Alicante y Elche, las únicas localidades de la provincia que cumplen con el requisito poblacional de superar los 100.000 habitantes, están por lo demás muy lejos de convertirse en objetivo de las restricciones estipuladas por el Ministerio de Sanidad para hacer frente al coronavirus en cuanto se superen determinados umbrales de riesgo y que ya exceden 10 municipios de la autonomía madrileña.

Al volumen de población que se toma como partida a la hora de dictaminar directamente por el Gobierno central restricciones tanto a la movilidad de la población como de determinados aforos y horarios de cierre en establecimientos, comercios, bares, restaurantes, instalaciones deportivas, lugares de culto, velatorios, enterramientos, parques infantiles y academias, se suman los contagios por cada 100.000 habitantes que no deben superar los 500 casos en 14 días; el porcentaje de casos positivos tras la PCR que no debe superar el 10%; y el de camas ocupadas por covid en las UCI o unidades de críticos que tampoco debe ser superior al 35%, estos dos últimos parámetros en el ámbito autonómico.

Los datos

Tanto Alicante como Elche distan de alcanzar la cifra de los 500 casos por 100.000 habitantes, la denominada como incidencia acumulada los últimos 14 días, con 137,96 la primera y 164,72 la segunda según la actualización facilitada por la conselleria. «Nunca se ha llegado a esos umbrales, ni en la fase más aguda de la pandemia» afirma la consellera Barceló, La Comunidad se sitúa de hecho entre las que tienen menos incidencia en contagios por coronavirus en toda España con 105,34 casos positivos por 100.000 habitantes, a un punto de la mejor situada, Galicia, con 104,06 casos, y muy lejos de la media nacional de 285,11 casos. Madrid, con 735,05 casos, arroja el peor índice.

También en el terreno de las plazas ocupadas en las unidades hospitalarias de críticos, la Comunidad arroja las mejores cifras nacionales, con menos porcentaje de saturación por covid en las UCI con un 7,73% del total disponible y solo por detrás de los índices de Galicia y de Asturias con un 4,20% y un 6,58% respectivamente. La de la Comunidad de Madrid es, con diferencia, la ocupación de UCI más elevada del país, con un 41,70%, y la única que supera el 35% estipulado por el Gobierno. La media nacional es del 17,93%.

En cuanto al porcentaje de casos positivos entre el total de PCR, la Comunidad corre mayor riesgo que con el resto de parámetros. El 9,1% que arroja la sitúa a un punto escaso punto del umbral que se ha concretado en un 10% por cada 100.000 habitantes. Es la décima autonomía con peores porcentajes al respecto, pero tampoco la media nacional cumpliría este extremo al situarse en un 11,9%.

Estas medidas, que ahora tienen que desarrollar los técnicos de Emergencias para su entrada en vigor, y que han rechazado las comunidades gobernadas por el PP además de Cataluña, requieren su cumplimiento al mismo tiempo para ejecutar las restricciones. Es precisamente la situación que presentan nueve grandes municipios al sur de Madrid junto a la capital.

MARZÀ SACA PECHO POR EL CONTROL ESCOLAR DEL VIRUS


El conseller replica a la oposición que critica su gestión con el aumento de profesores y bajada de ratios


El conseller de Educación, Vicent Marzà, ha sacado pecho ante la comisión de Educación en las Cortes Valencianas sobre la organización de un inicio curso escolar «de los más tranquilos» en toda España. El titular de Educación ha aprovechado la escasa incidencia actual del virus en los centros escolares –con un 99,34% del alumnado sin afección y apenas un 0,75% de aulas afectadas–, para poner en valor que somos «de los territorios con menos afectación del covid en las aulas, buena muestra del nivel epidemiológico del País Valenciano y de que las medidas son las adecuadas».

Marzà ha arremetido contra gobiernos autonómicos que gestiona el PP en Andalucía, Murcia, Galicia o Madrid para subrayar la ausencia de acciones y falsas promesas sobre bajada de ratios o refuerzos de profesorado que la Comunidad puso en marcha meses antes del inicio del curso. «Somos la Comunidad que más ha crecido en profesorado por cada 100.000 alumnos. Los únicos con asignación presupuestaria en la primera quincena de agosto, con bajada de ratios y con el inicio de curso más tranquilo en una situación extraordinaria que no es la normal», ha afirmado ante las diputadas del PP, Vox y Cs, que habían criticado varios aspectos de su gestión.