Suscríbete

En directo

Última actualización 19:59

Pleno ordinario del mes de diciembre de Alicante

El alcalde de Alicante en el pleno telemático de noviembre

El alcalde de Alicante en el pleno telemático de noviembre Álex Domínguez

Tras casi diez horas del inicio del pleno ordinario de diciembre, la sesión ha finalizado con un cruce de buenos deseos, ante las fiestas navideñas, de todos los grupos municipales del Ayuntamiento de Alicante. Todo apunta a que la próxima sesión plenaria -sin fecha aún- será para aprobar los Presupuestos municipales de 2021. Feliz Navidad.

El pleno del mes de diciembre ha finalizado con la aprobación de una iniciativa de Vox para pedir al Gobierno central el "cese de forma inmediata los traslados de inmigrantes al aeropuerto de Alicante-Elche" y además de instar a la subdelegada del Gobierno "que dé explicaciones públicas sobre el conocimiento que tiene acerca del protocolo sanitario de los traslados de inmigrantes ilegales al Aeropuerto Alicante-Elche". La propuesta ha contado con el apoyo del bipartito (PP y Cs), frente al rechazo insuficiente de la izquierda, que ha acusado a la derecha de mantener un discurso xenófobo.

Como estaba previsto, el Pleno de Alicante ha rechazado la propuesta de los ultras de Vox de que Alicante deje de ser una ciudad de predominio lingüístico valenciano. La propuesta ha contado con el apoyo del PP, como sucedió hace casi un año, la abstención de Ciudadanos -que ha cambiado del "no" de hace un año al voto "intermedio"- y el rechazo de los tres grupos de izquierda (PSOE, Unidas Podemos y Compromís). Así, el bipartito vuelve a romper su unidad de voto ante esta iniciativa de los ultras un año después. La abstención de Cs ha sido definitiva para el futuro de la iniciativa. "En enero trajeron esta iniciativa, le contestamos que no era el momento. Solo buscaba polémica. Las lenguas están para comunicarse, no estamos para remover nada cuando existe un consenso tan grande con la ley de uso del valenciano. Yo soy igual de español que usted. En esta comunidad autónoma no hay discriminación", ha señalado el concejal Antonio Manresa, como voz de Ciudadanos. Por el grupo naranja no ha intervenido en el pleno ni su portavoz municipal, la vicealcaldesa Mari Carmen Sánchez, ni el portavoz adjunto, José Luis Berenguer.

El Pleno municipal ha aprobado una iniciativa de Vox para instar a la Conselleria de Educación a la instalación de un sistema de videovigilancia para prevenir robos y otros delitos en los colegios de la ciudad, como el recientemente sucedido en Benalúa.

No habrá calle en la ciudad de Alicante para Rafael Palmero, el que fuera obispo de Diócesis Orihuela-Alicante. La propuesta de Vox solo ha contado con el respaldo del PP, mientras que el otro socio de gobierno, Ciudadanos, se ha abstenido y los tres grupos de la izquierda han votado en contra. Así, la iniciativa no ha salido adelante.

Apoyo casi unánime del pleno municipal de Alicante a la propuesta de Compromís de instar al Gobierno central a que inicie los trámites para reformar la fiscalidad de los productos de higiene femenina, considerándolos de primera necesidad y reduciendo al mínimo (4%) el tipo impositivo. Todos los grupos han apoyado la medida, salvo la abstención de Vox.

La abstención de Vox ha permitido al bipartito de Barcala salvar una iniciativa de Unidas Podemos para forzar a PP y Ciudadanos a establecer medidas para cumplir la sentencia que obliga a establecer una Zona Acústicamente Saturada (ZAS) en el entorno del Centro Tradicional. La propuesta solo ha sumado el voto de la izquierda, insuficiente para ser aprobada. Antes del debate entre grupos, en el que el bipartito ha defendido que está tomando medidas y que no toma más porque sería de "trileros" hacerlo en plena pandemia y la izquierda ha acusado de mirar hacia otro lado para no cumplir la sentencia, ha intervenido un representante de la Asociación de Vecinos del Centro Tradicional, que ha exigido medidas para reducir el ruido en el entorno de Castaños.

El Pleno ha rechazado una propuesta del PSOE para instar al gobierno municipal de Alicante que incorpore "paulatina" de los puestos de trabajo necesarios para el servicio de Acción Social. La iniciativa se ha tratado a apenas dos semanas de que el Ayuntamiento pierda ochenta trabajadores que, supuestamente, volverán a ser contratados una vez empiece el próximo año ante la falta de un contrato programa desde la Conselleria de Políticas Inclusivas. La propuesta ha contado con el rechazo del bloque de derechas, frente al apoyo de la izquierda.

