Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Colegio de Arquitectos reclama un plan de usos comerciales para revitalizar la Rambla

La entidad invita a reflexionar sobre el modelo de ciudad y apoya una peatonalización que garantice la movilidad y la accesibilidad - La oposición de izquierdas pide recuperar la emblemática avenida para el paseo ciudadano y Vox, exenciones fiscales a los negocios

Uno de los comercios que ha cerrado recientemente en la Rambla.

Uno de los comercios que ha cerrado recientemente en la Rambla.

El Colegio de Arquitectos de Alicante apuesta por una regulación de los usos comerciales que se quieren dar a la Rambla en el marco de un plan para revitalizar la emblemática avenida, que sufre el hundimiento de la economía con cierres de todo tipo de negocios (tiendas, establecimientos de hostelería y entidades bancarias) dejando espacios vacíos que atraen la mendicidad.

La entidad invita a reflexionar sobre el modelo de ciudad que se quiere para Alicante y considera el plan de peatonalización en el que trabaja el Ayuntamiento como una medida positiva porque retira el coche y favorece los desplazamientos a pie pero a su vez cree que se debe apoyar en un plan de usos comerciales puesto que no siempre es un modelo de éxito. Como ejemplo citó la Explanada entre Bilbao y Canalejas. «La Rambla es un eje histórico con un gran patrimonio arquitectónico, y cualquier actuación debe garantizar la movilidad y la accesibilidad. Así como un plan de usos comerciales de lo que se quiere y lo que no se quiere, no dejarlo al azar. ¿Queremos terrazas? Por sí solas están dando problemas. En definitiva, hay que tener claro el modelo de ciudad y apostar por una imagen», señaló ayer el presidente del Colegio de Arquitectos, Emilio Vicedo.

El experto dijo también que la coyuntura es negativa para el comercio no solo en Alicante sino a nivel internacional ya que se encadena crisis tras crisis (a la económica de hace una década se suma ahora la sanitaria y financiera por el covid) y que las ventas online también le han perjudicado. Asimismo, cree que las elevadas rentas de los locales de la Rambla (hasta 10.000 euros mensuales de alquiler) no ayudan y que el cierre de entidades bancarias agrava el problema puesto que su desaparición deja vacíos grandes locales en situación estratégica.

Propuestas para la Rambla de Alicante

La oposición en el Ayuntamiento también tiene sus propuestas para la Rambla, donde el equipo de gobierno bipartito quiere aplicar un plan de peatonalización que la convierta en un bulevar que elimine la barrera que supone entre el Centro Histórico y el Casco Antiguo y le dé continuidad. El plan en el que trabaja Movilidad plantea un corredor peatonal entre Alfonso el Sabio y la Explanada, sin vehículos privados en la Rambla ni Altamira; y contempla la ampliación de aceras y carriles bici, sin que ello signifique más veladores.

El grupo socialista apuesta por crear una unidad administrativa municipal de mediación de alquileres, que «en esta zona están sobredimensionados», señala la portavoz adjunta, Trini Amorós. El PSOE pide un censo de locales comerciales para estudiar qué actividad sería la más competitiva; políticas activas para incentivar el comercio tradicional, el turismo de compras y el gastronómico; y crear un distrito cultural que englobe el Teatro Principal, el cine Ideal y la Casa de Socorro «para reactivar el ocio de calidad y el turismo, que tanto está sufriendo los efectos económicos de la pandemia». Más limpieza e infraestructuras en perfecto estado son otras demandas de los socialistas, que apoyan la peatonalización para que la ciudadanía recupere sus espacios.

Unidas Podemos aboga por más espacios peatonales y la implantación de espacios ciclistas. «Deben llevarse a cabo de manera inmediata acciones de urbanismo táctico (mediante intervenciones de bajo presupuesto) para facilitar el tránsito del transporte público y el esparcimiento infantil, con un aumento de juegos, bancos para el descanso y zonas reverdecidas, una vez comiencen las obras de peatonalización del eje Constitución–Bailén», señala el portavoz, Xavier López. La formación reclama un refuerzo en la regulación para la implantación de pisos de alquiler turístico, que corte la progresiva «tematización» de la zona y atraiga primeras residencias.

«La idea se basa en recuperar la concepción de la Rambla tal y como era concebida hace un siglo: volver a las raíces del que fue un paseo emblemático y no repetir ni el modelo de la calle Castaños, con un exceso de ruido que ha provocado la pérdida de vecinos, ni el del Portal de Elche, ejemplo de privatización del espacio público».

Compromís relaciona la degradación de la Rambla en los últimos años con su tranformación en una vía de alta capacidad del tráfico privado, «y con la burbuja inmobiliaria que existe en Alicante que afecta tanto a la vivienda como a los locales comerciales», señala el portavoz de la formación, Natxo Bellido. «El entorno ha padecido el monocultivo de locales dedicados a la hostelería o el ocio, sin tener en cuenta el equilibrio de actividades económicas que se necesita para recuperar la zona como espacio para vivir». Compromís apoya la recuperación de la Rambla como zona de paseo ciudadano, limitando su uso al transporte colectivo y a la movilidad sostenible en bici. «Serviría para facilitar la permeabilidad entre el Casco Antiguo y el Centro Tradicional, y debe estar relacionada y coordinada con la estrategia de transformación del centro de la ciudad».

Vox pide exenciones fiscales para comercio y hostelería; un aumento de la presencia y presión policial como medida disuasoria y reactiva; y «aprobar inmediatamente una ordenanza que castigue las actividades incívicas, como ya pedimos en el Pleno», dijo ayer su portavoz, Mario Ortolá.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats