Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Agotadas en pocas horas las más de 11.000 plazas para la prueba de nivel C1 de Valenciano

El sindicato CSIF reclama aumentar los puestos y organizar una segunda convocatoria - Afectados se quejan de que no se mantengan las inscripciones de junio - Educación pospuso los exámenes de la Junta Qualificadora a consecuencia de la pandemia

Reunión del pleno de la Junta Qualificadora que convoca las pruebas para el 31 de octubre.

Reunión del pleno de la Junta Qualificadora que convoca las pruebas para el 31 de octubre. INFORMACIÓN

No queda ninguna de las más de 11.000 plazas ofertadas por Educación en toda la Comunidad para obtener el certificado del nivel C1 de Valenciano, el equivalente al antiguo mitjà. Quedaron agotadas en pocas horas, tras la apertura de la oferta telemática que también sufrió colapsos en un primer momento.

Delegados del sindicato CSIF en Alicante advierten de la multitud de quejas recibidas ante la desesperación que ha provocado en los afectados no poder apuntarse en unas pruebas cuyo plazo de matricula se prolongaba desde este lunes día 28 al próximo viernes día 2 de octubre.

«La aplicación estuvo bloqueada hasta el mediodía el primer día de la inscripción y por la tarde ya no quedaban plazas» lamenta Javier Mas. «Desde CSIF entendemos que se hace un flaco favor a la defensa de la lengua si en pocas horas se acaban las plazas», abunda.

Por boca de los afectados, estos delegados del profesorado solicitan a Educación que atienda una demanda «que ya es histórica por el escaso número de plazas ante la elevada demanda existente». Añaden la necesidad de recuperar «la segunda convocatoria en el mismo año, porque de otro modo hay que acudir a entidades privadas para, pagando, tener plaza».

Testimonio

Uno de los docentes afectados, maestro de Primaria y especialista en Educación Física, no se explica que la conselleria no haya mantenido la inscripción para estas pruebas que se hizo en junio y que a consecuencia de la pandemia por coronavirus se suprimió hasta ahora. «Somos muchos los que dependemos de estas pruebas y lo de ayer –por el lunes– fue de lo más frustrante porque ya estaba apuntado para los exámenes de la Junta Qualificadora pero el bloqueo del servicio en las primeras horas impidió que me apuntara. Se restauró a partir del mediodía pero estaba trabajando y lo intenté en cuanto acabé mi jornada a las 20:00 horas. Ya no había ninguna plaza, ni en Vinaroz, ni en Sagunto ni en Orihuela. Las revisé todas. No podía imaginar que en unas horas se acabaran las plazas. No es de recibido que los funcionarios de carrera con menos opción de formación, no tengamos facilidades en estas convocatorias». La provincia ofertaba 2.300 plazas en las sedes de Alicante, Elche, Orihuela y Alcoy.

Carlos Cabero abunda que los únicos centros a los que podría optar sin valenciano son con predominio de lengua castellana, como la Vega Baja. El resto los tienen vetados sin el C1. «No puedo optar al concurso de traslados ni a comisiones de servicio ni a otros centros para llevar a cabo un programa de innovación».

Este profesor consiguió la oposición en 2009, tras aprobar la correspondiente prueba de valenciano, obligatoria para poder presentarse entonces. Sin embargo no acreditaba el nivel de valenciano que se exige ahora. Asegura haber seguido presentándose a las pruebas de certificación de la Junta «pero todavía no la he conseguido». Por eso le resulta tan penoso haberse quedado fuera de la opción esta vez «como tantos otros afectados». También pretendía optar por promoción interna al cuerpo de Secundaria.

Educación no dio ayer respuesta alguna a estas demandas.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats