La suspensión de las clases en colegios e institutos a consecuencia del temporal se amplía hoy a 16 localidades de la provincia de Alicante y afecta a más de 17.000 alumnos, según los últimos datos aportados por Educación toda vez que se los han trasladado de antemano desde los respectivos ayuntamientos.

Los municipios que no abren hoy los centros educativos son Banyeres de Mariola, Camp de Mirra, Confrides, l’Orxa y la Torre de les Maçanes, que se suman a los que mantienen también el cierre desde ayer en Beneixama, Biar, Alfafara, Beniarrés, Ibi, Muro de Alcoi, Salinas, Onil, Castalla, Sax y Villena. 

Al margen de esta ausencia obligada a las clases, en el resto de los colegios e institutos aproximadamente faltaron ayer a clase uno de cada tres estudiantes, y previsiblemente mantengan también hoy su ausencia según se desprende de la consulta llevada a cabo por este diario en colegios e institutos de toda la provincia.

102

El temporal de frío y nieve en la provincia de Alicante, en imágenes JUANI RUZ, AXEL ÁLVAREZ, JAVIER JOVER, INFORMACIÓN

La obligación de mantener las ventanas abiertas en las aulas para evitar los contagios de covid echa para atrás a numerosas familias con niños mayoritariamente de Infantil, que han vaciado a la mitad las aulas de los alumnos más pequeños.

En el caso de los alumnos de Secundaria las ausencias las achacan más los directores consultados a que se trata de una semana lectiva muy corta, con apenas dos días de clase, lo que unido también al temporal de frío ha contribuido a colgar la mochila hasta el lunes que viene entre los estudiantes de institutos y de Formación Profesional. «Es lo esperado entre el alumnado más mayor con este tipo de semanas de pocos días», indicaron.

Vuelve a nevar en Fageca Ayuntamiento de Fageca

Pero mayoritariamente ha sido la ola de frío la que ha originado la desbandada de alumnado al evidenciar los problemas de combinar la calefacción con la ventilación de las aulas a consecuencia de la pandemia.

En algunos centros la dirección se adelantó a la apertura de las aulas para tratar de caldearlas de antemano tras quince días cerradas, y done no lo hicieron reconocían que lo gélido del ambiente resultaba «insoportable», aunque tenían claro que la salud y evitar los contagios es lo primero.

Según estimaciones del sindicato de enseñanza mayoritario, STEPV, los termómetros de las aulas «en pocos casos han superado los 10ºC de temperatura, lo que es incompatible con mantener calientes las aulas y en la temperatura adecuada para impartir docencia», precisan estos delegados. 

Añaden que la legislación marca que la temperatura en los lugares de trabajo no debe ser inferior a los 17ºC, según las disposiciones mínimas de seguridad y salud «y en algunos centros la calefacción no ha funcionado, lo que ha agravado aún más la situación. En otros centros, muchas familias no han llevado a sus hijos e hijas a la escuela o, en el caso de alumnado mayor de edad, no han asistido a las clases y han pedido al centro que se active la educación online», añaden, tal y como comprobó este diario.

Purificadores

Al igual que desde CC OO, en el STEPV lamentan que los filtros Hepa que la conselleria anunció que se enviarían a los centros educativos para mejorar la ventilación de las aulas «aún no han llegado».

Preguntada sobre este extremo, desde Educación avanzan que hoy mismo se empezarán a distribuir estos purificadores en los espacios habilitados como aulas y que no cuentan con la ventilación natural adecuada.

En concreto explican que «la Conselleria de Sanidad ha recibido los 1.000 primeros purificadores con filtros Hepa, de los 8.000 que ha adquirido para repartir en los centros educativos de la Comunidad. Somos la primera autonomía que estamos adquiriendo purificadores para que se puedan utilizar en aulas que no tengan ventilación óptima, y en momentos en que la meteorología lo requiera».

Su distribución «empieza el 8 de enero en poblaciones del interior de nuestro territorio. Estamos coordinados para ir repartiéndolos a medida que Sanidad los vaya recibiendo hasta llegar a los 8.000 dispositivos», abundan desde Educación.

No obstante las autoridades educativas recuerdan que la ventilación natural es la medida más eficaz, que la adoptan en toda Europa y que se trata de ventilar cada 25/30 minutos durante unos 3/5 minutos, «no es necesario tener las ventanas abiertas todo el día».