Las rachas de viento han alcanzado casi los 100 kilómetros por hora en distintos puntos de la Comunidad Valenciana, como en Benidorm, con 97 km/h, o la Pobla de Benifassà y Fredes (Castellón), donde se han llegado a los 95 km/h, según informaron el 112 GVA y la delegación territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). Aemet ha establecido para este martes la alerta nivel amarillo en toda la Comunidad por rachas de viento de componente oeste que pueden alcanzar los 80 kilómetros por hora. El aviso permanecerá activo hasta las 24 horas del 8 de diciembre en la provincia de Alicante, litoral norte e interior sur de Castellón e interior de la provincia de Alicante, con una probabilidad entre el 40 y el 70 por ciento. Aemet ha establecido también hasta las 21 horas de este martes la alerta nivel amarillo por fenómenos costeros en el litoral de las provincias de Alicante y Valencia por vientos de fuerza siete a ocho y olas de entre dos y tres metros.

La alerta amarilla por viento se mantiene hasta la medianoche en la provincia de Alicante

A lo largo de la noche y durante toda la mañana de hoy, los bomberos han realizado medeio centenar de servicios e intervenciones como consecuencia del viento. Tendederos derribados, caída de árboles, semáforos y hasta algún muro han sido algunas de las imágenes que ha dejado el vendaval a su paso por la provincia de Alicante.

En la ciudad de Alicante, en un dispositivo conjunto entre Bomberos y Policía Local se intervino en una veintena de emergencias por viento con la caída de semáforos, una en La Cañada, y la otra a las 5.00 horas, con un semáforo con báculo aéreo que las fuertes rachas derribaron sobre la calzada. Los agentes comprobaron que no era por un accidente, y se requirió a los Bomberos del SPEIS para cortar fluido eléctrico. En las proximidades del Puente Rojo de Alicante, las rachas hicieron caer el muro de una urbanización. Desde las ocho de la tarde de ayer empezaron a recibirse llamadas requiriendo la presencia de los bomberos por actuaciones relacionadas con el viento.

Según fuentes del SPEIS, en el dispositivo especial se ha actuado en diversas zonas de la ciudad, sobre todo a partir de las 12 y hasta las 17,30 horas, para retirar placas de uralita de tejados que se han volado en obras y en urbanizaciones, como la emergencia que ha tenido lugar en un parking situado en la calle Dorada que ha quedado clausurado. Además se han saneado ventanales que han sufrido roturas, farolas caídas, como la de la fachada de la calle General O,Donell, intervención en la que se ha utilizado el vehículo escalera.

Los bomberos del SPEIS han saneado balcones, para asegurar fachadas de edificios con desprendimiento de cascotes, así como la retirada de carteles y anuncios publicitarios. Los efectivos también han tenido que intervenir en el polígono del Pla de la Vallonga, en una nave industrial con el vehículo de altura, para asegurar un cerramiento y parte de la fachada de la nave que presentaba riesgo de caída, y se ha asegurado retirando parte de la chapa y elementos metálicos peligrosos.

Asimismo los bomberos han informado que durante la mañana se ha actuado en varias zonas de obras por caída del vallado y placas metálicas, como la de la avenida de Padre Espla, y también se ha asegurado parte de un muro caído y el cerramiento en la Gran Vía.

En el dispositivo especial puesto en marcha esta mañana para coordinar las emergencias la Policía y los bomberos del SPEIS, también han retirado arboles caídos en las calzadas, pinos y ramas de palmeras, marquesinas metálicas, varias farolas, y un cartel con riesgo de caída.

Las dotaciones del parque de bomberos del SPEIS se han divididos en seis equipos y han trabajado durante toda la mañana y la tarde para atender las incidencias junto con la Policía Local que ha tenido que cortar el tráfico en varios momentos para facilitar el trabajo de los bomberos, y balizando zonas afectadas así como asegurado edificios y vallados.

Imagen del muro de una urbanización de Alicante derribado por el viento durante la pasada madrugada.

De norte a sur de la provincia, los bomberos del Consorcio han realizado una treintena de intervenciones en relación con el viento. En Benidorm, los Bomberos fueron movilizados por dos vallas publicitarias, cuatro árboles, una ventana caída, dos cables del tendido eléctrico, un toldo y un poste telefónico. También en La Nucía, los efectivos del Consorcio intervinieron por un caso de un árbol tocando tendido eléctrico y otro árbol caído.

En Elche, las actuaciones realizadas se debieron a un toldo suelto, una mesa de terraza que cayó al techo de una vivienda, una chapa metálica de un techo suelta, una caseta colgando de un ático con riesgo de caída, una torre eléctrica caída y una cristalera que cayó a la a calle y una placa metálica suelta.

En Villena, las salidas fueron por árboles caídos. En Callosa del Segura por una marquesina bus con el techo suelto. En San Vicente del Raspeig, una chapa de techo de caseta suelta y otra chapa del techo en una cementera suelta. En Catral los bomberos sanearon un cartel en la autovía partido y caído. En Monóvar, por cables eléctricos colgando. Y en Benissa por un ventanal suelto que cayó a la caído calle y un poste de luz inclinado con riego de caída. En Elda, se saneó la cristalera de un local partido y caído a la calle. Y en Busot, una estructura metálica ha caído a la calle.

En Alcoy hubo anoche incidencias puntuales por el viento, como la caída de algunas ramas de árboles en el parque de Cantagallet, pero tanto fuentes municipales como de los Bomberos han confirmado que no se han producido problemas significativos.

Caída de un árbol en Alcoy Juani Ruz

Según el 112 GVA, ni en la provincia de Valencia ni en la de Castellón los bomberos intervinieron a lo largo de la noche en ningún incidente destacado ocasionado por el viento. En la provincia de Alicante sí que trabajaron en servicios de caída de tendederos y árboles, de acuerdo con la información recibida de los tres Consorcios. Durante la madrugada, hasta las 8.30 horas, se ha llegado a los 97 km/h en Benidorm; 95 en Fredes y la Pobla de Benifassà; El Pinós y Vilafranca, 82; Xàtiva, 80; Morella, 77; aeropuerto de Alicante-Elche, 72; Atzeneta del Maestrat, 67; Bicorp, 65; Xàbia, 63; Alcoi, 61.

De acuerdo con la previsión, en las tres capitales de la Comunidad Valenciana los termómetros oscilarán entre los 10 y los 17 grados en Alicante; entre los 8 de 16 en Castelló y se moverán entre los 10 y los 16 en València. Como fenómenos significativos, el viento soplará de oeste y noroeste moderado a fuerte, con rachas muy fuertes, sobre todo en el interior.