Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El negocio en comercio y hostelería crece un 10% tras el encendido navideño

Los sectores económicos más perjudicados por las restricciones derivadas de la situación sanitaria coinciden en que los primeros días de iluminación de fiestas han incentivado el consumo de las familias

Ambiente en una céntrica calle de Alicante, ayer, por la tarde.

Ambiente en una céntrica calle de Alicante, ayer, por la tarde. Héctor Fuentes

El comercio y la hostelería de Alicante perciben un repunte de negocio del 10% desde el encendido navideño, que realza un centenar de calles con 780 arcos y guirnaldas, y dos millones de luces led. Esta moderada mejoría en la recaudación de los sectores económicos más perjudicados por las restricciones de la pandemia es recibida muy positivamente por los pequeños empresarios, que acumulan caídas en la facturación de más del 70%. Esperan un mayor impacto los próximos fines de semana.

Alicante se convirtió el viernes en la segunda ciudad en inaugurar el alumbrado, tras Valladolid. El Ayuntamiento ha invertido unos 290.000 euros (100.000 euros más), en las luces de Navidad. El alcalde, Luis Barcala, y la vicealcaldesa, Mari Carmen Sánchez, destacaron en el acto oficial el adelanto en el alumbrado en 20 días respecto a 2019 para reactivar la actividad económica e impulsar el comercio y la hostelería, invitando a los alicantinos a disfrutar de las fiestas navideñas desde la responsabilidad para evitar contagios.

Para el sector hostelero es un revulsivo, que podría ser mucho mayor, con un incremento del 50% de actividad, si no hubiera restricciones de aforo en los establecimientos ni limitación de horarios. «Quienes vienen de Elche o de Guardamar, por poner un ejemplo, y se tienen que esperar a que anochezca para ver las luces de Navidad, es muy difícil que se queden a cenar en Alicante ya que tienen que volver a casa por el toque de queda. Al menos alivia un poco porque hay más animación y consumo, que esperamos que vaya creciendo conforme pasen las semanas», dijo César Anca, presidente de la Asociación de Restaurantes de Alicante (Ara). También destaca el mayor movimiento de público atraído por las luces navideñas la presidenta de la Federación Empresarial de Hostelería Provincia de Alicante (Fehpa), Mar Valera. «Hay quien piensa que, con la que está cayendo, no debería gastarse el dinero en luces pero es una forma de que el comercio y la hostelería puedan atraer algo de actividad».

Los comerciantes también reciben positivamente el repunte de negocio. La patronal del pequeño y mediano comercio (Facpyme) está convencida de que los adornos animan al consumo. «El sábado Alicante estaba lleno de familias paseando y viendo las luces. Esto hace que visiten las zonas comerciales y se convierte en una oportunidad de compra», apuntó su secretario general, Francisco Rovira.

Vanessa Cárdenas, presidenta del Colectivo de Comerciantes, apuntó que el alumbrado de fiestas «marca el inicio de la precampaña navideña, anima las ventas y provoca que el cliente cambie el chip y empiece ya a pensar en compras navideñas. Las luces son una inversión que tienen un impacto positivo en la ciudad y no sólo económico. Hay que afrontar la Navidad cumpliendo a rajatabla los aforos y los protocolos pero generando economía que permita que salgamos todos adelante». Desde la asociación de comerciantes Corazón de Alicante, Vicente Armengol apuntó que «la cantidad de gente que se vio el fin de semana paseando por las calles con motivo de la iluminación nos hace ser optimistas a que en estos próximos días lo notemos más. Estamos en la semana del Black Friday, que será el punto de inflexión», recordó.

LOS HOTELES ESPERAN ATRAER ESTANCIAS DE LA PROVINCIA LOS FINES DE SEMANA


La Asociación Provincial de Hoteles considera que cualquier incentivo de visita a la ciudad, como las luces navideñas, pueden generar estancias de clientes, sobre todo de la provincia, en los alojamientos, bajo mínimos por la falta de turismo. «Creemos que pueden ser un atractivo para que la gente venga a visitar alicante los fines de semana. Cualquier iniciativa, sea la que sea, de cara a Navidad viene bien, aunque sea para pasar el día y comer en un restaurante de Alicante», dijo Victoria Puche, presidenta de la asociación. César Anca, restaurador, apuntó que si la Comunidad no estuviera bajo confinamiento perimetral el impacto de las visitas desde Albacete y Murcia «podría ser brutal».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats