Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La renta de los municipios más prósperos supera en un 80% a la de los más desfavorecidos

Localidades residenciales de l’Alacantí y del litoral y algunos polos industriales vuelven a tener los mayores ingresos por IRPF. Las diferencias tienden a agrandarse cada vez más

Vista aérea del centro urbano de Sant Joan d’Alacant, municipio de la provincia con la renta más alta.

Vista aérea del centro urbano de Sant Joan d’Alacant, municipio de la provincia con la renta más alta. RAFA ARJONES

La renta media de los municipios más prósperos de la provincia supera en más de un 80% a la de aquellos que presentan una situación menos favorecida. Así lo refleja la última estadística de la Agencia Tributaria sobre el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF), referida al año 2018 y publicada a principios de este mes, que muestra cómo Sant Joan d’Alacant se consolida como la localidad de la demarcación con un mayor nivel económico, con una renta bruta de 29.174 euros. Por el contrario, en el farolillo rojo de entre todos los municipios con más de 1.000 habitantes se sitúa San Fulgencio, con una renta de 16.179 euros.

Los datos ponen de manifiesto, una vez más, hasta qué punto las características sociodemográficas e incluso urbanísticas de los municipios condicionan su nivel económico, y cómo se configuran al menos cuatro grandes tipos de localidades. El primero es el de los núcleos residenciales donde hay una presencia significativa de trabajadores de la administración o profesionales liberales, y donde la vivienda alcanza un coste relativamente alto. Es un rasgo presente en municipios del entorno de Alicante y del litoral de la Marina Baixa y la Marina Alta, lo cual explica que, aparte de Sant Joan, entre las localidades de mayor renta figuren El Campello, la propia Alicante, Mutxamel, Xàbia, Finestrat y l’Alfàs del Pi.

También destacan por su nivel de renta varios municipios industriales que han alcanzado un mayor nivel tecnológico, o bien puestos más cualificados y mejor remunerados, y donde la economía sumergida no alcanza un peso relevante. El caso más significativo es el de Ibi, que escala posiciones en relación a la estadística de 2017 y se sitúa como el tercero de mayor renta de toda la provincia. También aparecen entre los primeros Alcoy, Banyeres y Tibi, que destaca por su nivel de renta entre las localidades de su tamaño. Por el contrario, núcleos industriales más manufactureros o donde la economía sumergida está más presente se sitúan más atrás en la tabla, como es el caso de todos los situados en el valle del Vinalopó. Aquí también hay que tener en cuenta las importantes diferencias socioeconómicas que pueden haber entre los diferentes barrios de los municipios, sobre todo en los de mayor tamaño como Elche y Elda.

En cuanto a las rentas más bajas, vuelven a corresponder por lo general, un año más, a municipios de tipo residencial pero con un perfil distinto al del grupo de cabeza. Estas localidades, tal y como ha publicado este periódico en otras ocasiones en las que se han difundido datos de renta, suelen estar habitadas por personas mayores que perciben pensiones relativamente bajas. El tejido económico no acostumbra a ser elevado, y con empleos en líneas generales que no tienen remuneraciones altas. Así, de ninguna manera quiere decir que estas localidades sean «pobres», pero sí presentan grandes diferencias en relación a las que tienen las rentas más altas.

Unas diferencias que, además, tienden a agrandarse cada vez más. En 2017, la renta de Sant Joan era un 79% superior a la de Hondónde los Frailes, que entonces ocupaba el último lugar (ahora es el penúltimo). El aspecto positivo, no obstante, es que en este grupo de municipios, en el que también están Formentera del Segura, Algorfa, Beniarrés, Dolores, Rafal, Alcalalí y Salinas, las rentas aumentan y, por ende, los ingresos de sus ciudadanos.

Las desigualdades afloran entre los barrios en Alicante y Elche

La Agencia Tributaria ofrece datos desglosados por códigos postales en las mayores ciudades de toda España, entre ellas Alicante y Elche, que permiten ver las grandes desigualdades que existen por barrios. En la capital de la provincia, las rentas del Ensanche, la Playa de San Juan y el Centro, de 39.291, 38.532 y 37.776 euros, respectivamente, más que duplican los 17.874 del entorno de Ciudad Jardín, que incluye el barrio de Virgen del Remedio, y casi ocurre lo mismo con los 19.482 de Carolinas. En Elche, aunque las diferencias entre zonas no son tan elevadas, hay bastante distancia entre los 27.099 euros del Parque Industrial y los 15.776 de Carrús. En el casco urbano ilicitano, la zona de mayor renta es Travalón, con 26.112 euros, y entre las pedanías destaca la zona que comprende Algorós y el polígono Llano de San José.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats