Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Hospital General estrena un equipo que trata lesiones en el intestino delgado

La nueva máquina permite abordar hemorragias digestivas, anemias o tumores

Miembros de la Unidad de Endoscopia Digestiva, con el nuevo enteroscopio.

Miembros de la Unidad de Endoscopia Digestiva, con el nuevo enteroscopio. Alex Domínguez

Ahorra costes y evita desplazamientos al paciente. El Hospital General de Alicante es el primero de la Comunidad Valenciana en adquirir un nuevo enteroscopio para el estudio y tratamiento de las enfermedades del intestino delgado. A nivel nacional solo son tres los centros sanitarios que disponen de esta tecnología.

Hasta el momento, la Unidad de Endoscopia Digestiva empleaba la llamada cápsula endoscópica, una herramienta con la que se puede explorar el intestino delgado e identificar las distintas lesiones, pero no disponía de la técnica para realizar el tratamiento o la biopsia de las mismas. Con la introducción de este enteroscopio «se va a evitar el desplazamiento de los pacientes a otros centros sanitarios, así como la externalización de estos procedimientos, con el ahorro de costes consiguiente», señala el responsable de la citada unidad, el doctor José Ramón Aparicio. Además, «vamos a atender a pacientes procedentes de otros hospitales de la provincia de Alicante, si así nos lo solicitan sus facultativos responsables», añade.

Las enfermedades más frecuentes que se van a poder tratar son las hemorragias digestivas, las anemias de origen oculto y los tumores. «El envejecimiento de la población y el aumento de patologías cardiovasculares, con el incremento en el uso de antiagregantes y anticoagulantes, se asocia a un aumento de estas patologías sangrantes», explica Aparicio. El equipo del Hospital General es más avanzado que los convencionales, de manera que se reducen los tiempos de realización del procedimiento -en una hora, aproximadamente, se puede alcanzar el ciego, frente a las cuatro o cinco horas de los procedimientos convencionales-, y una mayor facilidad de acceso al final del intestino delgado e incluso al último tramo del colon. «Con ello, se logra una exploración más profunda, llegando a todas las lesiones», remarca Aparicio. Los doctores Luis Company y Francisco Ruiz, facultativos de la Unidad de Endoscopia Digestiva, han recibido formación específica para el uso de este nuevo enteroscopio y van a conformar un equipo específico dedicado a la patología del intestino delgado.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats