Ximénez ha iluminado más de 600 ciudades de los cinco continentes, entre ellas, Vigo, Málaga y Madrid -donde se sigue encargando de las luces de Navidad-, junto a otras capitales como Nueva York, Los Ángeles, Berlín o Bruselas. También han puesto luces en las Fallas de València, el último encargo de la empresa antes del confinamiento.

Desde Ximénez insisten en que las luces de Navidad «mueven la economía local» y, este año además, «significarán un impulso emocional». En Alicante esperan cumplir con las expectativas.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats