Puede ser la solución a las enfermedades más habituales de la boca: la caries, la periodontitis y la halitosis. El grupo de investigación de Microbioma Oral de la Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica de la Comunidad Valenciana (Fisabio), liderado por el biólogo alicantino Alejandro Mira, ha patentado un compuesto prebiótico y varios probióticos para prevenir los principales problemas orales, que afectan a millones de personas en España.

Un prebiótico es una sustancia que favorece el crecimiento de bacterias saludables o sus funciones beneficiosas, mientras que un probiótico es una bacteria que, si se administra en dosis adecuadas, puede mejorar la salud. Es la primera vez que se describe un tratamiento beneficioso para todas estas patologías de forma simultánea.

El desarrollo ha sido posible después de que este equipo investigador observara que diferentes bacterias beneficiosas en la boca convierten el nitrato, procedente principalmente de las verduras, en nitrito y óxido nítrico, un conocido vasodilatador.

Los resultados nuevos del estudio, que acaban de publicarse en la prestigiosa revista «Scientific Reports», del grupo Nature, demuestran cómo el nitrato, además de reducir la tensión sanguínea, puede mejorar la salud bucodental, neutralizando los ácidos causantes de la caries y eliminando bacterias causantes del sangrado gingival y el mal aliento.

Pero los beneficios van más allá. «Este nitrito - explica Mira- sirve por un lado para mejorar la salud bucodental, y por otro para producir óxido nítrico, que reduce la tensión sanguínea, es utilizado por las células inmunitarias para destruir células tumorales, y mejora el rendimiento deportivo, entre otras funciones».

«Su papel es tan importante, que si una persona elimina toda su microbiota oral por el uso excesivo de colutorios, se produce un aumento de la tensión sanguínea, y un empeoramiento del rendimiento físico», ha detallado el científico de Fisabio.

Por eso los investigadores sugieren que sea usado como prebiótico y también el uso de cepas de bacterias nitrato reductoras como probióticos para estimular los beneficios del nitrato para el metabolismo. Los investigadores de Fisabio buscan ahora empresas del sector de la salud bucodental, del diagnóstico clínico o de los alimentos funcionales interesadas en desarrollar y comercializar el kit diagnóstico y los productos conteniendo el prebiótico y los probióticos.