Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los padres exigen mejoras en la enseñanza online para que se evalúe el curso entero

Representantes de las familias califican de «negativa» la educación en el confinamiento uReclaman clases diarias para todos los alumnos

Alumnos de la Comunidad en quinto curso de Primaria durante el confinamiento en su casa.

Alumnos de la Comunidad en quinto curso de Primaria durante el confinamiento en su casa.

Los representantes de los padres de alumnos exigen mejoras significativas a la Conselleria de Educación en la enseñanza telemática, tanto en cuestión de medios como en la formación de los docentes, para no tener que llegar a la «negativa» situación de no poder evaluar el curso entero al alumnado, en caso de que vuelva a producirse un confinamiento total por la evolución de la pandemia.

Las federaciones provinciales de padres comparten lo declarado por tres de cada cuatro alumnos, que tuvieron problemas con la enseñanza telemática que recibieron durante el confinamiento los últimos meses de curso, como detalla la encuesta elaborada por investigadores del Centro Reina Sofía recogida por INFORMACIÓN en su edición del jueves.

«La experiencia fue tan negativa que a la hora de evaluar solo se tuvieron en cuenta los dos primeros trimestres del curso, el último, que fue telemático, no se incluyó», advierte el presidente de la Fapa Enric Valor, Txomín Angós. «Es muy difícil que un niño pueda estudiar solo», abunda.

Por eso lo que reclama en estos momentos a la conselleria en nombre de las familias a las que representa, -al igual que Sonia Terrero por parte de la Confederación Gonzalo Anaya, que integra a su vez la Fapa Provincial Gabriel Miró-, es que la totalidad de los alumnos tengan clase presencial a diario este curso. «Si hablamos de igualdad y equidad, la medida de las clases alternas no la comparto porque acrecienta la desigualdad», lamenta.

Angós no ve «ninguna ventaja» a la actual enseñanza online y sí muchos inconvenientes, porque el nivel socioeconómico y cultural de las familias resulta determinante, por más que Educación haya destinado tabletas con conexión a internet a los alumnos más desfavorecidos.

«En una casa con dos hijos es complicado tener dispositivos disponibles para todos, y no es lo mismo contar con una habitación individual que tener que compartir espacios con el resto de la familia», añade el presidente de la Fapa Valor.

Este representante concluye que los propios psicólogos insisten en la importancia vital de socializar para los alumnos, y que incluso los responsables educativos, desde la ministra al resto de autonomías, coincidieron en la necesidad perentoria de la enseñanza presencial, «así que yo tampoco me planteo otra cosa para todos los alumnos de esta provincia», subraya.

Terrero, por su parte, añade que las plataformas web «no estaban preparadas» en un primer momento, y que había «mucho desconocimiento, tanto por parte del profesorado en general como por las propias familias para trabajar en el sistema telemático».

Sostiene que desde Covapa «vamos a seguir luchando por la presencialidad en todos los centros, para que no exista una discriminación en la que, de nuevo, los perjudicados son los alumnos, porque no es lo mismo dar clase en el aula que tener deberes», insiste.

Incluso se plantean desde este colectivo qué pasaría en el caso de que un alumno sufriera algún percance en casa durante el periodo que se supone que está durante una clase presencial, incógnita que Terrero deja abierta.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats