Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jefe de Anestesiología del Hospital General de Alicante

Luis Gómez: «Haber pasado el covid te hace ser más empático con el paciente, les animo con mi experiencia»

Luis Gómez ha sufrido la pandemia por partida doble, como médico y como paciente con neumonía covid. Asegura que "nunca tiran la toalla" y que hay pacientes con mal pronóstico e intubados que salen adelante. Apela a la responsabilidad para evitar una tercera ola en enero

El jefe de Anestesiología del Hospital General de Alicante, Luis Gómez.

El jefe de Anestesiología del Hospital General de Alicante, Luis Gómez.

El servicio de Anestesiología es uno de los que está en primera línea en la lucha contra el covid, algo desconocido por gran parte de la población.

En el Servicio de Anestesiología nuestra labor cotidiana fuera de la pandemia se divide en tres campos, la asistencia al paciente quirúrgico, antes, durante y después de la intervención. No sólo mantenemos al paciente inconsciente durante la intervención para evitar el dolor, sino que lo mantenemos vivo y en las mejores condiciones para proteger su organismo manteniendo todas sus funciones vitales. Pero también llevamos al paciente en la Unidad de Cuidados Críticos Quirúrgica después de la intervención, a los pacientes que están más graves en el postoperatorio, que suelen padecer patologías previas. Esa unidad de cuidados críticos quirúrgicos la lleva Anestesiología, por lo que estamos familiarizados con el trato de pacientes graves quirúrgicos. El paciente con neumonía covid es un paciente grave con insuficiencia respiratoria y también lo tratamos.

¿Cómo se organizan?

Los compañeros de Medicina Intensiva llevan ya mucha patología de base y el covid genera una ocupación de una parte importante de las camas. Lo que hemos hecho es repartir de forma equitativa la carga de la atención de los pacientes con neumonía covid, la mitad la lleva Medicina Intensiva y la otra mitad Anestesiología. Así ambos servicios podemos seguir viendo al resto de pacientes. Hemos habilitado zonas concretas para atender críticos covid. Así optimizamos los recursos.

"En la segunda ola estamos viendo pacientes críticos jóvenes y eso es nuevo. Hemos tenido de 26 y 32 años"

decoration

¿Llevan todo el cuidado y atención integral a pacientes covid?

Vemos sólo a los pacientes covid en situación crítica, los demás están en planta a cargo de la unidad de Enfermedades Infecciosas y los servicios de Neumología y Medicina Interna, junto a otros muchos servicios que intervienen.

En la primera ola, el Servicio de Anestesiología fue de los primeros en contagiarse, ¿cómo vivieron esos momentos?

Yo fui uno de los que se contagió, y tuve neumonía. Son momentos duros y lo ves desde la perspectiva del paciente, además de como profesional. Es una enfermedad nueva, no sabíamos cómo iba a evolucionar y nos produjo gran ansiedad. Empezaron a caer compañeros enfermos, algunos de gravedad que requirieron ingreso hospitalario. Quienes ya lo hemos padecido vivimos esta segunda ola con mucha empatía con el paciente, siempre la tenemos, pero yo a mis pacientes les cuento mi experiencia. Algunos llegan muy nerviosos pensando que van a morir y les digo que yo pasé por lo mismo y ahora corro dieciséis kilómetros todos los días. Esa experiencia humana nos hace ser más empáticos, y a ellos les anima.

"Es importante que la población mantenga las medidas, está en nuestra mano evitar una tercera ola"

decoration

¿Qué diferencias están encontrando en los pacientes de esta segunda ola?

Observamos que la mayor parte de los casos nuevos se da entre personas de entre 20 y 40 años. Se contagia más gente joven, pero el perfil de ingreso hospitalario es de personas a partir de 50 años, sobre todo entre 60 y 70 años con patología crónica como hipertensión y diabetes, que son los perfiles de mayor gravedad. Aunque es verdad que en esta segunda ola estamos viendo pacientes críticos jóvenes y eso es nuevo. Hemos tenido críticos de 26 y 32 años. En esta segunda ola son un poco más predecibles los ingresos. Cada día ingresan entre cinco y siete pacientes y en la primera ola hubo días de 20 y 30 ingresos. Llegamos a tener casi todas las camas de críticos ocupadas por pacientes covid y esto no ha ocurrido esta vez. No estamos saturados. En la primera ola paramos casi toda la actividad quirúrgica y ahora podemos mantener en su mayor parte la actividad quirúrgica programada.

¿Están preocupados por la gestión pos-covid de las listas de espera?

Obviamente nos preocupa, pero seguimos operando pacientes de las listas de espera y se siguen atendiendo pacientes en las consultas externas. La actividad clínica se mantiene en más de un 70%. Todos los pacientes tienen derecho a ser atendidos y nuestra preocupación es dar asistencia a todos.

Ya se acerca la vacuna, pero aún tardará unos meses. ¿Trabajan ahora pensando en que puede producirse una tercera ola en enero o febrero?

Puede ocurrir. Por eso es importante hacer un llamamiento a la población para que sigan manteniendo todas las medidas de prevención y control de la pandemia. Se deben extremar las medidas del uso de mascarilla, distancia social, higiene de manos y los aislamientos cuando son necesarios. Se puede producir una tercera ola, pero está en nuestra mano evitarla.

"Los ingresos son más predecibles, entre cinco y siete al día. En la primera ola hubo días de 30 ingresos"

decoration

Cuando se seda a alguien en la UCI, en el subconsciente colectivo significa que es el final, ¿en el caso del covid con qué frecuencia es reversible?

No tiene por qué ser así. Varía de un hospital a otro y también depende del perfil de gravedad del paciente. Cuando se llega a la fase de intubar al paciente y conectarlo a ventilación mecánica con una sedación profunda o coma farmacológico, hay pacientes en los que la probabilidad de recuperación es baja pero nunca tiramos la toalla. Hay pacientes con mal pronóstico, por sus características de base y la gravedad de la neumonía, que salen adelante. Estamos con una mortalidad por debajo del 20% en pacientes críticos de covid en nuestro departamento. También hay que señalar que la prevalencia ha sido más baja que en otras zonas, no hemos pasado de 300 en la tasa de incidencia acumulada. Cuanta más incidencia hay, más probabilidad de que población anciana y con factores de riesgo se contagien, que son los que tienen una mortalidad más alta.

Dentro de su especialidad también se encargan del dolor, ¿están atendiendo a pacientes con secuelas de covid?

En estos momentos por secuelas por dolor crónico inducido por el covid no tenemos ningún paciente, pero hemos colaborado en el tratamiento del dolor de pacientes en situación grave o crítica. Aunque no me cabe duda de que alguno veremos. También hemos ajustado tratamientos de pacientes con dolor crónico que han pasado el covid.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats