Los nuevos contagios de covid-19 registrados en la provincia tras el fin semana ofrecen un panorama alentador al disminuir en hasta un 63% con respecto a los registrados en el cómputo anterior. Se ha pasado de 394 infectados a 147. La cifra iguala los datos más bajos registrados en todo el mes, precisamente el pasado día 2 de noviembre, y a su vez similares a los del 21 de septiembre y el 22 de agosto, con 144 casos también, todos ellos por debajo de los 200 contagios.

El reflejo de este dato, al que acompañan 133 nuevos casos en Valencia y apenas 9 en Castellón, se ve trasladado asimismo por un significativo descenso de la incidencia acumulada en la autonomía, de 273 a 234 nuevos casos de coronavirus por cada 100.000 habitantes.

Este descenso de hasta 30 puntos en la incidencia acumulada vuelve a situar a la Comunidad como la cuarta mejor de España, tras Canarias, con una incidencia de 77; Baleares, con 202; y Extremadura, con 232. Galicia y Madrid, con 236 casos cada una, siguen a corta distancia a la Comunidad Valenciana.

El ejército interviene en el geriátrico de Formentera del Segura con un brote de 27 contagios Tony Sevilla

Ingresos

El número de pacientes ingresados en hospitales de la provincia todavía no acompaña al significativo descenso de contagios en la última jornada. Suman casi una treintena más, hasta 418; mientras que en las UCI hay cinco menos, de 99 a 94; y se han computado seis fallecimientos.

Por otra parte, un brote de coronavirus registrado en la residencia del Preventorio Mariola de Alcoy afecta a diez personas, nueve internos y una trabajadora, según explican a este periódico fuentes de CC OO. Los residentes contagiados se encuentran aislados en un ala del edificio, mientras que la empleada permanece en cuarentena en su domicilio, todos ellos asintomáticos y en buen estado de salud.

Las mismas fuentes señalan que el brote se detectó a raíz de localizarse un caso positivo en el entorno familiar de la trabajadora, a quien se le practicó una prueba PCR que dio positiva. La afectada lo notificó al centro y se practicaron pruebas al resto de la plantilla y a los usuarios, con el resultado de nueve positivos entre los residentes. Ningún otro trabajador se ha contagiado.

Los afectados se encuentran aislados en un ala preparada en previsión de que en un momento dado pudiera producirse una eventualidad de este tipo. Por esta razón, y por el hecho de que todos ellos son asintomáticos, las mismas fuentes se muestran tranquilas en relación a este brote.

Sanidad informa de otra decena de brotes en la provincia, mayoritariamente de origen social en Aspe, Benejúzar, Xàbia, Alicante, Rojales e Ibi; otro laboral con 9 casos en Alicante, y del ámbito educativo en Pinoso, Elda y Petrer.

Vigilancia

Entre los ayuntamientos de las localidades más afectadas por la pandemia que integran el departamento de Salud de Alcoy, la inquietud va en aumento e insisten en la necesidad de prescindir de los encuentros sociales para frenar los contagios. 

En concreto en Onil, la Policía Local ha incrementado la vigilancia para intentar evitar las reuniones en casas de campo, problema que también se ha detectado en Banyeres y otros municipios de la zona. Tanto en estas dos localidades como en Ibi, la tercera del departamento con una incidencia de contagios más alta en estos momentos, están cerradas las zonas infantiles de los parques y las instalaciones deportivas cubiertas, así como los recintos culturales, salvo las bibliotecas municipales para el préstamo de libros.

 En Banyeres e Ibi, las medidas están vigentes hasta la jornada de hoy, martes, pero podrían prorrogarse si la evolución de los datos resulta negativa. En Onil las restricciones continuarán al menos hasta el miércoles de la próxima semana, día 9 de diciembre, tras entrar en vigor este domingo ante la escalada de casos la última semana. Pese a todo, la situación es de tranquilidad tanto en el Hospital Virgen de los Lirios de Alcoy como en los centros de salud del departamento. Una gran mayoría de los casos registrados estas últimas semanas son leves. Según fuentes sanitarias, hay 29 pacientes ingresados, 3 de ellos en la unidad de pacientes críticos, la UCI.