El Consell sigue sin cumplir los objetivos del plan de tratamiento de los residuos sólidos (basura) en la provincia, según revela un informe de Ecologistas en Acción, que denuncia que el depósito de los residuos en los vertederos sigue siendo la práctica habitual y no s ha avanzado nada en el tratamiento y posterior reutilización de loa aprovechable. En 2019 se depositaron 1.323.856 toneladas de residuos domésticos en los 12 vertederos activos de la Comunidad Valenciana, prácticamente la misma cantidad que en 2017.La vida útil media de los 12 vertederos es de 5,3 años, aunque varios de ellos están en su fase final de vida (Xixona, El Campello, Dos Aguas, Pedralba). Ya se está tramitando la ampliación de los vertederos de Xixona, Dos Aguas y Pedralba, aunque todavía no tienen el visto bueno de la Generalitat. En Onda y Villena, con vertederos clausurados, se proyectan nuevos macrovertederos. El horizonte es el del colapso del sistema. El vertido de los residuos domésticos y asimilables sigue siendo el destino prioritario y no hay avances significativos en la gestión de los mismos, que sigue centrada en macroinstalaciones ineficientes gestionadas por las corporaciones organizadas al estilo de un cártel de los residuos. “El fracaso de las políticas del Govern del Botànic en este tema de los residuos es evidente”, denuncia Carlos Arribas, portavoz de Ecologistas en Accion. El informe está realizado con datos de la Conselleria de Transición Ecológica.

La vida útil media de los 12 vertederos de la Comunidad es de 5,3 años, aunque varios de ellos están en su fase final de vida (Xixona, El Campello, Dos Aguas, Pedralba). Ya se están tramitando la ampliación de los vertederos de Xixona, Dos Aguas y Pedralba, aunque todavía no tienen el visto bueno de la Generalitat. En Onda y Villena, con vertederos clausurados, se proyectan nuevos macrovertederos. El horizonte es el del colapso del sistema. Hay una ausencia de publicación de datos sobre la gestión de los residuos en el País Valenciano, responsabilidad de la Conselleria de Transición Ecológica.

Según los datos suministrados por la Conselleria de Transición Ecológica, a petición de Ecologistas en Acción del País Valenciano, en 2019 se depositaron 1.390.473 toneladas de residuos en los 12 vertederos activos en la Comunidad, tras la colmatación reciente de los vertederos de Villena y Onda. La mayor parte de esos residuos son domésticos, comerciales o asimilables a domésticos (1.323.856 t) y el resto son residuos industriales que se depositan en los dos vertederos privados que los acogen (Novelda-Lurima y Villena-Recimed). De esos últimos residuos industriales destacan los residuos de demolición y construcción (31.090 t) y los procedentes de las industrias del cuero y de la confección (21.517 t).

El vertido de residuos sigue siendo el principal destino de nuestros residuos, siendo alrededor del 60%, muy lejos del 35% exigido por el Plan Estatal Marco de Residuos 2016-22 y del Plan Integral de Residuos de la Comunidad Valenciana de 2019, para 2020. En 2017 se vertieron 1.345.302 t de residuos domésticos y asimilables y desde 2015 hasta 2019 esa cantidad ha aumentado, pues esas cantidades vertidas en los 12 vertederos es mayor, aunque desconocemos el vertido de los residuos valencianos en otras Comunidades aledañas (Murcia y Castilla-La Mancha), que no es una cantidad despreciable, pues residuos de la Vega Baja del Segura se tratan y vierten en Murcia y lo mismo pasa con los residuos generados en la comarca de LaPlana de Castellón, dado el cierre del vertedero de Onda y el traslado parcial a vertederos de Castilla- La Mancha.

Los vertederos que recibieron más residuos en 2019 fueron: Dos Aguas (401.559 t), Alacant (175.062 t), Elx-Els Cremats (148.114 t), El Campello (132.751 t) y Xixona (118.325 t). El vertedero privado de industriales de Novelda-Lurima, recibió 114.887 t, en su mayor parte residuos domésticos y asimilables, según el informe.

Ahora se está tramitando la ampliación de los vertederos de Xixona, Dos Aguas y Pedralba, aunque todavía no tienen el visto bueno de la Generalitat. En Onda y en el Alto Vinalopó, con vertederos clausurados, se proyectan nuevos macrovertederos por los Consorcios correspondientes.

“La gestión de los residuos en el País Valenciano sigue siendo enormemente insostenible y los avances en la recogida selectiva y en el reciclaje totalmente insuficientes para el cumplimiento de las normativas autonómicas, estatal y europeas. La gestión sigue reposando en las ineficientes macroplantas de tratamiento mecánico-biológico gestionadas por las empresas al estilo de cártel de los residuos en concesiones plurianuales de los Consorcios de los residuos de los distintos planes zonales”, subraya Ecologistas en Acción.

Hay un incumplimiento por parte de los responsables autonómicos en la publicidad activa respecto a los datos de la gestión de los residuos, que permanece opaca para la ciudadanía. La Conselleria de Transición Ecológica incumple el artículo 22.f) del PIRCV 2019, dado que no publica puntualmente “los datos de gestión de residuos domésticos y asimilables a más tardar el 1 de agosto del año posterior al año de cuyos datos se trate”, exigido por esa normativa.

Los últimos datos de residuos publicados por esa Conselleria fueron los correspondientes a 2017 en el informe “Estado del Medio Ambiente de la Comunitat Valenciana” publicado en junio de 2019.