El Pleno de Alicante reclama que los ayuntamientos participen en el Fondo de Recuperación de la Unión Europea. El pleno aprueba una declaración institucional en la que se adhiere a la de la FEMP, solicitando una participación proporcional a la de la Administración Local en el gasto público con los votos a favor del PP (9), Ciudadanos (5) y Compromís (2), la abstención del PSOE (9) y en contra de Unidas Podemos (2).

De nuevo, la derecha y la izquierda se han vuelto a dividir en una votación plenaria. En este caso, en una propuesta del bipartito, que ha contado con el respaldo de Vox, para pedir a la Generalitat Valenciana, en manos del Botànic, que levante la prohibición de vender alimentación y bebidas en las salas de cine de la Comunidad Valenciana. Desde los grupos progresistas han criticado que la medida choca con el criterio de los expertos sanitarios, mientras que la derecha ha abogado que es una propuesta que ayudará a la economía del sector.

El pleno municipal se ha retomado con una declaración institucional promovida por el equipo de gobierno de PP y Ciudadanos para instar a la Generalitat Valenciana a que refuerce el sistema sanitario de cara al inicio de la campaña de vacunación contra el covid. La propuesta ha salido adelante con el voto a favor de la derecha (PP, Cs y Vox) y el rechazo de la izquierda (PSOE, Unidas Podemos y Compromís).

Receso en el pleno para comer. La sesión regresa a las 16.15 horas.

El pleno aprueba una declaración institucional a favor del pueblo saharaui con el voto a favor del PSOE, Ciudadanos, Unidas Podemos y Compromís, con la abstención del PP y Vox.

Las preguntas del pleno han finalizado con una cuestión "in voce" planteada por Unidas Podemos sobre el estado de la Escuela Infantil Municipal 7 Enanitos. La concejala de Educación, Julia Llopis (PP), ha respondido, y lo ha hecho en su tono habitual: "No pensaba contestar porque con su 'bla bla bla' parece un charlatán de feria [a Xavier López, portavoz de al coalición]. La próxima vez que me pidan una visita, les mandaré a la feria".

Sobre el fondo de la cuestión, Llopis ha admitido deterioros en las instalaciones educativas municipales, pero ha negado que tenga relación con su llegada al gobierno municipal, a mediados de 2019. "La visita era política. No era técnica. Han mostrado mala intención, no quieren construir. Las escuelas no están deterioradas porque yo he llegado al cargo. ¿Habría que hacer otras? Se podría plantear. Pero todos los años se hacen mejoras. Ha sido una falta de respeto. No insultan a esta concejala, sino a las direcciones de los colegios". El pleno aprobó recientemente una propuesta para impulsar la construcción de una tercera escuela infantil, que no se ha incluido en el Presupuesto del Patronato, ya aprobado gracias a Vox tras el voto en contra de la izquierda.

Llega el turno de las preguntas y ruegos en el pleno municipal. Con cuestiones sobre aguas, vivienda y planes parciales a cargo de Unidas Podemos y Vox.

Segunda comparecencia de concejales del equipo de gobierno a petición del grupo municipal socialista. En este caso, de la edil de Hacienda y Hostelería, Lidia López, a raíz de las idas y venidas con las tasas de veladores y ayudas al sector. "Es falso que haya habido cobros indebidos. El alcalde se comprometió a que las tasas fueran no cobradas o devueltas", ha explicado la edil en una defensa de la gestión, que ha sumado las críticas de la izquierda y también de Vox y que ha dejado sin responder la mayoría de las preguntas formuladas desde la oposición.

El Pleno municipal de diciembre ha continuado con la comparecencia del concejal de Limpieza, Manuel Villar (PP), a petición del grupo municipal socialista por la supuesta falta de transparencia. En las intervenciones previas, los grupos de izquierda han aprovechado para afear al bipartito las trabas a la hora de facilitar información para la fiscalización de la oposición, recordando que han tenido que acudir en numerosas ocasiones al Síndic de Greuges para denunciar la situación.

En su comparecencia, Villar ha relatado punto a punto todas las peticiones realizadas por el PSOE a lo largo de este mandato. "No hay concejal que haya dado más información que yo. A ustedes no les importa mejorar la limpieza de la ciudad, crean plataformas y hacen lo que sea por ensuciar el nombre de la ciudad. Sólo les importa lo que pasó desde 2018, antes no, que era cuando ustedes gobernaban", ha señalado el popular en una defensa férrea de su año y medio al frente de la Concejalía de Limpieza.

Compartir el artículo

stats