La provincia de Alicante ha registrado un nuevo récord de contagios en un solo día, con 437. En toda la Comunidad Valenciana se vuelven a superar el millar de casos, exactamente 1.060. La pandemia ha dejado, además, diez fallecidos en la Comunidad, cuatro de ellos en la provincia de Alicante.

Con la curva de contagios en ascenso, los hospitales de la provincia se siguen llenando a un ritmo alarmante. Según las cifras de la Conselleria de Sanidad hay ingresados 261 enfermos en los hospitales de la provincia, siete más que el día anterior. El número de pacientes con coronavirus en las Unidades de Cuidados Intensivos de la provincia ha aumentado un 73% en apenas diez días. Con la curva de contagios de nuevo en claro ascenso, los médicos aseguran que esta tendencia no se va a detener y en pocos días habrá que recurrir a las camas de críticos que cada hospital tiene reservadas para hacer frente a esta segunda ola de la pandemia. «Esto va a más y esperamos que a comienzos de noviembre haya que recurrir a las zonas extendidas de las UCI», advierte José María Núñez, vocal de la Sociedad Valenciana de Medicina Intensiva.

En estos momentos hay ingresados 52 enfermos de covid en estado crítico, la mayor parte de ellos en los hospitales públicos, lo que supone una ocupación de un tercio de las 190 camas con las que cuenta la provincia. El problema es que los hospitales siguen operando a pleno rendimiento, por lo que las UCI tienen que disponer de camas no sólo para enfermos de covid, también para pacientes que han sido sometidos a cirugías complejas y para personas que han sufrido otros problemas de salud, como infartos, ictus o accidentes. Todo sumado a que en esta segunda ola, y pese al descenso de la edad, los ingresos de los pacientes con coronavirus siguen siendo muy prolongados, de dos o tres semanas. Por lo que apenas se liberan camas. Esta situación hace que en algunos hospitales ya haya serios problemas para disponer de camas libres. Es el caso del Hospital General de Alicante, donde ya se está preparando todo para abrir una zona con 15 camas más para enfermos críticos que se acondicionó el pasado mes de junio. La UCI de este hospital estaba ayer a mediodía llena. De sus 19 camas seis están ocupadas por enfermos de Covid y otros tres están ingresados en las zonas del servicio de Anestesiología.

Fuentes médicas del centro señalan que, de seguir así, en pocos días se tendrán que empezar a aplazar operaciones que no sean urgentes con el objetivo de no ocupar más camas de cuidados intensivos. En el día de ayer los quirófanos aún funcionaban con normalidad, incluso se estaban haciendo operaciones de tarde, señalaron desde la Conselleria de Sanidad. El hospital tiene habilitadas dos plantas para ingresar a enfermos covid.

El Hospital de Elda también ha tenido que recurrir a la reserva de camas con las que cuenta para hacer frente a la pandemia. Se ha abierto una segunda planta de hospitalización y la UCI polivalente ya se ha puesto en marcha permitiendo a la Unidad de Críticos disponer de 51 puestos dotados de respirador. También se ha abierto en la zona del laboratorio del sótano la unidad de preingresos y se ha comenzado a desdoblar camas en la parte quirúrgica del edificio nuevo del hospital, lo que aumentaría la capacidad de enfermos en 75.

La provincia de Alicante dispone de una reserva de 200 camas de cuidados intensivos para poder ingresar a los enfermos que se encuentran en situación crítica. Estas camas están ubicadas en las zonas de Anestesia y en espacios que los hospitales han ido creando en los últimos meses. La Conselleria de Sanidad ha adquirido además 154 respiradores para poder dar suministro a estas camas adicionales. La falta de respiradores puso contra las cuerdas a los hospitales durante la primera ola de la pandemia.

Por último, Sanidad ha informado de ocho brotes en la provincia. En concreto en Elche, Crevillent, Torrevieja, Alcalalí, Santa Pola, Benejúzar, Dénia e Ibi. Todos los brotes menos uno tienen su origen en reuniones de familias y amigos.

La alcaldesa con el coordinador y el nuevo rastreador. | INFORMACIÓN

El Ayuntamiento de Sax toma medidas para adelantarse a la segunda oleada

La incidencia acumulada en los últimos 14 días es sólo de 50,79 casos por 100.000 habitantes

El Ayuntamiento de Sax ha decidido anticiparse a la segunda oleada de covid-19 adoptando medidas restrictivas antes de que las actuales cifras de contagio crezcan.

Según los datos actualizados ayer por la Conselleria de Sanidad, Sax seguía registrando desde el pasado lunes cinco casos positivos, con un índice acumulado en los últimos 14 días de 50,79 por 100.000 habitantes. Una incidencia muy baja teniendo en cuenta que Sanidad aconseja tomar medidas cuando se sobrepasa el límite de los 200 casos por 100.000 habitantes. «Pero tenemos constancia de que esas cifras se van a ver aumentadas por ese contacto estrecho y permanente que tenemos con los responsables sanitarios, y queremos ser previsores y extremar todas las precauciones para ayudar a frenar el contagio y que los vecinos tomen conciencia de que estamos ante una situación muy grave», ha señalado la alcaldesa Laura Estevan informando, asimismo, que ha solicitado más rastreadores para el centro de salud con el fin de realizar un mayor control de los casos positivos y sus contactos estrechos.

Las restricciones entran en vigor este viernes con la clausura de juegos infantiles y cierre de parques a las 20 horas, así como con la reducción del aforo al 50% en todas las instalaciones municipales y el mercadillo popular.